Contáctanos a través de:

Turismo Gastronomico

¿Qué significan las calaveritas de azúcar?

Para que la tradición de esperar a la muerte sea más divertida, ¡hay que ponerle azúcar a las calaveritas!

Calaveritas de Azucar

Una hermosa celebración en México es el Día de Muertos, la fiesta que rinde tributo a quienes ya no se encuentran con nosotros. Una tradición que al igual que muchas costumbres mexicanas tiene su origen en la época prehispánica y este se fusionó con la colonización española; el resultado, una mezcla de culturas, lengua, gastronomía y costumbres.

Una de esas tradiciones es la ofrenda o altar de muertos, espacio en el que se colocan los diferentes platillos y bebidas que gustaban a los fieles difuntos mientras disfrutaban de la vida: Dulces, tamales, cerveza, pan y fruta es lo más esencial.

calaveritas_de_azucar_1

Existen lugares donde las flores relucen junto a las veladoras; y quizá el copal es un elemento imprescindible, pero ¿te has preguntado alguna vez el significado de esas calaveritas de azúcar que colocamos en la ofrenda? Sí, esas que solo de verlas dan ganas de morderlas.

Orígenes

La figura de la calavera se representaba desde la época prehispánica de diversas formas, como el Tzompantli, un altar a la muerte que ilustra el tradicional paso de lo terrenal a lo espiritual.

calaveritas_de_azucar_2

Foto Luis Alveart

Este altar tenía la característica de estar formado por hileras de cráneos de las personas sacrificadas en honor a los antiguos dioses. Un ritual muy común en las culturas mesoamericanas por su nivel de creencia.

Para Mictlatecuhtli, el dios del inframundo, esto era una ofrenda maravillosa que aseguraba el paso de las personas a otros niveles (de ahí que en las ofrendas también encontremos las calaveritas con el rostro de este dios).

calaveritas_de_azucar_3

Foto Jorge Nava

Como es sabido, con los españoles en América, estos rituales iban en contra de las celebraciones religiosas que ellos promovían, y así surge ese sincretismo cultural impresionante.

Alfeñiques

Con la fusión de culturas, los mexicanos siguieron practicando esta ceremonia y adquirieron algunas técnicas europeas, tal como el famoso alfeñique, el cual utiliza azúcar, agua caliente y limón para crear una masa moldeadora parecida al caramelo y así, realizar diferentes figuras, entre ellas las famosas calaveritas que representan esa expresión netamente mexicana.

calaveritas_de_azucar_4

Foto Jorge Nava

En varias partes de México se realizan festivales del Alfeñique. Es en el Estado de México donde es muy habitual encontrar artesanos que viven de esta práctica. En los talleres se ve cómo trabajan la técnica con moldes de diferentes tamaños y detalles específicos.

Las manos de los mexiquenses también labran el cuerpo azucarado y decoran los cráneos con colores vegetales realizando grecas, espirales, coronas y piruetas que resaltan el trabajo final de este arte.

¿Por qué tienen nombres las calaveritas de azúcar?

Hay dos versiones que se cuentan acerca de los nombres colocados en la calaverita. Una menciona que es el nombre del difunto que se quiere recordar poniéndolo en la ofrenda.

calaveritas_de_azucar_5

Foto Razi Marysol Machay

Por otra parte está el nombre de quien aún vive, se dice que cuando regalas una pieza de estas a un ser querido (ya sea amigo o familiar), le guardas un espacio en el inframundo a través del simbolismo que representa la figura de azúcar, sellando así el destino de la persona.

Más que azúcar

Si te acercas hoy en día a cualquier ofrenda del día de muertos encontrarás no solo calaveritas de azúcar, si no también otras elaboradas con chocolate, amaranto o de gomitas; estas han sido elaboradas por los habitantes de diferentes partes del país utilizando otros sabrosos ingredientes, pero resguardando con mucho recelo su arte festivo y significado. Hay algunas que son bañadas en miel y tienen cacahuate, semillas de calabaza o ajonjolí.

calaveritas_de_azucar_6

Foto Jorge Nava

Por otro lado, en los mercados también encontramos otros personajes de dulces de alfeñique que van desde ataúdes, tumbas, mariachis, cocineras, calacas haciendo oficios y las famosas catrinas; todos ideales para tu ofrenda. No olvides acompañarlos de otros dulces mexicanos.

