Contáctanos a través de:

Oaxaca

¡Vive la emoción de un viaje por Oaxaca, Puebla y Veracruz!

Las maravillas naturales, culturales e históricas se unen en un viaje inolvidable.

México es sin duda alguna un país lleno de lugares por descubrir, cada uno de ellos destaca por su imponente belleza, exquisita gastronomía, e inigualable historia, y a ti ¿Cómo te caería un viaje por Oaxaca, Puebla y Veracruz?

Estos 3 estados son una visita obligada en alguna de tus vacaciones, ya que cuentan con muchas características que los vuelven peculiares, asombrosos, e ideales para un viaje con tu familia, o bien, con tu team de amigos. 

El recorrido en carretera será un poco largo, pero los paisajes harán que valga completamente la pena, y que además, serán el spot ideal para una sesión de fotos. 

La emoción comienza desde que disfrutas de la carretera. Foto por Xavi.
La emoción comienza desde que disfrutas de la carretera. Foto por Xavi.

Del Pacífico al Golfo….

Comencemos esta aventura con el Estado de Oaxaca, que cuenta con una amplia variedad de destinos turísticos, platillos típicos, y coloridas festividades.

Si eres amante de la historia de nuestro país, entonces debes recorrer la zona arqueológica de Monte Albán, reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. 

La belleza de Monte Albán es inigualable. Foto por Eduardo Robles Pacheco.
La belleza de Monte Albán es inigualable. Foto por Eduardo Robles Pacheco.

Y si quieres vivir una experiencia visual para tus pupilas, el pueblito de Jalatlaco se convertirá en uno de tus sitios favoritos. Sus casitas de madera y adobe al estilo colonial, le permitieron ser parte de la revista “Time Out”, como uno de los 50 lugares más geniales del mundo…¡Wow!

Pasa por el mercado 20 de Noviembre y prueba el exquisito chocolate de agua, las famosas tlayudas, unos chapulines con limoncito y por supuesto, su delicioso mole negro. 

Jalatlaco y sus coloridas callecitas te esperan. Foto por Dan Nevill.
Jalatlaco y sus coloridas callecitas te esperan. Foto por Dan Nevill.

Un evento imperdible en Oaxaca, sin duda alguna es “La Guelaguetza”. El espectáculo combina una serie de bailes típicos del Estado, conciertos, exposiciones, muestras gastronómicas, y todo esto para mostrar un pedacito de lo bello que es ser oaxaqueño. 

¡Todos a bailar en la Gueleguetza!. Foto por Eduardo Robles Pacheco.

Llegó la hora de visitar Puebla

Aproximadamente 5 horas después, te encontrarás con Puebla y sus enigmáticas construcciones. Recorre Cholula y asómbrate con el túnel subterráneo de la base piramidal más grande del mundo.

Conoce el callejón de los sapos, en donde encontrarás una gran variedad de muebles y antigüedades para adornar tu hogar. Aquí sacarás a la señora que llevas dentro y seguramente no podrás resistirte a comprar al menos una pieza. 

Descubre Puebla. Foto por Russ Bowling.
Descubre Puebla. Foto por Russ Bowling.

Y como seguramente el recorrido te hará sentir hambriento, deleita a tu paladar con un exquisito mole poblano, unos chiles en nogada, molotes, y por supuesto, las bien conocidas, cemitas, que con su crujiente milanesa de res y queso oaxaca, se unen para hacer que te enamores del Estado. 

Prueba el auténtico mole poblano. Foto por Ivette Degollado.
Prueba el auténtico mole poblano. Foto por Ivette Degollado.

Cerremos este viaje por Oaxaca, Puebla y… ¡Veracruz!

Aproximadamente luego de 3 horas habrás llegado a este destino que será ideal para cerrar con broche de oro esta experiencia. 

Veracruz lo tiene todo, y podrás comprobarlo al conocer su acuario. Miles de turistas nacionales e internacionales lo visitan por ser considerado uno de los más importantes de nuestro país gracias a la variedad de especies que lo conforman. 

La biodiversidad se hace presente en Veracruz. Foto por Sergio F.
La biodiversidad se hace presente en Veracruz. Foto por Sergio F.

