Contáctanos a través de:
viena001 viena001

Europa

Perdido entre valses y artes de Viena

Visita Viena, un lugar que tiene mucho que ofrecerte, sus museos llenos de cultura y sorpresas, aquí es donde se encuentra el famoso “Penacho de Moctezuma”.

¡Viena fue nombrada la ciudad con la mejor calidad de vida en el mundo!. Título bien ganado, no sólo por la amabilidad de su gente, sino por la promoción cultural que ostenta. Aquí tienes una lista de las actividades que puedes hacer en Viena.

Es importante mencionar, que la firma de Recursos Humanos Mercer decidió dar este título a la ciudad debido al acceso que sus pobladores tienen a la cultura, y como ya lo sabemos, la ciudad Austriaca tiene mucho por ofrecer en este aspecto.

VIENA

Viena. Foto: Archivo

Siempre pensé en esta ciudad como en un lugar bello y clásicamente europeo. Pero al llegar mis expectativas fueron rebasadas, ya que me encontré con un cofre de secretos.

Situada en pleno corazón del viejo continente, en la capital austriaca, se sienten de inmediato los impulsos que han dejado la historia y varios personajes importantes.

Viena. Foto: Marcel Rusu

¿Qué hacer en Viena?. Foto: Marcel Rusu

Cultura por todos los rincones de Viena

El clima sorprendentemente agradable y la ciudad invitan a iniciar el recorrido por el famoso Danubio azul, en realidad no es tan azul, sin embargo la tranquilidad de un paseo a lo largo de este río inmortalizado por el vals de Strauss vale la pena y es un paseo obligado.

Quizás se ve un poco abandonado, libre de turismo excesivo, donde aparentemente sólo pasean los parroquianos locales.

Viena. Foto: Dan Visan

Viena. Foto: Dan Visan

Las autoridades tienen planes de rescatar y comercializar nuevamente esta atracción, pero a mí en lo particular me gusta ese aspecto de misterio y dejo.

Muchos de los museos están concentrados en el centro de la ciudad, aunque bien vale la pena visitar otros en la periferia. Con ese pretexto conoces otros rincones de distintos barrios, esa es la verdadera Viena, en donde te puedes perder en su vida cotidiana.

A la vez, podrás encontrar ese pequeño restaurante para pedir algo a base de carne y un tarro de cerveza local, todos estos rincones están inundados de la arquitectura típica y con gente por demás respetuosa y amigable.

Viena. Foto: Martin Lostak

El Danubio Azul. Foto: Martin Lostak

Son tantos los museos que cada uno merecería un artículo detallado contando la historia y su contenido, la cantidad de objetos y obras de arte es simplemente abrumante, visitando como turista unos cuantos días, el tiempo no alcanza, así que es recomendable enfocarse en unos pocos, pero bien vistos.

VIENA1

Viena. Foto: Archivo

El Museo del Mobiliario

Tiene (como su nombre sugiere) colecciones de muebles clásicos de distintas dinastías austriacas que nos transportan al pasado y a la opulencia en que vivían los nobles en todo el mundo.

Tuve la suerte de ver una exposición temporal sobre Maximiliano de Habsburgo, quien curiosamente es llamado Maximiliano de México.

Es muy interesante la manera en que este personaje es visto en Europa, sin embargo cada quien saca sus propias conclusiones.

Museo del Mobiliario. Foto: W24 - Das Stadtfernsehen

Museo del Mobiliario. Foto: W24 – Das Stadtfernsehen

Museo Casa de Sigmund Freud

Para los conocedores y aficionados del psicoanálisis, está este lugar, donde se ven objetos de su vida personal, sus notas y de paso, una vista de su legado a la psicología.

Es muy pequeño este museo, pero la casa de un personaje tan importante merece sin duda ser explorada y permitirte aprender algunos datos curiosos.

VIENA2

Casa de Freud.. Foto: Archivo

Museo Welt de Etnografía de Viena

Su principal atracción es el Penacho de Moctezuma. La palabra penacho se ha hecho conocida en el alemán e inglés hablados en Viena.

De tal manera que en cualquier centro de información turística preguntando; “do you know where the penacho is?”  le sabrán indicar a uno como llegar a este museo.

Estar parado frente al penacho fue una experiencia rara, tantos dimes y diretes sobre este ornamento azteca que presumiblemente perteneció a Moctezuma II ejercieron sin duda una gran influencia.

Penacho de Moctezuma. Foto: Hirux's place

Penacho de Moctezuma. Foto: Hirux’s place

Al contemplarlo, junto con otros turistas-peregrinos mexicanos, soñando despierto en cómo distraer al guardia y subir el penacho a un avión, todos estos pensamientos me pusieron de mal humor. Pero al final era mi deber ir a ver al Penacho.

