Contáctanos a través de:

Ecoturismo - Turismo Sustentable

¡Ah, Chihuahua! ¿Conoces el Valle de los Monjes?

Un valle lleno de misterio. Donde se dice que los monjes se petrificaron y aguardan quietos a que alguien los visite y converse con ellos en busca de consejo. Conoce más sobre el Valle de los Monjes y la comunidad rarámuri.

valle monjes 01

Mientras disfrutaba el camino serpenteado por los extensos bosques visualicé a lo lejos el Valle de los Monjes, un desfile de imponentes rocas que nos remontan a la evangelización que ocurrió hace cuatrocientos años en la zona escarpada de las Barrancas del Cobre. Era el encuentro con la naturaleza y la solemnidad de la religión ¿Qué habrá detrás de estas enormes figuras que los tarahumaras escogieron como lugar sagrado?

Aún tengo las imágenes frescas de uno de los Valles más encantadores que he conocido: el Valle de los Monjes, un territorio que bien podría salir de una pintura surrealista. Todo comenzó con una visita a la Ciudad de Chihuahua en donde me aventuré a conocer sus principales alrededores: los campos menonitas, la ruta de la manzana y subir al tren de pasajeros (El Chepe) que recorre las Barrancas del Cobre para llegar a mi primera parada en Creel, un maravilloso Pueblo Mágico que tiene varias sorpresas guardadas para los aventureros que desean descubrir la magia que guarda la sierra y sus paisajes naturales.

Sabemos que los tarahumaras -o rarámuris- son ese grupo que definió vivir en lo alto de las montañas, conocidos como “pies veloces” debido a su condición de correr por los lugares más escarpados del bosque de altura.

valle monjes 24

Los tarahumaras son una etnia que ha aprendido a sobrevivir por generaciones a pesar de las extremosas condiciones de la montaña. Pero ahí arriba, cazando y cultivando son felices de guardar sus tradiciones.

En Creel podemos conocer y convivir con los tímidos rarámuris, sobre todo aquellas mujeres que salen a vender sus artesanías, quienes no te miran a los ojos debido a sus costumbres de respeto. Ellas ofrecen manualidades que elaboran con las espinas tejidas de los árboles de coníferas, además de pequeños Souvenirs en forma de animales y personajes tarahumaras hechas con maderas, estambres y telas.

Me parece una cultura interesante de la cual debemos aprender. Debemos entender y respetar lo que nos ofrece la naturaleza pero sin destruir el bosque, ni invadir el territorio de los demás, o cómo no ser ventajosos (costumbres muy de hombres de ciudad) como aquellos hombres que los rarámuris denominan “chabochis”.

valle monjes 30

Conforme vas conociendo esta etnia, te atrapan sus costumbres y leyendas, sus rituales y su forma de vida; ellos se encuentran en lo más alto de la Sierra Madre Occidental o Sierra Tarahumara (2400 msnm.) y se dejan ver también muy cercanos en las poblaciones de Creel y Divisadero en donde llegan los viajeros atraídos por el instinto de realizar fotografías de sus hábitos y vestimentas.

Una vez alojado en Creel, definí realizar un paseo guiado para conocer una parte de los alrededores, así que me aventuré a visitar los sitios naturales y boscosos conocidos como: El Valle de las Ranas, el Valle de los Hongos, y el Valle de los Monjes.

valle monjes 23

Los dos primeros me dejaron impresionado por las enormes formaciones que siluetaban anfibios y setas que son parte de la aventura del paseo, ahí pude ver varias mujeres rarámuris que se acercaban para ofrecerme sus productos, o los grupos de niños pidiendo un dulce o alguna galleta, cosa que no es recomendable darles ya que al no tener todos los servicios médicos -como los de un dentista comunitario-, sólo les afectaríamos en su salud.

valle monjes 15

Continuando con el viaje, realicé otra parada en una antigua cueva en donde todavía acostumbra a vivir una familia de rarámuris, (hoy habitan en cabañas) amablemente me recibieron y contestaron algunas preguntas con su poco español y me pude enterar cómo la cocina en donde sale el humo de la madera quemada, está dividida de la recámara por sólo unas cuantas piedras, y frente a éstas tienen un espacio para platicar mientras tejen.

Afuera algunas gallinas y animales de carga son parte de la vida cotidiana, los niños juegan como si no hubiera un mañana, algunas parcelas de maíz y frijol también son parte del entorno; Aprendí que si los árboles se tiñen de amarillo, es señal de que pasa el viento con más fuerza y no es posible asentarse ni sembrar ahí, porque el frio acabaría con la cosecha.

valle monjes 32

Todo ese entorno me dejó pensando en la transculturización que hemos promovido en los pueblos alejados. Los rarámuris han estado ahí a lo largo de las generaciones, soportando las condiciones climáticas y viviendo al día. Erróneamente creemos que al observar su pobreza, necesitan ayuda y buscamos la manera de proveerlos de despensas o cobijas, cuando ellos no conocen otra forma de vida. Han aprendido a vivir como hombres y mujeres de montaña con los recursos que la naturaleza les otorga y aún así, son felices.