Bien se dice que lo único que tenemos seguro como personas, es la muerte, así que festejémosla como lo hacían nuestros antepasados demostrando que la belleza de lo desconocido forma parte de nosotros desde hace mucho, pero mucho tiempo.

calaveritas_de_azucar_7

Foto Juan Carlos Flickr

Coloca estas calaveritas de azúcar en tu altar de muertos, ponle flores, fruta, pan, papel picado y muchas cosas que hagan tributo a quienes ya no están para hacerles saber que siempre los tenemos presentes; después de todo algún día de estos nos encontraremos. ¡Feliz día de muertos!

 

Bebidas

¡Para el mal de ojo, toma las bebidas de Guerrero!

Desde las prehispánicas elaboradas bases de Cacao, de hojas de té y de frutos, hasta las adoptadas de otros países como el jugo de palma, originario de Filipinas.

Las bebidas de Guerrero Foto.Pixabay

Probablemente alguna vez escuchaste hablar del ´pozole estilo Guerrero´ y de otros platillos deliciosos de este estado, sin embargo, hoy vamos a enfocarnos en las bebidas de Guerrero. Esas que se han ganado el nombre de “típicas” y que vale tanto la pena probar cuando visites cualquier localidad de este estado.

Deja a un lado los refrescos y tú agua fresca ¡Anímate a probar las bebidas típicas! Algunas son prehispánicas y otras surgieron después de la conquista española, pero cada una de ellas es una muestra de ingenio en la combinación de sabores, ingredientes y ardua elaboración:

Chilate, prepararlo tiene su chiste

El Chilate es una de las más conocidas de Guerrero, es una bebida prehispánica que está elaborada a base de cacao, es refrescante y realmente deliciosa. Los ingredientes de esta bebida son muy sencillos; lleva cacao, arroz, canela y piloncillo.

Elaboración:

Primero se debe de poner a tostar el cacao y luego pelarlo, lo cual lleva su tiempo. Normalmente las chilateras preparan cantidades muy grandes para vender. El arroz se pone a remojar con la ramita de canela (o la canela también se pone a tostar), después los tres ingredientes se deben de moler y juntar, ya que estén juntos se vuelven a moler para intentar que no se escape ningún trozo grande de cacao, canela o arroz y para que se integren bien.

Para endulzar esta mezcla, porque el cacao es muy fuerte y amargo, le ponen piloncillo que lo hacen “miel”. Después de que tienen esta pasta lista, ya que lo van a vender o consumir le agregan agua. Una característica del Chilate es que lleva muchísimo hielo, es una bebida muy refrescante y normalmente la venden en las costas de Guerrero.

Además, prepararlo y servirlo tiene su chiste y no a cualquiera le sale, ya que lo deben de servir a cierta altura para que le quede mucha espuma. Si vas a Guerrero, refréscate con esta bebida que te hará amar aún más el cacao.

Actualizan la receta

Hoy en día las chilateras han ido cambiando las costumbres de sus antepasados, modificando la receta, por lo que puedes encontrar sabores muy diferentes por el tipo de cacao que se utilice, alguna vez en lugar de agua utilizan leche.

Otras chilateras en vez de ponerle piloncillo, para facilitar el trabajo, utilizan azúcar y otras incluso le agregan chile a la mezcla. A pesar de estas modificaciones, que son muy alejadas de la receta original, siguen estando deliciosas. Incluso ya utilizan el molino en vez del metate, sólo en la Costa Chica siguen la receta tradición al pie de la letra.

Tuba ¡El jugo de la palma!

Esta bebida sólo la podrás encontrar en las costas de Guerrero, ya que es el jugo de la palma -que no crece en la penca- es cuando no da el racimo de coco y de ahí extraen este jugo que se ponen a vender en la calle o en los cruces. Es común que, si viajas a Acapulco Viejo, encuentres que lo vendan en botellitas en los cruces.

Elaboración:

Para lograr extraer el jugo de los racimos, se debe dejar gotear durante días, la bebida original no lleva nada más. Sin embargo, como casi todas las bebidas tradicionales, la tuba tiene modificaciones, algunos le agregan frutas o incluso frutos secos.

Distintas formas de consumir

Es una bebida muy refrescante que dependiendo de la estación del año cambia de color, cuando hace frío es un poco acanelada y cuando hace calor es blanca. También si se consume recién extraída esta bebida es dulce, si se consume ya fermentada el sabor es un poco más amargo, y su consistencia es muy parecida a la del pulque.

