Contáctanos a través de:

Oaxaca

El tule, un sabino muy sabio

En Oaxaca se encuentra uno de los árboles más grandes y viejos de México, ¿Te animas a conocerlo?

En Oaxaca se dice que los hombres provienen de los árboles, de acuerdo a un ritual conocido como la danza mixteca del sabino en donde se les venera por medio de ofrendas y ceremonias, hoy te hablaremos de un árbol no sólo representante de este Estado, sino de México; El Tule.

El gran árbol de Tule

El más antiguo y representativo de México es el Árbol del Tule, un sabino que con el simple hecho de tener más de dos mil años ya nos habla de su sabiduría y longevidad.

Este bello ejemplar se encuentra en Santa María del Tule, una población cercana a la Ciudad de Oaxaca, también es conocido como el Ahuehuete que en lengua náhuatl significa “viejo del agua”.

el tule

Kiosco de Santa María del Tule. Foto por Christian Velasco.

La historia de México, se quedó atrapada entre sus ramas, troncos y raíces, quien a su paso vio desde las primeras culturas prehispánicas, ataques, guerras y revoluciones; además de ser testigo de los hechos más importantes país.

Lo han visitado grandes personajes; desde el emperador Moctezuma, pasando por héroes insurgentes, presidentes y hasta Reyes de otras naciones.

El Tule

Templo de Santa María del Tule. Foto por Christian Velasco.

La leyenda del Tule

Su existencia está marcada por una leyenda mixteca, se dice que hace años el Rey Condoy dominaba el cerro Cempoaltepetl, en la sierra mixe; el rey y sus seguidores se encaminaron a construir la ciudad de Mitla, para evitar que otro rey dominara esas tierras.

Tour Oaxaca, árbol del Tule, Teotitlán y ruinas de Mitla. Arte El Souvenir

Tour Oaxaca, árbol del Tule, Teotitlán y ruinas de Mitla. Arte El Souvenir

La construcción de la gran ciudad era a marchas forzadas, hasta que una noche cambio todo, un gallo cantó y esto era señal de mal augurio, esto asustó al rey y ordenó suspender la obra.

tule002

Formaciones en el árbol. Foto Archivo.

Al regresar a Oaxaca pasaron por un pantanoso lugar en donde abundaba una planta acuática llamada tolin, el rey al sentirse cansado se sentó y enterró su pesado bastón el cual empezó a retoñar; se dice que desde ese momento se sembró el árbol más grande, el Tule.

Junto al árbol creció una población y el sabino ahora es parte del atrio del templo de Santa María en donde permanece de pie junto con otros más pequeños y jóvenes.

El Ahuehuete de 200 millones de años

De acuerdo a investigaciones el Tule, Oaxaca tiene aberturas en su tronco y está hecho por secciones que se fueron uniendo por el paso de los años.

Este tipo de árboles aparecieron en la tierra entre 100 y 200 millones de años cuando las coníferas emergieron, son de lento crecimiento y de forma cilíndrica, suelen tomar formas caprichosas.

tule003

Si lo observas detenidamente puedes imaginar diferentes eventos que el Tule ha contemplado pacientemente, mientras platicas, serás testigo de su bondad y humildad. Foto Archivo.

Estar frente a este viejo sabio es un momento de paz: frondoso, verde, enorme, majestuoso, en el que su corteza nos habla de su paso por el tiempo, su salvia aún corre por sus ramas.

El patrimonio de Oaxaca

Los lugareños aseguran que para rodearlo se necesitan 30 personas tomadas de la mano y que su sombra cubre hasta 500 personas.

El Tule fue reconocido como árbol nacional en 1921 cuando se instituyó el día del árbol. En 1994 el estado lo nombró como árbol histórico y patrimonio ecológico de Oaxaca.

tule004

Junto al Tule hay una placa con sus datos donde informa su altura de 42 metros, peso de 686 toneladas y un grosor de 58 metros. Foto Archivo.

Otro punto interesante son las caprichosas figuras de animales y personajes que se han formado con el paso del tiempo en sus ramas, raíces y corteza.

Los niños de Santa María del Tule son expertos en encontrar formas como un león,elefante, los tres reyes magos, el pez, el cocodrilo, y demás.

el tule

El Tule, Oaxaca en su máximo esplendor. Foto por Catedrales e Iglesias.