valle monjes 03

Después de disfrutar de sus miradas honestas y amables, y entender un poco más de su modo de vida, me dirigí a mi última parada y tercer valle, mi objetivo de ese día era encontrar ese lugar del que tanto me han hablado. Antes de llegar me enfrenté en el camino con grandes rocas verticales enfiladas como soldados de 20 metros de altura formando una gran muralla. Sé que estoy cerca, es momento de dejar el transporte y seguir a pie: Ahí están, en medio del silencio y el olor a pino, el Valle de los Monjes te atrapa desde lo lejos y te deja con la boca abierta conforme te acercas.

valle monjes 54

Ciertamente parecen decenas o centenas de monjes encapuchados, pero son rocas labradas por el tiempo y el viento, dispersas en pequeños grupos de 5 o diez columnas, parece que se enfilan a una procesión como si se tratara de ir evangelizando mientras crees escuchar sus cantos. Pero la calma reina. Sólo es interrumpida por las aves del lugar.

El Valle de los Monjes me recuerda cómo los misioneros Franciscanos llegaron en el siglo XVI a estas tierras con la encomienda de convertir a los habitantes de la montaña y el desierto en seguidores de la religión cristiana, pero sin tener éxito.

valle monjes 50

Después los misioneros Jesuitas llegaron a Chihuahua para establecer una relación de confianza, aprender la lengua de los rarámuris y formando la jerarquía a la que estaba acostumbrada la sociedad. Así se fundaron las misiones en el siglo XVII.

valle monjes 45

Los Monjes son grandes rocas calcáreas que han sido erosionadas por la lluvia y el aire, estas formaciones tardaron más de veinte millones de años en lograrse y verdaderamente semejan figuras humanas con su cabeza y su sotana. Por las tardes cuando el sol abandona el valle, deja las sombras de los monjes libres para darle paso a las leyendas de cómo quedaron petrificados en su labor de evangelización. De acuerdo a los rarámuris quizás son Dioses que están ahí en medio de la naturaleza dispuestos a escuchar a quien se les acerca buscando algún consejo.

El lugar es ideal para hacer senderismo, rappel y ciclismo, pero sobre todo para tener un encuentro con la naturaleza, disfrutar del silencio y aprecio por lo que la madre tierra nos regala con sólo tomar la decisión de hacer un viaje por el estado de Chihuahua.

valle monjes 55

Me he quedado horas contemplando el Valle de los Monjes y he encontrado nuevas figuras que sólo los locales pueden describir. He meditado tanto de esta fastuosa tierra y sus bondades, que por algo esta etnia fue elegida para cuidarla. Ahora estoy listo para continuar mi viaje hacia mi próxima parada en Divisadero, y sorprenderme más de las bellezas que tienen las Barrancas del Cobre.

GALERÍA DE IMÁGENES

 

Ecoturismo - Turismo Sustentable

¡El bosque de catarinas en Tlaxcala que te va a encantar!

Podrás tener mucha suerte si uno de estos insectos se detiene a descansar en tu mano, ¡aprovecha y pide tu deseo!

Catarinas Foto Ismael PM 2

En la serranía de Tlaxco, hay un lugar único que seguro te va a encantar, el bosque de las catarinas, escondido entre matorrales y zacatones, estos insectos se consideran de buena suerte.

Catarina Foto Francisco Diaz 2

Catarina Foto: Francisco Diaz

Estos pequeños insectos de color rojo son considerados “de la buena suerte” para la búsqueda del verdadero amor, además se les adjudican cosas positivas.

Se dice que durante la Edad Media, en los cultivos de Europa que estaban siendo destrozados, los agricultores rezaron en busca de ayuda y un poco después aparecieron las catarinas en los campos.

Sin duda un sujeto de suerte, ¿no crees?

Santuario de las catarinas Foto César Rodríguez

Santuario de las catarinas Foto: César Rodríguez

Ahora deberás entender porqué te dicen que si encuentras una catarina debes pedir un deseo y dejarla volar, de lo contrario si la matas ¡tendrás mala suerte!

Catarinas: guardianas del cultivo

Estos pequeños insectos son considerados como los controladores de plagas debido a que son de naturaleza carnívora.

Catarinas Foto César Rodríguez

Catarinas Foto: César Rodríguez

Por lo que su alimento son los piojos, huevecillos de otros insectos, larvas, orugas, y algunos otros más.

Es por eso que las catarinas son excelentes contra las plagas.

El santuario 

El lugar ya había sido descubierto por campesinos desde hace más de 30 años, pero fue ahora que decidieron impulsar este espacio, ¡gracias por esta joya de la naturaleza!

¿Cómo llegar al bosque de catarinas?

Desde Tlaxcala debes tomar la carretera Tlaxcala-Santa Anita Huiloac con dirección a Apizaco, para después tomar la vía Apizaco-Tlaxcala.

Y seis kilómetros antes de llegar al centro histórico de Tlaxco tomar la desviación a San José Atotonilco y llegar a Tecomalucan, donde comienza la experiencia.

Devoradores de plagas Foto César Rodríguez

Devoradores de plagas Foto: César Rodríguez

Es recomendable llevar un vehículo apropiado para la montaña.