Descubre las delicias de “El café de la parroquia”, que desde hace más de 90 años ofrece a sus comensales deliciosas preparaciones, que van desde unas tostadas o panuchos, camarones al gusto, exquisito pan de la casa, y no nos olvidemos de su agradablemente aromático café. 

Por último, disfruta de las playas de Veracruz. Conoce “Cancuncito”, una reserva arrecifal que con sus aguas color turquesa y fina arena blanca harán que termines feliz por esta nueva aventura, además de bien bronceado. 

Un puerto que lo tiene todo. Foto por Enrique Vázquez.
Un puerto que lo tiene todo. Foto por Enrique Vázquez.

¡Te dejamos unos tips!

¿Qué te pareció éste viaje por Oaxaca, Puebla y Veracruz? Nosotros pensamos que es increíble poder recorrer algunos kilómetros y descubrir maravillosos destinos. 

Te recomendamos hacer este viaje en 7 o 10 días, aunque puede variar de acuerdo a las actividades que decidas practicar.

Serán alrededor de 16 horas de viaje de ida, y 16 horas de viaje de vuelta, pero no te desanimes, ya que puedes contratar los servicios de Autotur la empresa de transporte más grande de México.

Autotur. Foto por Autotur.
Conoce los paquetes que Autotur tiene para este viaje por Oaxaca, Puebla y Veracruz. Foto por Autotur.

Puedes rentar un autobús o camioneta para tu viaje en grupo, imagina hacer recorridos con tu familia, amigos, compañeros de trabajo o de la escuela, lo único que debes hacer es llamar o escribirles para pedir una cotización y listo, el viaje será toda una aventura ya que ustedes solo se van a preocupar en pasarla a gusto.

En esta empresa de renta de transporte, ellos son especialistas al volante por las carreteras de México, saben de rutas correctas, costos de casetas, reglas de transito y además sus unidades tienen todo lo necesario para trasladar a grupos de hasta 50 personas ¡Qué tal!

Conseguir un transporte seguro ya no será una preocupación en tu viaje por Oaxaca, Puebla y Veracruz. Anímate a vivir la aventura y cuéntanos tu experiencia por las carreteras de México.

Autotur en San Luis Potosi. Foto: El Souvenir
Autotur Renta de autobuses. Foto: El Souvenir

#Nuncadejesdeviajar!. 

Eventos especiales

Datos curiosos de la Guelaguetza, ¡una colorida tradición!

Orgullo oaxaqueño e ícono mexicano reconocido en el mundo, ¡que bella es La Guelaguetza!

Estamos a tan solo dos días de dar inicio a uno de los eventos mas coloridos, lleno de folklor y orgullo oaxaquense: La Guelaguetza. Nos llena de emoción y orgullo saber que esta gran fiesta es reconocida mundialmente, es por eso que te invitamos a descubrir estos datos curiosos de La Guelaguetza.

Oaxaca ya alista motores para recibir a los cientos de turistas y locales que se dan cita para apreciar el magno evento, al que anualmente acuden ¡mas de 150,000 personas!.

Datos curiosos de La Guelaguetza. Foto por Living and Travel.

Símbolo de fraternidad

¿Sabías que la primer Guelaguetza se celebró en el año de 1932? Y todo sucedió bajo el mandato de Genaro Vazquez, luego de que la ciudad de Oaxaca fue azotada por una serie de terremotos…el ultimo temblor antes de que se llevara a cabo esta fiesta fue de 7.8 grados en escala de Richter.

En su primera edición, se hicieron intercambios en especie pues económicamente el estado no se encontraba en las mejores condiciones, también hubo algunas expresiones artísticas como danzas, canto y concursos de poesía para animar a los habitantes.

La Guelaguetza. Foto por Descubre México.

Había presentes ocho regiones reunidas en el cerro del Fortín donde La cañada, La Costa, El Istmo, La Mixteca, La Cuenca del Papaloapan, Sierra Azul, Sierra Norte y Los Valles Centrales, demostraban lo mejor que ofrecían sus pueblos. 