La manera favorita de consumir suele ser con cacahuates, le da un sabor muy rico y te permite sentir dos consistencias diferentes. Esta bebida es originaria de Filipinas, pero se ha adoptado en México desde hace muchos años.

Agua de nanche, un fruto popular

El nanche o nance es un fruto muy popular en el estado de Guerrero, por lo que es muy común ir caminando por sus calles y toparte con un carrito que vende nances; en la Costa Chica se encuentra uno de los principales productores de este fruto en el país.

Al nanche lo podrás identificar muy fácilmente porque es una fruta redonda y pequeña de color amarilla. Esta fruta es tan popular en Guerrero, que en algunas zonas podrás encontrar mermelada, gelatinas, yogurth y por supuesto bebidas muy ricas que te refrescarán.

Además, esta fruta es rica en vitaminas C y K y se cree que es más nutritivo que otras frutas que son conocidas a nivel mundial. Podrás encontrar dos tipos de bebidas con esta fruta: aguas frescas y bebidas alcohólicas.

Elaboración:

El agua fresca se prepara dejando remojar el nance por varias horas, después se aplasta para quitarle el hueso, se le agrega azúcar o lechera y después agua. Lo peculiar es que quedan trozos de la fruta, que puedes irte comiendo, y que le dan un sabor aún más rico al agua.

Para la bebida alcohólica únicamente ponen a fermentar el nance. Para esto ponen el nance en un recipiente de vidrio con azúcar y lo dejan de 4 a 6 meses para que fermente.

Té de toronjil, para el mal de ojo

El té de toronjil se suele acompañar con una rica semita -no sé decidir cuál es mi semita favorita si la rellena de piloncillo o de requesón- así que no te pierdas las dos. Este té no sólo es delicioso, también aporta muchos beneficios a nuestra salud y desprende un aroma increíble.

Elaboración: es muy sencilla, solo es necesario poner a hervir la hoja de toronjil.

Beneficios del toronjil

Se suele beber mucho para calmar la ansiedad y cuando se tiene insomnio, para poder relajarse. Desde hace muchos años el té de toronjil se utiliza para aliviarse de sustos muy fuertes.

Si estás en Guerrero, y algo sucede que te cause una gran impresión, es muy probable que escuches: toma té toronjil. También tienen la creencia de que este té te puede curar de un mal de ojo.

Sin duda, es una de las bebidas que más beneficios tiene, incluso cardiovasculares y para calmar los cólicos. Otra bebida que debes de probar si vas a Guerrero es el té de toronjil, verás que podrás descansar como nunca.

Mezcal, también entre las bebidas de Guerrero

El mezcal guerrerense es delicioso, es el tercer estado productor de esta bebida destilada del maguey en México.

Elaboración artesanal:

Es todo un arte preparar el mezcal, de manera tradicional se preparaba en un lugar llamado Palenque que debía estar cerca de un arroyo, se le quitaban las pencas al maguey, se hacía como una especie de fogata con los cocos, se le ponían las pecas y se tapaban con palmas. Este proceso duraba tres días aproximadamente, después se aplastaban y se vertía en unas tinas para que fermentara el maguey por unos 5 días.

Para destilarlo se metían en unas ollas de barro, el alcohol se evapora, pero como no puede salir se condensa y se vuelve a hacer líquido. Aún en algunas partes de Guerrero se sigue haciendo de esta formal tan natural, haciendo que su saber sea único y delicioso.

Mezcal de sabores

Así como podrás encontrar mezcal puro, también es muy conocido el mezcal de sabores de Guerrero y debo decir que es el más rico que he probado. Tienen sabores muy especiales como mezcal de chilate, nance, Damiana, maracuyá, nuez, café, tamarindo, jamaica, rompope, cacahuate, entre muchos otros que debes de probar.

Si puedes asistir al pendón que se realiza cada año en Guerrero -en diciembre- podrás ver que el mezcal es una bebida que no puede faltar, y mientras recorres el desfile, los lugareños estarán ofreciendo mezcal para los que hacen el recorrido.

La mejor manera para conocer todo sobre esta bebida, es que hagas la Ruta del Mezcal, dónde podrás conocer como se elabora, así como las tradiciones del estado de Guerrero.

