Contáctanos a través de:

Comida Mexicana

Platillos mexicanos con nombre de su origen de elaboración

Preparaciones que llevan el alma de México en cada uno de sus ingredientes

¿Platillos mexicanos con nombre de su origen?; Existen platillos que nos recuerdan el lugar donde los probamos por primera vez, también hay otros que aún sin degustarlos nos remontan a un destino muy lejano.

Por eso, en esta ocasión te presentamos algunos platillos mexicanos que se llaman como el lugar donde fueron inventados.

Platillos mexicanos con nombre de su origen
Platillos mexicanos con nombre de su origen. Tampiqueña. Imagen: Archivo

Platillos mexicanos con nombre de su origen: Tampiqueñas

La Tampiqueña tiene orígenes en dos momentos y lugares distantes. Tenemos que trasladarnos hasta la Revolución Mexicana, una época de vacas flacas que obligó a los hacendados a obtener la carne lo más delgada posible con el fin de hacer rendir la baja producción.

A ese corte se le conoció como Tampiqueña sin ninguna guarnición. Los complementos que conocemos hoy en día fueron añadidos tiempo después en el restaurante Club Tampico de la Ciudad de México.

Desde entonces acostumbramos comer este corte con un plato rebosante de enchiladas verdes, arroz y frijoles negros. Es tan basto que en la mayoría de las veces lo tenemos que compartir.

Platillos mexicanos con nombre de su origen
Platillos mexicanos con nombre de su origen. Huevos Motuleños. Imagen: Archivo

Huevos Motuleños

No se conoce con exactitud el origen de este característico platillo de la cocina yucateca, lo que sí sabemos es que ha servido para poner en el mapa culinario a Motul, un pueblo de tradición maya ubicado a escasos 40 kilómetros de  Mérida.

La receta original ha pasado de generación en generación manteniendo su deliciosa  esencia: dos huevos fritos sobre tortillas rellenas de frijoles acompañados de jamón, chícharos, plátano macho frito y un baño de salsa de jitomate. ¡Para chuparse los dedos!

Platillos mexicanos con nombre de su origen
Platillos mexicanos con nombre de su origen. Pescado a la Veracruzana. Imagen: Archivo

Platillos mexicanos con nombre de su origen: Pescado a la Veracruzana

Existen tres elementos que no pueden faltar en cualquier pescado a la veracruzana; el primero, por supuesto, es el pescado blanco fresco, puede ser tilapia, mojarra o huachinango.

El segundo, es la hoja de plátano donde se cuece lentamente; y el tercero, son las verduras que le dan ese sabor tan único. Comúnmente se utiliza cebolla, jitomate, ajo, perejil o laurel, chiles güeros y un toque de aceitunas.

Se dice que el pescado a la mexicana surgió por la enorme variedad de productos que llegaban al puerto desde el viejo continente. Los habitantes de Veracruz empezaron a realizar platillos con estos sabores denominando “A la veracruzana” como un sello culinario propio.

Platillos mexicanos con nombre de su origen
Platillos mexicanos con nombre de su origen. Enchiladas Potosinas. Imagen: Archivo

Enchiladas Potosinas

Fueron creadas por accidente en el hogar de doña Cristina Jalomo, una orgullosa potosina quien descubrió lo delicioso que era revolver masa de maíz con salsa picosita.

Doña Cristina y su familia popularizaron esta receta que al día de hoy es sello de la gastronomía potosina y mexicana.

Se trata de pequeñas quesadillas rellenas de queso, hechas con masa enchilada (chile guajillo, serrano o ancho). Se coronan con crema, queso y cebolla.

CPlatillos mexicanos con nombre de su origen
Platillos mexicanos con nombre de su origen. Campechana. Imagen: Archivo

Campechanas

Las campechanas son un pan crujiente que seguramente has comido alguna vez en la vida, no debes confundirlas con los “campechanos” que son tacos que mezclan carne de diferente sabor.

Las campechanas se preparan con harina, manteca, sal, agua y azúcar, ingredientes que se amasan hasta tener una mezcla elástica y esta se hornea hasta obtener la consistencia perfecta, finalmente se espolvorean de azúcar al gusto.

son del Estado de Campeche y si vas a este lugar pídelas con una taza de café. Ciertas veces las rellena de mermelada, cajeta, crema o inclusive de mariscos (conocidos también como volovanes).

chongos zamoranos
Platillos mexicanos con nombre de su origen. Chongos Zamoranos. Imagen: Archivo

Chongos Zamoranos

Su nombre se lo deben al parecido con los chongos de las señoras que lo cocinaban en Zamora, Michoacán. Para su elaboración se utiliza leche, azúcar, canela y yemas ¿Cómo es posible que una preparación de tan solo 4 ingredientes sepa tan deliciosa?