Los ahuehuetes los podemos encontrar en toda la República Mexicana no importa si el frío o el calor son extremosos, lo importante es que cuenten con un cuerpo de agua cercano que les permita vivir.

Hay lugares como Ahuehuetitlan en Oaxaca, Ahuehuetzingo en Puebla que fueron bautizados por la presencia de estos sabinos.

Ahuehuete de Chalma. Foto Archivo.

En la ciudad de México existen vestigios del famoso árbol de la noche triste en donde Hernán Cortés lloró su derrota, así mismo, en Chalma hay un sabino en donde los peregrinos cuelgan milagros y peticiones.

En el Parque Nacional el Contador se encuentran los ahuehuetes plantados por el emperador Nezahualcoyotl; estos y otros ahuehuetes reflejan un pasado y presente que marcan la historia y las tradiciones de un país. Visita este histórico sabino y #Nuncadejesdeviajar. 

______________________________________________________________________________________________

Y si ya andas por Oaxaca o estás planeando una visita, te recomendamos el siguiente tour que estamos seguros que te encantará.  

Oaxaca: tour del árbol de Tule, Teotitlán y ruinas de Mitla.

Se trata de una experiencia con una duración de 4:30 horas que incluye la transportación, guías certificados y seguro de viajero.

¿Qué vas a hacer?

  • Conoce el famoso Árbol del Tule, también conocido como el Ciprés de Moctezuma. 
  • Disfruta de la oportunidad de conocer los famosos tejidos en lana hechos por los aldeanos de Teotitlán.
  • Visita las majestuosas ruinas arqueológicas de Mitla.
  • Adéntrate en los procesos de producción de la bebida más emblemática de Oaxaca el famoso Mezcal

Reserva acá

Oaxaca

Playa San Agustinillo ¡la mas hermosa de Oaxaca!

Un cachito secreto y muy bonito, que reúne lo mejor que tienen por ofrecer las tierras oaxaqueñas y la calidez de su gente.

Imagínate encontrarte en un edén secreto, íntimo y de una belleza sin igual, frente al majestuoso océano pacífico y acobijado por montañas; San Agustinillo en Oaxaca. Una playa de mar abierto, con una colorida costa al final de su bahía y con un oleaje agitado, variado, dependiendo del día, con olas temerarias para los amantes del surfing y aguas calmadas e ideales para relajarse y hacer esnórquel.

Es un paraíso secreto que pertenece a un área protegida, un archipiélago formado por pequeños islotes con llamativas aguas cristalinas y arenas doradas. Si bien carece en cuestión de servicios o facilidades, esta propuesta lo compensa siendo una experiencia tan única, intima, inmersiva y tan sensitiva. ¿La conocemos?

San Agustinillo, Oaxaca. Foto por Brooklyn Tropicali.

Contando con recorridos selva adentro de la mano de los hogareños expertos en la vida silvestre que habita en la isla, siendo esta una gran opción para los amantes de la naturaleza.

Un clima más que ameno, en su mayoría de un calor sabroso, de ese que te hace sudar, pero no quema, del que da gusto simplemente el disfrutar de un coco fresco y recostarse bajo una palapa hasta quedar bien bronceado.

Sus aguas en su mayoría van de lo fresco hasta lo cálido, esto debido a las corrientes marinas que provienen del mar abierto, pero sorprendiendo a más de uno por lo frías que llegan a tornarse, en especial cuando la luna sale y hasta que se despide.

San Agustinillo. Foto por Playas de México.

Es un cachito secreto y muy bonito, cerca de Playa Mazunte que reúne lo mejor que tienen por ofrecer las tierras oaxaqueñas y la calidez de su gente; lo mejor de su cocina típica; quesadillas, picadas, salsas hechas a comal, mole casero y tortillas a mano.

Hay atracciones que agregan aún más valor a tu experiencia; catamaranes, motos acuáticas, snorkel y hasta guías buzos para explorar su zona de arrecifes y corales, incluso, en San Agustinillo podría ser el lugar donde finalmente aprendas el bello arte de dominar las olas, contando con una escuela de surf,
ideal para los principiantes y todo tipo de amantes del mar.