Continua Leyendo

CDMX

!La ruta de las tlayudas en CDMX!

5 lugares en los que vale la pena comer el típico platillo de Oxaca, cada sitio tiene un toque especial, por eso ¡conócelos todos!

Ruta de las tlayudas en CDMX Foto.Verohoy.com

Hemos escuchado de la ruta de los mejores tacos, de las mejores alitas, malteadas, hamburguesas y demás. Pero qué tal hablar acerca de las mejores Tlayudas que tienes que probar en la Ciudad de México, te proponemos entonces una especie de “ruta de las tlayudas en CDMX”.

Este es uno de los platillos típicos de Oaxaca y es exquisito, ya sea desde una sencilla con frijolitos y nopales, hasta las auténticas elaboradas con tasajo; vamos a seguirle la pista en 5 lugares de esta gran ciudad.

1.-La Secina

Uno de los favoritos para deleitar el paladar con exquisitas tlayudas, se encuentra ubicado en la colonia Narvarte, exactamente en Obrero Mundial #305 (muy cerca de Parque Delta). El restaurante por fuera parece ser pequeño, pero una vez que entras descubrirás esa auténtica decoración temática de bodega, con un toque muy bohemio.

En este lugar,  ideal para una primera cita con esa persona que quieres conquistar, te recomendamos probar la tlayuda con cecina enchilada, la crema de poblano (es una verdadera delicia) y los chapulines asados con guacamole.

Es bueno, rico y barato ya que si pides el agua del día, el refil cuesta sólo $5 pesos, además de que cuentan con una gran variedad de destilados. El costo promedio por persona es de $300 pesos, eso ya exagerando con entradas, plato fuerte y bebidas.

2.-Las Tlayudas

Este restaurante es peculiar por tener ese toque cálido como si fuera una casa contemporánea oaxaqueña, las mesas son de madera, paredes de tono terracota y un piso empedrado que no puede faltar en la decoración.

El menú se basa en platillos y bebidas que son meramente tradicionales de Oaxaca. Tlayudas mixtas, de chapulines, con queso de hebra, una deliciosa crema de chapulines con cacahuate y julianas de tortilla son el hit de este lugar,

Las tlayudas se acompañan de una deliciosa agua de horchata oaxaqueña, y rematan con un rico flan napolitano que te limpiará el paladar. El costo promedio es de $200 pesos por persona incluyendo postre, entradas y bebidas. Las Tlayudas se encuentra en Av. Insurgentes Sur #560 (muy cerca de Viaducto).

3.-Lady Tlayudas

Lady Tlayudas, se encuentra ubicado en Lorenzo Boturini, esquina con calle 1325 ,y seguramente esta zona te recuerda a buffet de mariscos o antojitos del mar, pero Lady Tlayudas rompe con esa tradición, ya que si te encuentras por la zona ésta es una perfecta oportunidad para probar las auténticas tlayudas oaxaqueñas.

El restaurante es algo pequeño pero con una agradable atención y sobre todo un delicioso sazón. No te puedes ir sin probar por supuesto un chocolate con agua, y una rica tlayuda de tasajo con las salsas de la casa. El costo promedio por persona es de $140 pesos incluyendo el platillo y bebidas.

4.-Corazón de Maguey

Si se trata de una ocasión más especial o simplemente te quieres consentir, Corazón de Maguey es una excelente opción. Se encuentra ubicado, precisamente en el corazón de Coyoacán, exactamente en el jardín Centenario.

El mezcal en Corazón de Maguey no puede faltar: reposado, joven, añejo, exquisita coctelería en cantaritos de barro y cerveza mexicana artesanal. Qué decir de los platillos, el menú es bastante amplio, pero algo que te puedo sugerir son las enchiladas  de tres colores que son bañadas en mole negro, mole verde y pipián.

Otras grandes opciones son el pescado zarandeado, sopes de tuétano y por supuesto una deliciosa tlayuda con tasajo y chapulines.

Corazón de Maguey se presta incluso para eventos, así que no estaría de más que lo contemples para los festejos con los compañeros de tu oficina. El costo promedio es de $500 pesos, algo más elevado pero realmente lo vale.

5.-Oaxacaquí

Visitar el kiosco Morisco, de la colonia Santa María la Ribera, es un imperdible para un domingo fresco y en familia, así que si ya andas por el rumbo, las tlayudas de Oaxacaquí no pueden faltar en tu itinerario.