Existe diversas versiones de su origen, algunos creen que fueron creados durante la Revolución y otros que fue durante el Virreinato.

También se le ha llamado queso dulce ya que se le relacionan con la producción de queso cotija (también michoacano) al cual se lo puso azúcar en lugar de sal.

Platillos mexicanos con nombre de su origen
Platillos mexicanos con nombre de su origen. Langosta Puerto Nuevo. Imagen: Archivo


Platillos mexicanos con nombre de su origen: Langosta “Puerto Nuevo”

La paradisiaca región de Ensenada es cuna del vino mexicano y de la cocina de mar. Muy cerca de ahí se encuentra Puerto Nuevo, un poblado  famoso por la preparación de su langosta.

La langosta Puerto Nuevo se cocina con agua y sal a fuego lento, pero se temina de cocinar a las brasas o en parrilla.

Se sirve con gigantescas tortillas de harina, frijoles, arroz rojo, salsa, limón y un recipiente con mantequilla derretida. ¡Es todo un manjar! Algunas personas dicen que surgió en el Restaurante Casa de la Langosta.

Platillos mexicanos con nombre de su origen
Platillos mexicanos con nombre de su origen. Asado Mazatleco. Imagen: Archivo

Asado Mazatleco

Además de playas y atardeceres hermosos, Mazatlán es cuna del asado mazatleco, una receta familia preparada con carne de res cortada en cubos la cual se mezcla con verduras como cebolla, calabaza, zanahoria, especias, lechuga, aguacate, limón y papas.

La sazón de este sencillo plato depende de quien lo prepare, pero créenos, siempre es exquisito.

Platillos mexicanos con nombre de su origen
Platillos mexicanos con nombre de su origen. Tecate. Imagen: Archivo

Las bebidas “El Tehuacán”, la cerveza “Tecate” y “la Bacanora”

“El Tehuacán” para los mexicanos es un sinónimo de agua mineral ¿A quién no lo mandaron a la tienda por los “Tehuacanes”? Su nombre proviene del municipio poblano donde los manantiales minerales brotan con singular alegría.

Por si no lo sabias Tecate no solo es nombre de una cerveza, en realidad se trata del municipio fronterizo de Baja California donde surgió una de las primeras cerveceras del país.

Platillos mexicanos con nombre de su origen. Tacos. Imagen: Archivo

Por otro lado, Bacanora es un pueblo del estado de Sonora donde crecen agaves del mismo nombre que se utiliza en la producción de esta bebida con denominación de origen. Es un destilado de fuerte sabor y único en el mundo.

¿Ya se te abrió el apetito?  A nosotros ya, por eso le vamos a dejar aquí para irnos a comer algún antojito típico. Si conoces algún otro platillo mexicano que se llame como el lugar donde se creó, déjanoslo en los comentarios y ¡Buen provecho!

Y recuerda, “Nunca dejes de viajar

Platillos mexicanos con nombre de su origen. Platillos Mexicanos. Imagen: Archivo

CDMX

¡Estos son los mejores MERCADOS para comer en CDMX!

Un recorrido por los lugares más fancy y los más garnacheros ¡para deleitar a tu paladar!

Ya es fin de semana y esto implica olvidarnos de la dieta y disfrutar de las delicias gastronómicas que nuestra ciudad tiene para nosotros. Es por eso que hoy te traemos algunos de los mejores y más deliciosos mercados para comer en CDMX.

Y es que los mercados son lugares super característicos en nuestro país, llenos de color, sabor, alegría y localitos que no puedes perderte pues tienen platillos que van desde unas exquisitas garnachas, hasta la comida exótica y gourmet. ¡Vayamos a descubrirlos!

Mercados para comer en CDMX. Foto por Intriper.

Mercado de San Juan

Si de excentricidades hablamos, el mercado de San Juan es un ejemplo de ello. Ubicado en la colonia Centro, entre las calles Buen Tono y Luis Moya, los pasillos de este lugar están repletos de aromas diferentes y que no encontramos tan fácilmente por la ciudad de México.