Obviamente la seguridad es prioridad, por esto mismo un equipo de socorristas se encuentra siempre al pendiente por los alrededores.

Surf en San Agustinillo. Foto por nirik.travel

Pero si lo tuyo, lo tuyo es nadar, sus aguas son suaves, con un fondo considerable si, pero bastante dócil. Al ser mar abierto su fauna marina es rica y abundante, pudiendo observar todo tipo de peces, crustáceos, pulpos y hasta tiburones en lo más profundo de sus aguas, con la indicación de hierro de respetar siempre a estas criaturas y a cuidar de sus aguas.

Ideal para toda la familia, contando con una orilla bastante tranquila para los peques, su arena es de un grosor bastante suave, pura y sin presencia alguna de basuras o desperdicios.

Snorkel San Agustinillo. Foto por México To Travel.

Con bastantes lugares de quedada cerca de la playa, la realidad es que se recomienda ampliamente visitar de esta playa natural en tiempos de temporada baja, pues su alta demanda y atractivos hace que durante periodos vacacionales este lugar sea bastante concurrido y movido.

La playa también cuenta con una plaza de parking, con una capacidad para 50 vehículos, y a una distancia de apenas 100 metros de las aguas cristalinas.

San Agustinillo. Foto por Las mejores playas del mundo.

En el Souvenir nuestra prioridad es asegurar la mejor experiencia para ti y los tuyos.

Por esto mismo aquí te van unos puntos muy importantes a considerar para el máximo disfrute en tu próximo viaje a San Agustinillo, Oaxaca:

°El mejor momento para visitar este hermoso paraíso secreto es durante la mitad del año, en el rico calor de verano. Una temperatura ambiente, unas aguas bastantes agradables, templadas y unas noches con ventiscas considerables y bastante frescas, sin duda alguna el momento ideal para disfrutar al máximo.

Hospedaje en San Agustinillo. Foto por Programa Destinos México.

°La mejor ruta para llegar a este cachito tropical es en auto particular, siendo parte del municipio de Santa María Tonameca, se puede adquirir un vehículo por renta desde $700 hasta $1,500 pesos por todo un fin de semana.

Desde la zona céntrica hasta este edén uno es capaz de recorrer el trayecto que lleva de Santa María hasta Playa Zipolite, lugar bastante conocido no solo en la zona, sino de todo Oaxaca y de ahí hasta San Agustinillo en apenas hora y media.

°Para pasar la noche, hay diversas posibilidades, recomendando ampliamente las cabañitas costeras que por la módica cantidad de $400 pesos la noche uno será capaz de disfrutar de los cielos nocturnos, lleno de estrellas, así como también de una buena cenita, con un par de cervecitas, mientras se comparte una canción frente a una fogata.

San Agustinillo, Oaxaca. Foto por Booking.com

Ya lo sabes, desconéctate un poco del todo y relájate en una hamaca en San Agustinillo.

Atrévete a domar las olas del mar, disfruta de unos ricos mariscos o comparte un momento intimo bajo su maravilloso cielo estrellado.

Y recuerda que cada pequeño acto, conlleva un gran impacto, no contamines a estas tierras puras en la Sierra Oaxaqueña, #Nuncadejesdeviajar!

Playa San Agustinillo, Oaxaca. Foto por Off Path Travels.
Continua Leyendo

Chihuahua

Semana Santa 2024: ¿Dónde viajar?

Conoce las Barrancas del Cobre, un espectáculo natural en el norte del país; Tlayacapan, un pueblo mágico con encanto colonial; Huatulco, un paraíso tropical en el sur; y Taxco, la ciudad de la plata.

PORTADA Semana Santa 2024

La Semana Santa es una época ideal para viajar y conocer nuevos lugares. Si quieres aprovechar al máximo tus vacaciones, te recomendamos que elijas alguno de estos cuatro destinos que te ofrece Aeroméxico: las Barrancas del Cobre, un espectáculo natural en el norte del país; Tlayacapan, un pueblo mágico con encanto colonial; Huatulco, un paraíso tropical en el sur; y Taxco, la ciudad de la plata. Cada uno de ellos tiene algo especial que te enamorará.