Es un restaurante sencillo, especial y con un auténtico toque oaxaqueño (literal) ya que el dueño de Oaxacaquí viaja cada semana por las materias primas a su ciudad natal. Te sugiero ir con tiempo ya que los fines de semana puedes encontrar fila para entrar.

La especialidad de la casa es la sopa de frijol, elaborada con un toque de pasilla y hojas de aguacate, un exquisito pan de yema y por supuesto una exquisita tlayuda de tasajo con chorizo todo acompañado de un fresco tejate o una original agua de arroz. El costo promedio por persona es de $150 pesos.

¡Nunca dejes de viajar!

Continua Leyendo

África

¡Recorre la región vinícola más grande de Sudáfrica!

Stellenbosch, las catas en sus afamados viñedos en medio de espectaculares parajes, quesos y chocolates exquisitos !te dejarán si aliento!

Región vinícola de Sudáfrica Foto. Southafrican.net

A unos 50 kilómetros de la Ciudad del Cabo, se localiza la región más grande de vinos de Sudáfrica, me refiero a Stellenbosch, es una de los sitios obligados en la ruta de los vinos de este país.

Para anotarte una visita a Stellenbosch, en tu próxima visita a Ciudad del Cabo, tienes que saber lo más interesante sobre esta ruta vinícola, en Sudáfrica.

Stellenbosch, bellos viñedos

Unos 200 viñedos son albergados en esta región, que se produce una gran diversidad de vinos. Ya sean tintos, blancos o bien algunos que sean originarios de la zona. Por ejemplo el Semillon, así como el Pinotage.

Paarl y Franschhoek son otros dos poblados que al igual que Stellenbosch, conforman la mítica ruta del vino. Sin embargo, la que más destaca por su tamaño y sus paisajes es Stellenbosch, lugar goza de imponentes montañas.

 Vinos de Zevenwacht

La bodega Zevenwacht posee más de 400 hectáreas de plantío de la viña. En la que se produce, desde más de 300 años, el Pinotage. Además de también producir otros tipos de vino como el Merlot, Cabernet Sauvignon o un Sauvignon Blanc.

Además de poder disfrutar de una cata de estas grandes bebidas, también puedes probar de los quesos elegidos cuidadosamente para cada tipo de vino, que irás catando.

Si se te despierta el apetito puedes almorzar aquí, ya que encontrarás un pequeño restaurante con hermosas vistas a un lago.

Vinos de Lanzerac

En la bodega Lanzerac, podrás disfrutar de los vinos que ahí se producen y deleitar tu paladar con una gran variedad de chocolates.

Los expertos estarán contigo explicándote otros procesos, así como, también te orientarán a degustar correctamente. En Lanzerac te sugieren que para un resultado excelente, es elegir un vino de sabor fuerte y combinarlo con un chocolate dulce.

Manejar y pecnoctar

Es recomendable para recorrer los viñedos rentar un automóvil, o bien alojarte en en el sitio. La propiedad del viñedo de Lanzerac cuenta con 48 habitaciones equipadas, en las que puedes disfrutar de un ambiente tranquilo y con maravillosas vistas.

 Una de las rutas más antiguas

En 1679, la familia Stellenbosch fue quien hizo posible la plantación de la primera viña, la cual provenía de Holanda.

El clima y la tierra resultaron ideales para la proliferación de las cosechas. Lo que ocasionó a convertirse en un negocio rentable para la familia. Es así que se convierten en la segunda comunidad europea en Sudáfrica. Groot Constantia se le denominó a este viñedo.

A partir de finales de los años 70, fue cuando los viñedos comenzaron a tomar protagonismo, logrando así, desarrollar algunos de los mejores vinos del mundo.

Datos curiosos

Stellenbosch funciona como una ruta vinícola desde 1971, convirtiéndose en uno de los sitios más reconocidos por su excelencia en este ámbito a nivel mundial. Se caracteriza por producir anualmente más de mil millones de litros de vino.

Si estás interesado en realizar senderismo a través de los surcos de los viñedos, es recomendable visitarlo en primavera.

Pero si quieres asistir en verano, podrás disfrutar de los espectáculos musicales al aire libre que suelen presentarse en estas épocas.

¡Es por esto y más que no te puedes perder esta maravillosa ruta!

Continua Leyendo

Trending