En sus aproximados 300 locales se ofrecen carnes de: cocodrilo, avestruz, armadillo, iguana, zorrillo, jabalí, cabrito, lechón, ¡y hasta búfalo!

Y si eres un aventurero en esto de los sabores, entonces no puedes dejar pasar la oportunidad de probar algunos insectos y bichos raros como: los gusanos de maguey, escamoles, ranas, y escorpiones.

¿Hambre? Visita el mercado de San Juan. Foto por CDMX Secreta.

Pero, si quieres algo mas común también venden pollo, pato, faisán, o ganso…Ya sabes, lo normal por si tú o tu acompañante no les gusta experimentar.

Acá te dejamos dos de los locales que sí o sí debes visitar. Empecemos con “Carpaccio”, un spot de “street food”, como le gusta llamarlo a su propietario, Don Ricardo, debido a que aquí puedes observar el proceso de elaboración de tus alimentos mientras te comen las ansias por probarlos.

Mercados para comer en CDMX. Foto por Tijuana Travel.

Se trata de mariscos frescos que han sido transformados en ceviches, aguachiles y cocteles. Los precios por persona van desde los $100 mxn hasta los $200 mxn, todo dependerá de cuán generoso decidas ser con tu estómago.

Ahora volvamos con un poco más de comidas exóticas e igual de sabrosas, ya que en “Los Coyotes” puedes probar sus finísimas hamburguesas con carne de león, jabalí, o venado por tan solo $200 mxn. ¡Bon Appetit!

Mercado de San Juan. Foto por City Express.

El Mercado de Jamaica…¡Una delicia mexicana!

Este mercado es conocido principalmente por las miles de flores y plantas que adornan sus locales, pero también se vale asistir a probar las garnachas que puedes disfrutar.

Empecemos a abrir nuestro apetito con los tradicionales esquites de doña Hortensia, aunque bueno, era mentira lo de tradicionales, ya que aquí se preparan de una forma muy peculiar.

Entre los muchos ingredientes que se agregan a estas delicias, está el chile de árbol, mantequilla, habanero, epazote, suadero y hasta tuétano. ¿También se te hizo agua la boca?

Esquites, un manjar de la cocina mexicana. Foto por Gordoteca.

Pues bien, para continuar en este mood, vayamos a nuestra parte favorita, las garnachas. Una de las más vendidas en el mercado, son los huaraches. Con su maravillosa capa de frijoles, queso, aguacate, lechuga, nopales y algunos ingredientes extras como pollo, bistec o costilla.

Son todo un manjar para el paladar, además de que se sirven en cantidades muy generosas y puedes acompañarlos con un buen refresquito por tan solo $130 mxn. Y si aún tienes un huequito para el postre, entonces un café de olla con su respectivo pan de elote para estos fríos, son la solución.

Tampoco debes dejar de probar las gorditas de chicharrón, quesadillas, sopes, y algunos otros antojitos mexicanos. El Mercado de Jamaica se localiza en la calle Guillermo Prieto 45, en la delegación Venustiano Carranza.

Mercados para comer en CDMX. Foto por Cocina Delirante.

Corredor Salamanca, un auténtico mercado gourmet

De acuerdo a Forbes México, el Corredor Salamanca es uno de los mejores 9 mercados gourmet de CDMX, pues aquí podrás encontrar platillos de la cocina tradicional, así como de vanguardia.

Ubicado en la colonia Roma, las propuestas gastronómicas que aquí se ofrecen son totalmente deliciosas e ideales para olvidarnos de los carbohidratos.

Ping Pong en Corredor Salamanca. Foto por MXCity.

El concepto del lugar es “Pong Bar”, lo que significa que se combina un bar, con las instalaciones necesarias para jugar ping pong.

Disfruta de su variedad de snacks como papas a la francesa, hamburguesas, sushi y bagels. En Ice Cream Nation debes conocer los helados con nitrógeno, que hace que su textura sea mas suave de lo normal.

Este mercado es ideal si andas con el mood fancy activado, y abre sus puertas al público todos los días de la semana desde las 11 am hasta las 11 pm.

Ice Cream Nation. Foto por Vibetv.

Un must en los mercados para comer en CDMX, Mercado Portales

¡Ojo aquí! Porque en este mercado existe un restaurante con temática de Star Wars. Su nombre es Tropper Gourmet, y ofrece hamburguesas que simulan un ewook las cuales están rellenas de fruta o queso, con champiñones y germen, es decir, lo que representa el bosque, además de una salsa de zarzamora, ¡qué delicia!