Huatulco. Foto-Gob
Huatulco. Foto-Gob

Barrancas del Cobre, Chihuahua

Si te gusta la naturaleza y la aventura, las Barrancas del Cobre son el lugar ideal para ti. Se trata de un conjunto de cañones y barrancas que forman parte de la Sierra Madre Occidental, y que son el hogar de los rarámuris, una de las etnias más antiguas y respetadas de México.

Semana Santa en Barrancas del Cobre. Foto-Explora México
Semana Santa en Barrancas del Cobre. Foto-Explora México

Para llegar a este impresionante escenario natural, puedes tomar un vuelo de Aeroméxico a Chihuahua, y de ahí abordar el famoso tren “Chepe”, que recorre varios poblados y te ofrece panorámicas de ensueño. Durante el trayecto, podrás admirar paisajes de montañas, ríos, cascadas y bosques, así como conocer la cultura y las tradiciones de los tarahumaras.

Tren Chepe. Foto-Web
Tren Chepe. Foto-Web

En las Barrancas del Cobre podrás realizar actividades como senderismo, rappel, tirolesa, bicicleta de montaña, kayak y rafting. Además, podrás disfrutar de la gastronomía local, que incluye platillos como el pinole, el tesgüino, la machaca y el queso menonita.

Tlayacapan, Morelos

Si prefieres un destino más tranquilo y cercano a la Ciudad de México, Tlayacapan es una excelente opción. Se trata de un Pueblo Mágico ubicado en el estado de Morelos, que se caracteriza por su clima cálido, su arquitectura colonial y sus tradiciones religiosas.

Semana Santa en Tlayacapan. Foto-Más México
Semana Santa en Tlayacapan. Foto-Más México

Para llegar a Tlayacapan, puedes tomar un vuelo de Aeroméxico a la Ciudad de México, y de ahí trasladarte en autobús o en auto por la autopista México-Cuernavaca. El viaje dura aproximadamente una hora y media.

En Tlayacapan podrás visitar el ex convento de San Juan Bautista, que data del siglo XVI y que alberga antiguas momias, así como una impresionante colección de arte sacro. También podrás recorrer sus calles empedradas, admirar sus casas coloridas y sus capillas, y comprar artesanías de velas, alfarería y bordados.

Chinelos. Foto-Web
Chinelos. Foto-Web

Durante la Semana Santa, Tlayacapan se viste de fiesta y sus calles se llenan de procesiones y alegría. Además del Vía Crucis, los chinelos bailan al ritmo de la banda y la gente muestra una mezcla de fe y devoción.

Huatulco, Oaxaca

Huatulco es un paraíso tropical que se compone de nueve bahías y 36 playas de aguas cristalinas y arena fina. Es un destino ecológico, que cuenta con una reserva natural de más de 11,000 hectáreas, donde habitan especies de flora y fauna endémicas. Además, tiene una oferta variada de hoteles, restaurantes y servicios turísticos.

Semana Santa en Huatulco. Foto-RyV
Semana Santa en Huatulco. Foto-RyV

Para llegar a Huatulco, puedes tomar un vuelo de Aeroméxico a Huatulco, y de ahí trasladarte en taxi o en transporte público a tu alojamiento. El viaje dura unos 15 minutos.

En Huatulco podrás disfrutar de actividades como snorkel, buceo, kayak, surf, pesca, golf y ciclismo. También podrás visitar el parque nacional Huatulco, que alberga arrecifes de coral, manglares, cascadas y ríos. Asimismo, podrás conocer la zona arqueológica de Copalita, que tiene vestigios de la cultura zapoteca, y el pueblo de La Crucecita, que tiene una iglesia con el mural de la Virgen de Guadalupe más grande del mundo.

Huatulco. Foto-TToOaxaca
Huatulco. Foto-TToOaxaca

Taxco, Guerrero

Taxco es un Pueblo Mágico que se distingue por su arquitectura colonial, sus calles empedradas y sus casas blancas con techos de teja roja. Es famoso por su producción de plata, que se refleja en sus joyerías, tiendas y museos. Además, tiene una rica historia y cultura, que se manifiesta en sus iglesias, conventos y plazas.

Taxco. Foto-Viator
Taxco. Foto-Viator

Para llegar a Taxco, puedes tomar un vuelo de Aeroméxico a la Ciudad de México, y de ahí trasladarte en auto o en autobús por la autopista México-Acapulco. El viaje dura unas tres horas.