Guelaguetza significa “compartir”, pues fue un símbolo de fraternidad entre los pueblos luego de la tragedia ocurrida.

Recorrido por las calles de Oaxaca. Foto por Imparcial.

Inauguración del auditorio de La Guelaguetza

Durante la colonia el evento se celebraba en la iglesia del Carmen Alto, en las faldas del cerro Bella Vista.

Pero debes saber que La Guelaguetza estuvo en pausa por algunos años, luego de la muerte de Genaro Vazquez, y se reanudó para celebrar los 400 años de la Ciudad de Oaxaca.

Posterior a ello, en 1974 se inauguró el Auditorio Guelaguetza, pero fue hasta el 1999 que se le dio este nombre. ¡El lugar tiene una capacidad para 12,000 espectadores!.

Auditorio Guelaguetza. Foto por QUIXE.

El festival arranca con el primer Lunes del Cerro y con la presencia de quien sea electa como Diosa Centéotl, la fiesta comienza del 11 de Julio y hasta el 3 de Agosto.

Esta año vas a poder disfrutar de 82 conciertos y 22 representaciones que muestran la cultura oaxaqueña a través de la música, bailes y el canto.

La Guelaguetza. Foto por Es Noticia.

Comité de autenticidad

Al ser un evento tan importante de talla internacional, La Guelaguetza tiene un “comité de autenticidad”, ¿pero de que se trata? pues es un grupo de ciudadanos que se encargan de evaluar que todas las actividades cumplan con las tradiciones del evento, y se represente con autenticidad al Estado.

Y si te preguntas ¿cuanto cuesta disfrutar del espectáculo? Los boletos en la sección A tienen un costo de $1,331 pesos y en la sección B de $1,052 pesos, con un máximo de 4 boletos por persona. Sin embargo, en las secciones C y D la entrada al evento es gratuita.

Una tradición de Oaxaca para el mundo. Foto por Modern Met.

¿Que tal te han parecido estos datos curiosos de La Guelaguetza? Ven a disfrutar de un evento que los oaxaqueños preparan con mucho amor, dedicación y sobre todo…¡orgullo!.

Acá te dejamos este video para compartirte un pedacito de lo espectacular que es vivir el evento.

¿Visitas Oaxaca? Entonces que tal si lo haces acompañado de nuestra aerolínea favorita, Aeroméxico y su programa de viajero frecuente Club Premier.

Descubre lo sencillo que es acumular puntos premier para después canjearlos por vuelos y miles de experiencias. Y recuerda, #Nuncadejesdeviajar!.

Vuela con Aeroméxico. Foto por Capital.

Continua Leyendo

Fin de Semana

Detrás del sincretismo de Ixtepec, Oaxaca ¡Hay magia!

La magia del Istmo de Tehuantepec ¡en un solo viaje!
Foto Portada: Cristian Nazariega

Ixtepec Oaxaca. Foto: Cristian Nazariega

Descubrir los secretos del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca no es tarea fácil. Tradiciones y bellezas naturales son el atractivo principal de esta zona y para ejemplo, basta un botón: Ixtepec.

Una ciudad emergente a diferencia de Juchitán, Salina Cruz y Tehuantepec, es Ixtepec, sitio de gran tranquilidad que deslumbra por su gente amable, sus sabores y las costumbres de antaño que nos llaman tanto la atención.

Casa de la Cultura Ixtepec - Foto Luis Juárez J
Casa de la Cultura Ixtepec – Foto Luis Juárez J

Edificios emblemáticos de Ixtepec, Oaxaca

El centro del pueblo cuenta con una plaza llamada “Parque Hidalgo”, la cual está rodeada de arboledas y jardineras con bancas para poder revivir cada tarde el pacífico ambiente de provincia que aún se conserva en la localidad.

Parroquia de San Jerónimo Doctor Ixtepec - Foto Luis Juárez J
Parroquia de San Jerónimo Doctor Ixtepec – Foto Luis Juárez J

La iglesia de San Jerónimo Doctor es un vestigio del siglo XVII que afortunadamente está en restauración ya que sufrió algunos daños durante los sismos del 2017. Su fachada es de corte sobrio o sencillo, pero sus campanarios y cúpula la hacen interesante a la vista.