El consumo aproximado por persona es de $250 mxn y existen algunas otras peculiares creaciones como el hot dog chewbacca con rufles y salsa de zarzamora. O bien, sus costillas con salsa BBQ y jamaica. ¡Qué la fuerza te acompañe!, seguro lo vas a necesitar.

Tropper Gourmet. Foto por Pásala.

Sigamos con “Tierra adentro”, un imperdible en el que se ofrecen platillos representativos de cada estado de la República Mexicana. Por $150 mxn tienes acceso a un aperitivo, plato fuerte y por su puesto, el postre.

¿Que tal empezar con una crema de amaranto? Continuar con un mixiote criollo de pollo, y cerrar con un flan de manzanilla. Estos son solo algunos ejemplos de los platillos disponibles, pero pueden variar de acuerdo al día de la semana que decidas visitarlo.

El Mercado Portales se ubica en Santa Cruz #5, en la colonia San Simón. No te lo puedes perder, pues además de sus restaurantes, ofrece algunos otros artículos como disfraces, plantas y adornos para el hogar.

Mercados para comer en CDMX, Tierra Adentro. Foto por Food & Wine.

Cerremos con el Mercado Hidalgo

Y para cerrar con “broche de oro”, vamos a regresar con las deliciosas garnachas, pero esta vez del Mercado Hidalgo, ubicado en Dr. Barragán #188, en la Colonia Doctores.

Sabemos que puedes encontrar puestos de quesadillas y gorditas en muchos lugares, pero te aseguramos que el sabor de estos bien merecen una visita.

Mercados para comer en CDMX. Foto por City Express.

En “El Rinconcito”, encontrarás estas delicias, que ademas no cuestan mas de $20 mxn cada una. De ahí, te puedes pasar por unos buenos tacos de suadero con guacamole y, terminar con una deliciosa cochinita pibil. ¡Acompáñalos con un tepache y provechito!

La lista de mercados para comer en CDMX es muy larga y variada, sin embargo, ten por seguro que te recomendamos solo los mejores para que elijas tu favorito y te lances este fin de semana con tu pareja, familia o amigos. Y recuerda, #Nuncadejesdecomer!

Los coloridos mercados de CDMX. Foto por Publimetro.

Continua Leyendo

CDMX

Cencalli, esta es “La Casa del Maíz” en México

Ya está abierta y está en el Bosque de Chapultepec ¡Vamos!

PORTADA-Cencalli-La-Casa-del-Maíz-Foto-Luis-Juárez-J.

En una ciudad tan grande como la CDMX, en pleno Bosque de Chapultepec, dentro de lo que fuera en Molino del Rey se localiza Cencalli, un nuevo museo gastronómico dentro del Centro Cultural Los Pinos y que expone ante la mirada de todos los visitantes a nuestro “ingrediente identidad”, para dar como resultado “la Casa del Maíz”.

Molino del Rey y Acueducto de Chapultepec - Foto Luis Juárez J.
Molino del Rey y Acueducto de Chapultepec – Foto Luis Juárez J.

Cencalli: un proyecto único

Desde que se pensó en abrir las puertas de la residencia de Los Pinos al público, después de funcionar por décadas como residencia presidencial, se buscó una oferta cultural interesante para todos los mexicanos y extranjeros.

El sitio ideal para este proyecto era el Molino del Rey, aquel lugar que sirvió desde el siglo XVII para la producción del trigo y pan.

Cencalli La Casa del Maíz - Foto Luis Juárez J.
Cencalli La Casa del Maíz – Foto Luis Juárez J.

En épocas pasadas los molinos hidráulicos se utilizaban para la molienda de granos y semillas y eran propulsados con el cause del agua de los ríos o en este caso de los afluentes del Cerro del Chapulín (Chapultepec). Incluso en tu visita podrás ver los vestigios del acueducto .

Cencalli tiene 5 pisos y 8 salas donde están repartidos un sinfín de atractivos culturales y gastronómicos. La curaduría y cédulas explican y proveen de información interesante sobre toda la cosmogonía del maíz de acuerdo a nuestras raíces prehispánicas.

Molino del Rey, hoy Cencalli - PORTADA Cencalli La Casa del Maíz - Foto Luis Juárez J.
Molino del Rey, hoy Cencalli – PORTADA Cencalli La Casa del Maíz – Foto Luis Juárez J.

