El Jardín Surrealista de Edward James ha sido portada de innumerables revistas, set de filmación para videos y hasta recinto para presentaciones de libros. Ubicado en Xilitla, Pueblo Mágico en San Luis Potosí, se ha convertido en un imperdible para los viajeros.

Todos los años es visitado por miles de personas que quedan enamoradas de sus intrincados pasillos y caprichosas formas. Si aún no lo has visitado te dejamos unos datos interesantes que esperamos te animen enseguida a tomar una decisión de viaje.

1. Fue propiedad de la realeza británica

Edward James fue un excéntrico poeta y filántropo relacionado con artistas destacados de su época como: Magritte, Dalí, Picasso y Bretón. Fue nieto del Rey de Inglaterra Eduardo VII de quien heredó su fortuna, sin embargo nunca estuvo cerca de la realeza.

2. Las orquídeas lo empezaron todo

James sentía una fascinación irracional por las orquídeas y en su búsqueda por coleccionarlas terminó en Xilitla, un pueblo enclavado en la Huasteca Potosina en donde encontró un terreno en venta que le pareció ideal para crear un jardín dedicado a estas bellas flores.

3. No es castillo, no era Sir, ni era Inglés

Este lugar se le ha conocido de muchas formas, la más común es el Castillo de Sir Edward James, sin embargo no se trata de un castillo, solo de un jardín de descanso. James nunca fue Sir y nació en Escocia. El verdadero nombre de la edificación es el Jardín Escultórico Surrealista de Edward James.

4. Nunca fue el legítimo propietario

Las leyes mexicanas prohibían a los extranjeros comprar propiedades inmobiliarias por lo que  adquirió el terreno a nombre de su administrador: el señor Plutarco Gastelum, un indio yaqui de Álamos, Sonora, que conoció en uno de sus viajes en Morelos y con quien mantuvo una amistad intensa toda su vida…Léase entre líneas

5. Su creador nunca estudió arquitectura

Todas las construcciones y sus dimensiones provenían de su imaginación mismas que plasmaba en dibujos que encargaba al carpintero José Aguilar, un campesino huasteco quien le hacia los moldes para vaciar el concreto; El armado tomaba hasta 3 meses.

6. Nunca pensó habitarlo, ni abrirlo al público

Al tratarse de una propiedad privada nunca fue concebido para recibir grandes cantidades de visitantes, de ahí lo frágil de algunas de sus columnas o arcos. Sin embargo, Edward tampoco intentó habitarlo de manera permanente, solo se trataba de un santuario personal dedicado a la contemplación para visitarlo cada año o en ciertas temporadas.

7. Jamás se planeó terminarlo

No existían planos, secuencias o proyectos, siempre se realizó conforme a la imaginación del escocés, tal como si se tratara de un diario en el que se escribía la vida de todos los días; De esa manera el día que él muriera se terminaría de construir.

8. Está plagado de símbolos masones

El jardín incorpora diseños de muchas culturas, religiones y cultos, pero uno de elementos que más llaman la atención son los triángulos, ojos y columnas, símbolos de la masonería.

9. Se necesitaron cientos de hombres para su construcción

Se tiene registro que durante su edificación se ocupaba entre 80 y 200 trabajadores al mismo tiempo. James disfrutaba platicar con ellos acerca de sus plantas y los viajes que realizaba. Quienes lo conocieron lo describen como una persona muy divertida y humilde.

10. Es el monumento más importante de arquitectura surrealista

James fue el más grande coleccionista de arte surrealista del mundo, de las cuales se motivó para realizar sus estructuras meramente decorativas sin ningún sentido y en  la mayoría de los casos sin funcionalidad.

11. Las estructuras estaban cubiertas por plantas

Edward fue un gran amante de la naturaleza y dedicaba mucho tiempo a su cuidado y contemplación, de hecho a diferencia de nuestros días, la mayoría de las estructuras estaban cubiertas de flores y plantas que traía de sus viajes por el mundo.

12. Lo habitaban decenas de animales

En sus mejores épocas era habitado por aves exóticas que volaban libres por los aires, además existían refugios dedicados a flamencos, patos, tortugas, venados y felinos.

13. Las serpientes del pecado

Las características serpientes cuadradas que se encuentran en la entrada del jardín están inspiradas en el ballet “Los Siete Pecados Capitales” el cual mandó a crear especialmente para su esposa la bailarina Tilly Losch de quien se divorció puesto que nunca lo amó.

14. Fue el primer lugar en Xilitla en contar con luz

Durante su construcción no existía el cableado eléctrico en el pueblo, sin embargo el jardín contaba con una planta de diésel que utilizaba para iluminar sus creaciones.

Ahora ya sabes más de este hombre de gran personalidad, ¡Es momento de hacer un viaje a la Huasteca Potosina!

1 Comentario

Dejar respuesta