En su interior se resguardan figuras de santos y del patrono del pueblo que tiene gran relevancia en las fiestas anuales. siempre vale la pena visitar la iglesia principal de los pueblitos mexicanos.

Palacio de gobierno Ixtepec - Foto Luis Juárez J
Palacio de gobierno Ixtepec – Foto Luis Juárez J

En frente, podrás apreciar el Palacio de Gobierno con una arquitectura más contemporánea que nos recuerda el estilo Art decó.

Pero si caminamos unas cuadras, también podrás visitar la Casa de la Cultura con un bellísimo color amarillo que resalta su estilo colonial.

Alrededor de la estación del tren

Caminar hacia la estación de tren te darás cuenta de algunas casas que aún se conservan originales; sus tejados de dos aguas y sus antiguas rejas en las ventanas, incluso debes prestar atención a los habitantes que en determinada hora salen a la calle o a pasear por los corredores para platicar bajo la sombra o tomar algo rico en las cenadurías mientras se ponen al día.

Antigua estación del tren de Ixtepec - Foto Luis Juárez J
Antigua estación del tren de Ixtepec – Foto Luis Juárez J

Algo típico que verás en la gente mayor es la vestimenta con Huipil y enagua característico de la zona istmeña que se porta con orgullo buscando siempre la preservación tradicional de nuevas generaciones.

Al igual que el idioma zapoteco que se sigue hablando, vale la pena detenerse para admirar las costumbres de los habitantes y su peculiar sonrisa que denota amabilidad.

Tehuanas del Istmo - Imagen brianda.ae
Tehuanas del Istmo – Imagen brianda.ae

Al llegar a la estación te darás cuenta que aquí está la zona comercial de Ixtepec, en donde se escucha el barullo de los marchantes de productos locales.

Debes visitar la Antigua Estación del Ferrocarril, con su arquitectura inglesa y, si corres con suerte podrás ver la llegada de los trenes de carga. ¡Cómo en los viejos tiempos!

Tren de Ixtepec - Foto Luis Juárez J
Tren de Ixtepec – Foto Luis Juárez J

Incluso serás testigo del paso de algunos migrantes antillanos y centroamericanos que buscan llegar a la frontera a través de La Bestia.

De hecho desde aquí parten con mayor seguridad en busca del sueño americano, sin duda un viaje que les cambiará la vida.

Albergue mihgrante Ixtepec - Foto Luis Juárez J.
Albergue migrante Ixtepec – Foto Luis Juárez J.

Vendimia y antojitos de Ixtepec, Oaxaca

A unas calles descubrirás Garibaldi, el jardín donde los Meños (gentilicio de Ixtepec) se reúnen alrededor de la vieja fuente de “las Nutrias”.

El nombre es debido a que el río de Ixtepec se llama “Los Perros” y se cuenta que hace unas décadas había nutrias nadando y se confundían con perros recién mojados.

Horno de piedra en Cd. Ixtepec - Foto Luis Juárez J
Horno de piedra en Cd. Ixtepec – Foto Luis Juárez J

Este parador también cuenta con cenadurías para comer antojitos como las “paisanas” (una quesadilla de tortilla de harina con carne), las “garnachas” (mini tortillas sancochadas con carne), “pollo garnachero”, “tlayudas”, “esquites”, “raspas”, “papas”, “churros” y “café”.

Garnachas del Istmo - Foto Luis Juárez J
Garnachas del Istmo – Foto Luis Juárez J

No puedes pasar por alto visitar el Mercado con sus pasillos, murales y vendimia que te sorprenderá de tan surtido que se mantiene todos los días.

Te recomendamos llegar con las vendedoras o las cocinas que sirven mole rojo, estofado de carne horneada, tamales de cambray, molotes de plátano, puré de papá, y una gran gama de platos tradicionales ¡toda una delicia!

Cocina istmeña - Foto Luis Juárez J
Cocina istmeña – Foto Luis Juárez J

Porque como se dice aquí, “podrán decir lo que sea del Istmo pero con hambre ¡no te vas!”. Así que prepara tu estómago y presume que fuiste a Ixtepec.