Salas de la Casa del Maíz

En la primera sala se pueden visualizar maquetas del molino, así como parte de la historia de todo el sitio, incluyendo crónicas de batallas, algunos óleos y fotografías de este lugar antes de comenzar con el proyecto “La Casa del Maíz”.

No te pierdas ver las radiografías iluminadas de varias especies de maíz, algo muy creativo y visual.

Museo del Maíz - Foto Luis Juárez J.
Museo del Maíz – Foto Luis Juárez J.

Al subir puedes percibir una curaduría llena de mazorcas y olotes, donde la información que conocerás te ayudará a entender la milpa y su complejo sistema. De igual forma verás el mapa con los vestigios y restos arqueológicos encontrados ¡hace más de 6000 años!

Instrumentos para el cultivo - Foto Luis Juárez J.
Instrumentos para el cultivo – Foto Luis Juárez J.

Al subir en los siguientes niveles aparecerán frente a ti, las herramientas de cultivo, los dioses aztecas y las infografías sobre otros ingredientes que participan en la dieta de los mexicanos como: el chile, la calabaza, el frijol, el jitomate y los quelites.

Inforgrafías museográficas - Foto Luis Juárez J.
Inforgrafías museográficas – Foto Luis Juárez J.

Abriendo el apetito en Cencalli

En los últimos pisos también se encuentran lineas del tiempo y cronologías sobre diversos temas en el que el maíz se involucra como parte importante de la historia. Desde su cultivo, hasta su exportación.

Arte con maíz - Foto Luis Juárez J.
Arte con maíz – Foto Luis Juárez J.

Los interesantes videos informativos muestran comunidades y mujeres indígenas usando el fogón, metates y arando el campo para poder obtener desde los elotes frescos hasta la elaboración del nixtamal.

Metate - Foto Luis Juárez J.
Metate – Foto Luis Juárez J.

Algunas partes de Cencalli “La Casa del Maíz” son interactivas, en donde los sensores se activan con nuestro movimiento sin necesidad del tacto (modalidad post-pandemia) y las animaciones y audio se unifican para que escuches todo acerca de las tortillas, los deliciosos tamales, las regiones de cultivo y muchas más cosas interesantísimas.

Exposiciones interactivas - Foto Luis Juárez J.
Exposiciones interactivas – Foto Luis Juárez J.

Una de las salas más atractivas te mostrará todo lo que se puede comer y que incluye al maíz como ingrediente principal.

Tamales, tortas, bebidas, tacos, dulces, tlacoyos, bocoles, pan, huaraches, chilaquiles, pozole, esquites, panuchos e incluso brebajes de herbolaria para uso medicinal. ¡Qué tal!

Disfruta de unas tortillas hechas a mano. Foto hekoer_1
Disfruta de unas tortillas hechas a mano. Foto hekoer_1

El arte del maíz en México

Te recomendamos prestar atención a las grandes fotografías que se encuentran en cada salida de los elevadores, pues son a gran formato y transmiten emociones encontradas conforme realizas tu recorrido.

Cocinas mexicanas - Foto Luis Juárez J.
Cocinas mexicanas – Foto Luis Juárez J.

No puede pasar desapercibida la última sala donde el arte cobra forma en las representaciones del maíz sobre el arte mexicano: textiles, jícaras, comales, puertas atriales y hasta cocinas a escala.

Aquí mismo conocerás de las rutas y sobre cómo el maíz viajó por todas partes del mundo; desde África hasta Filipinas el maíz ha sido vital para el ser humano, muy a pesar de esas iniciativas de producción trangénica.

Jícaras y puertas atriales - Foto Luis Juárez J.
Jícaras y puertas atriales – Foto Luis Juárez J.

Incluso podrás ver una cortina de mazorcas hechas con yeso y pintadas de diferentes colores y en las afueras del Molino del Rey está un Cuexcomate, un granero de la época prehispánica que merecerá un par de fotos. Aquí una de ellas.

Cuexcomate - Foto Luis Juárez J.
Cuexcomate – Foto Luis Juárez J.

Todo sobre Cencalli, la casa del maíz

Al ser un museo nuevecito ya se planean hacer diferentes actividades que se irán activando poco a poco como talleres, conferencias y presentaciones.

Debes enterarte que en ciertas fechas se llevan a cabo muestras folklóricas y gastronómicas donde -por supuesto- hay mucha comida hecha a base de maíz.

