¿No te ha pasado que al llegar a un lugar, sientes que te roban el corazón?. A mí me sucedió con un rincón paradisíaco en el estado de Colima que no conocía. Cuyutlán es una rivera sobre el mar Pacifico que debería estar en la mente de todo amante de las playas mexicanas.

La verdad es que sólo dos cosas eran las que yo relacionaba con Colima: su volcán y Manzanillo. Pero hoy puedo numerar varias razones más para visitar a este estado. Por ejemplo, cuenta con las cuatro estaciones del año en su territorio: el invierno en la montaña, la primavera en la capital, el otoño en el norte y el verano en la costa.

Foto Carlos González
Foto Carlos González

A unos tan sólo 45 minutos de la capital colimense, tomando el rumbo de la carretera a Manzanillo se encuentra el municipio de Armería. Ya estando ahí faltan escasos 10 minutos para llegar a Cuyutlán.

Armería es un municipio pequeño y lindo. Lo recomendable es que si llegas temprano debes desayunar con Las Morenas, un pequeño restaurante de guisados tradicionales. Seguro cualquier habitante te dirá donde se encuentran. No te pierdas sus tortillas hechas a mano recién salidas del comal.

Foto Carlos González
Foto Carlos González

Liberar los sentidos en Cuyutlán 

Pero el objetivo de mi viaje era Cuyutlán, así que no tardé en llegar. Lo primero que me encontré fue con un destino playero indicado para la relajación. Para encontrarse con uno mismo y para estar en contacto con la naturaleza.

En este lugar la experiencia sensorial es única. Colocarse frente a un mar con tonos esmeraldas y colocar los pies sobre la arena oscura, es sin duda un momento sublime. Curiosamente me sentí completamente relajado.

El agua del mar de Cuyutlán tienen un tono verde que la hace única. Pero lo que realmente hace más especial es la arena oscura. La cual se debe, según cuentan, a la ceniza del gran volcán de fuego y a otros minerales que hay en la zona. Quizá por eso he visto algunas personas que se untan la arena en la cara por sus propiedades minerales, para después retirársela en el mar.

Foto Carlos González
Foto Carlos González

Por la tarde se acostumbra ir a comer. En el malecón y en el centro se encuentran diferentes fondas y restaurantes para degustar la exquisita gastronomía. Sin duda los pescados y mariscos no pueden faltar.

También se pueden disfrutar de otros platillos típicos como “los sopitos” que se acompaña con una cerveza Colimita bien helada. ¡Sentirás la gloria!

Foto Carlos González
Foto Carlos González

En el malecón pregunta por Selene, con ella podrás probar una refrescante agua de coco. Después puedes comer este fruto bien preparado a tu gusto, ya sabes, con limón sal y picante en polvo.

Un paseo por el Estero Palo Verde

Las sorpresas en este sitio no paran, pues cuentan con un lugar ya conocido por algunos, se trata del Estero Palo Verde. Un sitio mágico. Aquí es donde la vida se manifiesta de distintas maneras y podrás estar en contacto directo con la naturaleza.

Foto Migue Velázquez
Foto Migue Velázquez

Tortugario

Algo que no te puedes perder ahí mismo es el tortugario. En donde podrás conocer las diferentes especies de tortuga marinas. Ahí me enteré que de las ocho especies que hay en el mundo, siete llegan a las costas mexicanas. De este lado del pacifico es muy común ver a la tortuga golfina.

cuyutlan colima foto MArio Chavez
Foto Mario Chavez

Lo mejor de todo este aprendizaje es tener la oportunidad de liberar a las recién nacidas en estas playas. La experiencia es casi inexplicable, el sentir su delicado cuerpo vivo y su textura, te sensibilizan al máximo ya que al ponerlas sobre la arena y dejar que ellas solitas caminen con sus aletas al llamado del mar. Es entender el milagro de la vida y sus ciclos; sin duda alguna tienes que vivir esta experiencia cuando vayas a Cuyutlán.

Foto Carlos González
Foto Carlos González

Las aves

Pero las emociones no terminan con la liberación de las tortugas marinas. Un tour nos espera a unos cuantos metros del tortugario. Una lancha en el muelle se encuentra más que lista para llevarte a dar uno de los paseos más emocionantes de tu vida: La observación de aves.

cuyutlan colima mario chavez
Foto Mario Chavez

Pude ver alrededor de 20 especies diferentes de aves, la mayoría, sino es que todas, desconocidas para mi. Por eso si eres un fanático de las aves tienes que conocer este sitio. No olvidar traer tu cámara fotográfica con suficiente memoria, por que al igual que ellas, te vas a dar vuelo.

Foto Migue Velázquez
Foto Migue Velázquez

Si algo me gustó de este lugar, es su autenticidad; los resorts y grandes complejos hoteleros no se ven aquí. Sin embargo, existen pequeños hoteles a precios bastante accesibles, pero con una invaluable atención que realmente te hacen decir, que lo mejor de este lugar es su gente feliz y su apreciable amabilidad. Y ¿Cómo no van a ser felices si viven en el paraíso?

Foto Carlos González
Foto Carlos González

La sal 

Por si fuera poco, Cuyutlán cuenta con unas salinas que son otro de sus atractivos. Según dicen que, la sal de mar de este lugar es una de las tres mejores del mundo. No lo pongo en duda, pues los platillos de la región, que seguro llevan esta sal, son exquisitos. Además podrás comprarla sobre la carretera y casi en todos los negocios del lugar.

Foto Carlos González
Foto Carlos González

Es tanta la importancia económica y social de la sal para la región que existe un museo dedicado a esta actividad. Hoy en día le ha dado identidad a este lugar; sin duda un sitio perfecto para complementar el viaje con algo de cultura y para seguir aprendiendo sobre los procesos de extracción y elaboración.

Foto Migue Velázquez
Foto Migue Velázquez

Cualquier día y cualquier pretexto es bueno para conocer Cuyutlán, ya sea para un fin de semana, un puente, o en época carnaval que se celebra a principios de marzo.

Cuyutlán es un destino que te atrapa enseguida, debes estar dispuesto a enamorarte como cuando lo haces de una persona. Dejarte llevar poco a poco, sentir esas mariposas en el cuerpo, dejar que te hable al oído y entregarte con todos los sentidos. A quien no conoce Cuyutlán sólo le puedo decir una cosa: ¡te va a robar el corazón!

Foto Migue Velázquez
Foto Migue Velázquez

 

 

 

 

El Souvenir

Dejar respuesta