Debes saber que no hay señalamientos, así que ubica a un guía que te lleve a tu destino.

Además de entrar al santuario de catarinas, puedes entrar a la cueva de los murciélagos y tener maravillosas vistas desde lo alto de las montañas.

Un espacio más que mágico y de buena suerte nos regala Tlaxcala y que debemos conocer sin duda alguna.

Lo importante es que ¡nunca dejes de viajar!

Continua Leyendo

América

¡La belleza sí existe! en Portland, la ciudad de las rosas

¡Disfruta de las miles de rosas cubren los jardines de Portland!

Jardín japonés de Portland Foto: Scott & Eric Brendel

Con la llegada de la primavera siempre buscamos un lugar donde podamos avistar lo que naturaleza nos regala, en Portland, la llamada “ciudad de las rosas”, comprobamos que la belleza en realidad existe. 

La ciudad de Portland ha evolucionado en pro del medio ambiente y es catalogada como una localidad amigable, en la que es fácil transportarte de lado a lado y que seguramente te va a encantar. 

Rosa Foto: Omygodtom

Rosa Foto: Omygodtom

Una de las características de Portland es que es una ciudad llena de puentes, que son transitados por automóviles y peatones que nos regalan unas vistas impresionantes. 

Pero sin duda alguna, uno de sus más grandes atractivos es por el brote de las miles de rosas que florecen en la primavera, de diferentes tamaños y colores pero que no dejan de ser hermosas. 

Es por eso que Portland es apodada la “ciudad de las rosas”, mismas que siguen floreciendo en el verano y en el otoño. 

Ciudad de las rosas Foto: Daniel Parks

Ciudad de las rosas Foto: Daniel Parks

Los nativos de la ciudad aprovechan el brote de la primavera y del comienzo del verano para celebrar el Festival de la Rosa; en donde se llevan a cabo desfiles, ferias y diferentes actividades. 

¿Qué es lo que hace especial a la ciudad de las rosas? 

Portland es una de las pocas ciudades que tienen el cuidado del medio ambiente como algo esencial en su día a día. Es por eso que la variedad de las rosas es mayor a las de cualquier lugar del mundo. 

Te puedes imaginar rosas de todos colores naciendo en el clima perfecto, ¡Una postal de parte de la naturaleza! 

Ciudad de las rosas Foto: Christopher Wood

Ciudad de las rosas Foto: Christopher Wood

Absolutamente todos los jardines de Portland se cubren de esta flor y eso es lo que la hace una ciudad ideal; que se debe visitar en la primavera. 

Puedes disfrutar de un paseo por bicicleta o una caminata a través de todos espacios. Que descubras los espacios que nos obsequia la naturaleza; pero lo importante es que ¡nunca dejes de viajar!  

Continua Leyendo

Ecoturismo - Turismo Sustentable

¡Ciclismo a todas horas en Polonia! construyen ciclovía que brilla de noche

¡No hay más pretextos para movilizarte por falta de luz con esta vía iluminada!

Ciclovía Foto: Archivo

El andar en bicicleta es una buena forma de andar por las calles de tu ciudad o de otras y poder conocer nuevos sitios, ¡ahora imagina andar a las últimas horas del día por una ciclovía que brilla de noche!

Para los cuidados del medio ambiente podemos transportarnos en bici, y en Polonia, para que puedas hacerlo a todas horas, crearon la ciclovía solar que carga de día para estar iluminada de noche, ¡algo fascinante!

Ciclovía iluminada Foto: Archivo

Ciclovía iluminada Foto: Archivo

Esta obra motiva a más personas a usar la bicicleta, ¿no lo crees? Quién no desearía poder andar de paseo en ella en altas horas sin la preocupación de que no haya una luz que auxilie.

La ciclovía se encuentra al norte de Polonia, cerca de Lizbark Warminski, y fue construida por TPA Instytut Badan Technicznych Sp. z.o.o.

Está hecha de material sintético que es capaz de iluminar por más de 10 horas después de que se haya cargado por el sol durante el día.

Ciclovía Foto: Archivo

Ciclovía Foto: Archivo

Ciclovía ecológica

El proyecto aún se encuentra en sus fases de prueba porque se debe comprobar su efectividad, ya que se planea se construyan más ciclovías por todo el país para impulsar el uso de los trasportes ecológicos.

También sirve para que la gente se motive y haga ejercicio, ya que no solamente es la ciclovía, sino un carril para peatones que también está iluminado.

Ciclovía y vía de peatón Foto: Archivo

Ciclovía y vía de peatón Foto: Archivo

Si el proyecto funciona se planea llevarlo a más países de todo el mundo e implantar esta cultura ecológica y de ejercicio a todas horas del día sin temor a la oscuridad.

No hay duda que es un proyecto bueno para cuidar el planeta de toda esa contaminación y que también puede ayudarnos a turistear, hay sitios que son hermosos de noche, ahora imagina pasar por ellos en tu bici sobre una ciclovía iluminada, ¡un sueño!

Lo importante es que ¡nunca dejes de viajar!

Continua Leyendo

Trending