Dioses aztecas - Foto Luis Juárez J.
Dioses aztecas – Foto Luis Juárez J.

Cencalli, “La Casa del Maíz”, se une a la propuesta cultural de la CDMX donde más allá de un ingrediente fundamental para los mexicanos, se demuestra que todo el país está hecho de Maíz y en el Molino del Rey conocerás cada elemento que te hará sentir orgulloso de tus raíces de Milpa.

Cortina del maíz - Foto Luis Juárez J.
Cortina del maíz – Foto Luis Juárez J.

Guía rapida:

Cencalli / Casa del Maíz y Cultura Alimentaria

Molino del Rey / Complejo Cultural Los Pinos / Bosque de Chapultepec 1ra Sección. Metro Constituyentes. CDMX

Entrada libre / Martes a Domingo 10:00 – 17:00hrs.

Continua Leyendo

Comida Mexicana

Este es el Pan de Muerto de Guanajuato ¡Qué delicia!

¡Pásame ese bracito del muertito con un poquito de cajeta!

Pan de muerto en Guanajuato. Foto: el Xoconostle

Cada vez la tradición del día de muertos toma más fuerza en México. Solemnidad, color, aromas, luces y emociones se mezclan como una receta secreta que ha dado la vuelta al mundo. Como sabrás la comida es parte de esa tradición y hoy te vamos a contar otra forma de recordar a los muertos: el pan de muerto de Guanajuato

Así es, las tradiciones se heredan en todos los rincones mexicanos y en este estado no es la excepción; se trata de un delicioso pan horneado hecho justamente en la capital del estado de Guanajuato.  

Pan de muerto. Foto: Cacomixtle Guanajuato
Pan de muerto de Guanajuato. Foto: Cacomixtle

El día de muertos es la clásica celebración mexicana para recordar a todas aquellas personas que ya no están en este plano pero que siguen vivos en los corazones de sus familiares y amigos. Todos hacemos una ofrenda para la visita anual de nuestros muertitos.

El pan de muerto de Guanajuato en las ofrendas

Muchas familias acostumbran a colocar en los altares los alimentos que disfrutaban en vida los difuntos, pero también existe la costumbre de comer algo típico para hacerle compañía a nuestros invitados.

Pan de muerto de Guanajuato. Foto: Cockalorum By El Gallito
Pan de muerto de Guanajuato. Foto: Cockalorum By El Gallito

Así tenemos el dulce de calabaza, las calaveritas de azúcar, las galletas, tamales, dulces cristalizados, atole o chocolate caliente y el famoso pan de muerto en distintas presentaciones.

En la ciudad de Guanajuato el pan de muerto únicamente lo podrás encontrar en las panaderías tradicionales de esta capital, un delicioso bizcocho lleno de color y sabor ya que se encuentra hecho a base de anís y bañado con una “cajeta de muerto” de diferentes sabores como guayaba o nuez.

Pan de muerto de Guanajuato. Foto: Turismo Gto.
Pan de muerto de Guanajuato. Foto: Turismo Gto.

Una receta heredada

De acuerdo a los panaderos tradicionales, este suculento pan de muerto es el resultado de la mezcla de harina, piloncillo, manteca, azúcar, levadura, huevo, leche, y un toque especial de anís.

Con la mezcla lista y amasada se forma un bulto sobre una charola engrasada el cual se asemeja al cuerpo de una persona, con los brazos cruzados y los pies juntos.

Pan de muerto de Guanajuato. Foto: Il Giardino
Pan de muerto de Guanajuato. Foto: Il Giardino

¿Y el relleno del pan de muerto de Guanajuato?

Es muy sencillo, “La cajeta de muerto” con la que se acompaña este pan está elaborada con camote, el cual se coserá en una cazuela de barro o de cobre, esto le brindará un sabor muy especial.

Ya con la deliciosa base de la cajeta se puede mezclar con otros sabores como nuez, fresa, chocolate o guayaba, ésta se mezclará hasta lograr una especie de crema batida la cual se vierte sobre el pan de anís.

Cajeta de nuez . Foto: Cacomixtle, Guanajuato
Cajeta de nuez . Foto: Cacomixtle, Guanajuato

Si tu celebración del día de muertos es en Guanajuato debes hacer un espacio en considerable en el estómago para probar este pan secreto que no todos muchos conocen, pero de acuerdo a la tradición, ¡les encanta a vivos y muertos!

Continua Leyendo

Trending