Mole Rojo y molote d eplátano - Foto Luis Juárez J
Mole Rojo y molote de plátano – Foto Luis Juárez J.

Septiembre: el mejor mes para visitar Ixtepec

El hotel Manzur que antes era una el Cine Lux tiene en su interior una decoración muy vintage (fonógrafos, piano, muebles y cuadros) que recuerda a esos teatros de la época de oro. Sin duda, todo un viaje al pasado.

Hotel Manzur - Foto Luis Juárez J
Hotel Manzur – Foto Luis Juárez J

Sobre las calles de este encantador pueblito, podrás entrar a algunas boutiques donde se venden todo tipo de ajuares para las famosas Velas istmeñas: vestidos, huipiles, diademas, joyería de filigrana, enaguas, rabonas, guayaberas, etc.

Huipiles y enaguas - Foto Luis Juárez J
Huipiles y enaguas – Foto Luis Juárez J

La importancia de las velas es tan necesaria para la cultura istmeña, por eso en Ixtepec el mes de septiembre representa 30 días de fiesta, celebración y honra a sus patronos.

Velas y convites del istmo - Imagen Francisco Ramos
Velas y convites del istmo – Imagen Francisco Ramos

Actividades como la Bajada de San Jerónimo, las Misas de mayordomía, los Convites, las Calendas, la Ayudada, la Labrada de cera, la Toreada, son toda una muestra de color, música y bailes tradicionales.

Fotografía antigua de las Velas istmeñas, una tradición de generaciones - Imagen cortesía Alexis Enriquez
Fotografía antigua de las Velas istmeñas, una tradición de generaciones – Imagen cortesía Alexis Enriquez

Naturaleza y paisajes del Istmo

También se vale salir de la ciudad y apreciar el Paseo del Mural con sus letras monumentales. Momento para la foto de recuerdo.

Desde aquí comienza la Super pista, una carretera que comunica con La Ventosa, poblado con un valle lleno de rehiletes eólicos que pintan el paisaje con sus giros.

La Ventosa - Foto Luis Juárez J
La Ventosa – Foto Luis Juárez J

Te recomendamos ir al atardecer para ver las siluetas y escuchar el aire que corre por este sitio.

Otro gran atractivo de Ixtepec son “los Ojos de agua” que se encuentran alrededor de la ciudad.

Debido a sus condiciones climáticas y ubicación geográfica, la sal, los mantos acuíferos y el oro son recursos naturales que presume el Istmo de Tehuantepec como parte de su encanto.

Río los Perros - Foto Luis Juárez J
Río los Perros – Foto Luis Juárez J

El ojo de agua de Laollaga, el balneario de Tlacotepec y el de Tolistoque son espacios escondidos con abundante naturaleza y que los habitantes resguardan con recelo.

Así que te pedimos cuidar el ambiente cuando vengas y no tirar basura ni desechos ya que con esta agua se surte a las comunidades aledañas.

Ojo de Agua de Tolistoque - Foto Luis Juárez J.
Ojo de Agua de Tolistoque – Foto Luis Juárez J.

Llegar a Ixtepec es fácil desde la CDMX a través de Aeromar, de hecho, es una de sus principales rutas; así que no hay pretexto para conocer esta región oaxaqueña.

Te invitamos a vivir la tradición oaxaqueña en este pueblo que nos regala las mejores estampas de México, basta con reservar y en una hora serás testigo que Oaxaca está llena de sorpresas que huelen a mole negro, pan horneado y pólvora de fiesta. #NuncaDejesdeViajar.

Celebraciones en el istmo - Imagen Francisco Ramos
Celebraciones en el istmo – Imagen Francisco Ramos
Continua Leyendo

Oaxaca

La imponente catedral de Oaxaca y sus leyendas

Cientos de años y tradiciones respaldan esta maravillosa construcción, ¡vamos a conocerla!

En nuestro especial de catedrales no podía faltar la imponente Catedral de Oaxaca, una importante obra que es considerada uno de los principales sitios de interés del lugar por su historia, construcción y leyendas.