En Taxco podrás visitar el templo de Santa Prisca, que es una joya del barroco mexicano, el museo de la Platería, que exhibe piezas de diferentes épocas y estilos, y el teleférico, que te ofrece una vista panorámica de la ciudad. También podrás recorrer sus calles en un taxi Volkswagen, comprar artesanías de plata y degustar platillos típicos como el mole rosa, el pozole verde y los jumiles.

Semana Santa en Taxco. Foto-RyT Guerrero
Semana Santa en Taxco. Foto-RyT Guerrero

Durante la Semana Santa, Taxco vive una de las celebraciones más intensas y emotivas del país. Los habitantes escenifican el Vía Crucis con gran realismo y fervor, y los penitentes cargan pesadas cruces, se flagelan y se cubren el rostro con capuchas. Es una experiencia que no te puedes perder.

Viaja en Semana Santa con Aeroméxico

Estos son solo algunos de los destinos que te recomendamos para visitar en Semana Santa, pero hay muchos más que puedes explorar. Te aseguramos que en cada uno de ellos encontrarás algo que te sorprenderá y te hará disfrutarlo.

Aeromexico Semana Santa. Foto-Clic N
Aeromexico Semana Santa. Foto-Clic N

Aeroméxico quiere que disfrutes de tus vacaciones al máximo, por eso te ofrecen los mejores precios, servicios y comodidades para que llegues a tu destino con seguridad y confort. No lo pienses más y reserva tu vuelo con ellos.

#NuncaDejesDeViajar

Continua Leyendo

Baja California

Temporada de BALLENAS en México. ¿Dónde verlas?

Vive una aventura única en México: el avistamiento de ballenas. Te contamos todo lo que debes saber sobre esta actividad fascinante. Conoce los destinos y las especies.

PORTADA Ballenas

México es un destino privilegiado para el avistamiento de ballenas. Cada año, miles de estos mamíferos marinos migran desde las frías aguas del Ártico hasta las cálidas costas mexicanas, donde se reproducen y cuidan a sus crías.

La temporada de avistamiento de ballenas en México comienza en diciembre y termina en mayo. Las mejores zonas para verlas son la península de Baja California, el Pacífico mexicano y el Golfo de México.

Ballena Gris- Foto-Web
Ballena Gris- Foto-Web

El avistamiento de ballenas es una experiencia única que te permite apreciar la belleza y la majestuosidad de estos animales. Con un poco de planificación y respeto, puedes disfrutar de este espectáculo natural sin dañar el medio ambiente.

¿Cuándo es la temporada de ballenas en México?

En México, la temporada de avistamiento de ballenas se extiende desde diciembre hasta mayo, aunque puede variar según la especie y la región. Durante este periodo, se puede realizar el avistamiento de ballenas en ocho estados del país: Baja California, Baja California Sur, Nayarit, Jalisco, Sinaloa, Sonora, Oaxaca y Guerrero.

Ballena Jorobada. Foto-Web
Ballena Jorobada. Foto-Web

México tiene una extensa línea costera que alberga una gran variedad de ecosistemas marinos. En sus mares es posible observar ocho de las 14 especies de ballenas que se han descrito en el planeta: la ballena azul, la ballena de aleta, la ballena de Bryde, la ballena Sei, la ballena minke, la ballena jorobada, la ballena gris y la ballena franca del Pacífico norte.

Cada una de estas especies tiene sus propias características, comportamientos y preferencias de hábitat.
Te presentamos algunos de los mejores destinos para ver ballenas en México, según la especie que quieras avistar:

Ballena Gris

La ballena gris es un gigante del mar que se caracteriza por su color gris oscuro con manchas blancas. Puede medir hasta 15 metros de largo y pesar hasta 35 toneladas. Se alimenta de pequeños crustáceos que filtra del fondo marino con sus barbas.

Cada año, la ballena gris realiza una de las migraciones más largas del reino animal. Recorre más de 10,000 kilómetros desde las aguas del Ártico hasta las lagunas costeras de Baja California y Baja California Sur.