El conjunto de decoraciones que la adornan impresionan por su belleza que ha permanecido a lo largo de los años y adornado la plaza principal del centro histórico que a diario es visitada por turistas nacionales e internacionales.

El estilo barroco de la Catedral de Oaxaca. Foto por Destinos Inolvidables.

Un pedacito de su historia

Esta catedral se empezó a levantar en el año de 1535, pero seguramente ni te imaginas los materiales con los que todo el proceso comenzó. Inicialmente contaba con 3 naves de techo de paja y su diseño era demasiado austero.

Si hacemos cuentas, han pasado nada mas y nada menos que…¡486 años! desde que se inicio a construir. La catedral de Oaxaca comenzó a realizar todas sus funciones catedráticas para el año de 1640 mientras aun se seguía trabajando para terminarla.

Descubre Oaxaca. Foto por TuriMex.

A finales del siglo XVII se anexaron las capillas laterales y bóvedas en las naves que ya se habían colocado. Como dato curioso, debes saber que su arquitecto Miguel de Sanabria al ser consciente de que Oaxaca es un estado que se encuentra en constantes movimientos sísmicos, decidió que el edificio se levantara con pesadas dimensiones, al igual que muchas otras construcciones del lugar.

Para el año de 1740 se trajeron canceles de Europa y candiles florentinos. 12 años después su entrada principal con un estilo barroco ya se encontraba terminada.

Como en toda catedral, sus campanas son muy importantes, sin embargo a pesar de que estas se construyeron desde el año de 1736, fueron sustituidas por un reloj en 1890 y solo dos de las torres tienen campanas hoy en día.

Conoce la leyenda de las campanas de la catedral de Oaxaca. Foto por Oax-Mex.

Sus celebraciones y leyendas

La catedral de Oaxaca cuenta con diversas festividades a lo largo del año; una de las principales es la fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María que se celebra el 15 de Agosto.

Durante el festejo se realiza la tradicional calenda floral y nocturna, además de la quema de toritos, monas, guajolotes y un vistoso castillo acompañado del folclor y música de banda de Oaxaca.

El objetivo de dicho festejo es despedir a la Virgen María de esta vida y celebrar la asunción de su cuerpo al cielo.

Fiesta de la Asunción. Foto por Casa Catrina.

Y bien, como toda auténtica catedral, la catedral de Oaxaca tiene muchas leyendas que han sido contadas a lo largo del tiempo, pero acá te dejamos una de las mas conocidas por los habitantes de sus alrededores.

Pues verás, cuenta la leyenda, que una noche mientras todos dormían, las campanas de la catedral comenzaron a sonar de manera misteriosa una y otra vez. Los lugareños dicen que fue el mismísimo diablo quien con sus manos hizo resonar las campanas.

Dicho suceso fue tan impactante que llegó hasta el Tribunal del Santo Oficio, en el que se sentenció a quitar el badajo a dicha campana para que no resonara nunca mas. ¡Impresionante!.

Festividades de la catedral de Oaxaca. Foto por Vive Oaxaca.

Conciertos….¿En la Catedral de Oaxaca?

Así es, leíste bien, ¡conciertos!, pero no de los comunes, se trata mas bien de conciertos de órgano. Consiste en un espectáculo de música sacra de órgano, canto y coro.

Los conciertos se llevan a cabo dentro de la iglesia y por supuesto que se hace uso del órgano de mesa que adorna la catedral. Fue construido en el año de 1730 y los datos dicen que es el mas pequeño de Oaxaca.

Exterior de la catedral. Foto por Quadratin.

Además, en su interior también puedes apreciar las obras de arte que adornan las paredes; entre ellas destacan el lienzo que representa a San Cristóbal fechado en 1720 con un autor anónimo.

También destacan los cuadros al óleo de la sacristía, en especial El Triunfo de la Iglesia.

¡Te invitamos a descubrir la icónica Catedral de Oaxaca, su historia e impresionante diseño barroco!. #Nuncadejesdeviajar!.

Detalles en la fachada de la Catedral de Oaxaca. Foto por Vive Oaxaca.

Continua Leyendo

Trending