Bebé Ballena Gris. Foto-Web
Bebé Ballena Gris. Foto-Web

Las lagunas de Baja California son consideradas como los principales santuarios de la ballena gris. En estas aguas tranquilas, las ballenas pueden dar a luz a sus crías y alimentarse de manera segura.

La temporada de avistamiento de ballenas grises en México va de diciembre a abril. Los meses de enero a marzo son los mejores para verlas, ya que es cuando las ballenas se encuentran más activas. Para llegar a los santuarios de ballenas grises en México, se puede tomar un vuelo con Aeroméxico hasta La Paz o Loreto. Desde ahí, se puede trasladarse por carretera hasta las lagunas.

Ballena Gris BCS. Foto-Web
Ballena Gris BCS. Foto-Web

Ballena Jorobada

La ballena jorobada es una especie de cetáceo de gran tamaño que se caracteriza por sus acrobacias y saltos fuera del agua. Mide hasta 16 metros de largo y pesa hasta 40 toneladas. Su cuerpo es negro con manchas blancas en el vientre y las aletas, y tiene una forma más redondeada que la ballena gris.

Las costas de Nayarit, Jalisco, Colima y Guerrero son ideales para estas ballenas, ya que ofrecen bahías y ensenadas donde pueden refugiarse y encontrar alimento.

Ballena Joroba saltando. Foto-Web
Ballena Joroba saltando. Foto-Web

Algunos de los mejores lugares para ver ballenas jorobadas en México son Bahía de Banderas, Cabo Corrientes, Islas Marietas, Islas Revillagigedo y Zihuatanejo. En estos sitios se puede realizar el avistamiento de ballenas desde embarcaciones medianas o grandes, y se puede escuchar el canto de los machos, que es una forma de comunicación y cortejo.

La temporada de avistamiento de ballenas jorobadas en México va de diciembre a marzo, siendo los meses de enero y febrero los más óptimos para verlas. Para llegar a estos destinos se puede tomar un vuelo con Aeroméxico hasta Puerto Vallarta, Manzanillo, Colima o Ixtapa, y desde ahí trasladarse por carretera o por mar hasta los sitios de avistamiento.

Ballena Jorobada Hembra. Foto-Web
Ballena Jorobada Hembra. Foto-Web

Ballena Azul

La ballena azul es el animal más grande del mundo. Puede llegar a medir hasta 30 metros de largo y pesar hasta 150 toneladas. Su color es azul grisáceo con manchas claras, y tiene una forma esbelta y alargada. Se alimenta de krill, que consume en grandes cantidades con sus barbas.

Cada año, las ballenas azules migran desde las aguas del Pacífico norte hasta el Mar de Cortés, en México. En esta región encuentran alimento abundante y variado, ya que el Mar de Cortés es considerado como el acuario del mundo.

Ballena Azul. Foto-Web
Ballena Azul. Foto-Web

Algunos de los mejores lugares para ver ballenas azules en México son Loreto, La Paz, Bahía de los Ángeles y San Carlos. En estos sitios se puede realizar el avistamiento de ballenas desde embarcaciones pequeñas o medianas, y se puede apreciar la magnitud y belleza de estos gigantes del mar.

La temporada de avistamiento ballenas azules en México va de enero a abril, siendo los meses de febrero y marzo los más favorables para verlas. Para llegar a estos destinos se puede tomar un vuelo con Aeroméxico hasta La Paz o Loreto, y desde ahí trasladarse por carretera o por mar hasta los sitios de avistamiento.

Ballena Azul Cola. Foto-Web
Ballena Azul Cola. Foto-Web

Avistamiento de ballenas en México: una experiencia inolvidable y responsable

La temporada de avistamiento de ballenas es una de las experiencias más fascinantes y enriquecedoras que se pueden vivir en México. Este país ofrece una gran diversidad de destinos y especies para observar a estos maravillosos animales en su entorno natural.

Avistamiento. Foto-Web
Avistamiento. Foto-Web

Sin embargo, es importante realizar esta actividad de manera responsable y respetuosa, siguiendo las normas y recomendaciones que garanticen la seguridad y el bienestar de las ballenas y de los observadores. Así, podremos disfrutar de este espectáculo natural y contribuir a su conservación.

#NuncaDejesDeViajar

Continua Leyendo

Trending