Verlo ahí, con el guardia cuidando que nadie tome fotografías, y pensando “quizás subjetivamente”, que sí, que debería estar en el Museo de Antropología de la Ciudad de México por el simbolismo que representa para cualquier mexicano, me hace pensar en las grandes colecciones que deberían estar en sus lugares de origen y motivar al viajero a llegar a los recónditos sitios donde pertenecen.

Un museo digno de ser visitado. Foto: Archivo

Museo de Historia del Arte.

Para levantar mi ánimo decidí visitar el Museo de Historia del Arte. Pensaba verlo rápido y calculé una hora. En realidad pasé casi cinco horas en este museo.

La cantidad de pinturas, murales y esculturas parece no tener fin, muchas de las obras de este museo han ilustrado nuestros libros de escuela, así que es fácil reconocerlas.

Son tantas las obras y tantos los artistas, que uno debe tomar nota de nombres para poder después investigar más.

Museo de Historia del Arte de Viena. Foto: Archivo

Museo de Historia del Arte de Viena. Foto: Archivo

Definitivamente inspira a cualquiera para conocer más de arte en sus diferentes expresiones. Puedes vivir nuevamente ese viaje dando el paseo virtual que el museo ofrece en colaboración con Google: http://www.khm.at/en/

Menos serio y más relajado es el entretenimiento en el parque de diversiones Prater, a donde se llega en metro. Un paseo alegre para conocer sus atracciones obligadas, como la Riesenrad.

Es decir su rueda de la fortuna, que primero ofrece una exhibición de la historia del parque y después un paseo de veinte minutos con una vista de toda la ciudad y del río Danubio, en un juego que data del año 1900.

VIENA3

Historia en cada mural. Foto: Archivo

¡Hasta pronto, Viena!

Finalmente dejé Viena con cierta melancolía, pero con una meta en mi mente: regresar  y ver más iglesias, ir a algún concierto, ver a los niños cantores, escuchar a Mozart en alguna sala, recorrer sus museos, sus palacios, sus calles.

Schnitzels. Foto: Archivo

Comer nuevamente su charcutería y sus schnitzels y beber su aromático café. Todo eso es Viena, el lugar que se percibe con los cinco sentidos y se extraña con el alma. #Nuncadejesdeviajar.

Bebidas

Y tú, ¿ya conoces el vino de hielo europeo?

¡Codiciado, exquisito y toda una explosión de sabor!

Tomar una copita de vino siempre será un excelente plan, ya sea para tener una buena plática con tus amigos, para relajarte después de un día de trabajo, o para acompañarlo con un buen libro. El vino de hielo europeo es una opción que traemos para ti si eres un amante de este honesto elixir.

Una bebida que no muchos productores se atreven a elaborar debido a su complejo y delicado proceso, pero que sin duda tiene resultados que además de increíbles, son deliciosos. ¡Vamos a conocerlo!

Vino de hielo europeo. Foto por Gourmet de México.

Origen del vino de hielo europeo

El también conocido como Eiswein en alemán, Icewine en inglés y vin de glace en francés, tiene un origen que se remonta al siglo XVIII en la región de Franconia (norte de la Baviera Alemana).

Una inesperada helada cayó sobre las uvas que los viticultores habían cosechado anteriormente. Horas después, se percataron de aquel suceso y se negaron a perder lo que con tanto esfuerzo habían cultivado.

Franconia, hogar del Icewine. Foto por Irene Steeves.

Sin resignarse, decidieron elaborar los vinos haciendo uso de las uvas congeladas, consiguiendo así una bebida exquisitamente dulce y llena de cuerpo.

Una vez que descubrieron el vino de hielo, decidieron continuar con la elaboración de esta bebida que posteriormente se hizo popular en regiones como Austria, Francia, Alemania y Luxemburgo.

Además, su demanda ha ido incrementando al paso de los años, volviendo cada vez mas codiciado a este vino que fue descubierto por lo que parecía un catastrófico accidente.

Vino de hielo europeo. Foto por DerUltes.

Pero…¿Y cómo se elabora?

El vino de hielo europeo suele ser producido bajo el método de elaboración tradicional, aunque con algunas variaciones en su camino.

Para preparar los vinos de hielo blancos, se utilizan normalmente las uvas Chardonnay o Grüner Veltiner. En su versión de vino tinto, se hace uso de Merlot, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc.

Si bien, el Eiswein no depende de un tipo específico de uva, es de suma importancia utilizar las cosechas de una misma región en su preparación.

Uva Cabernet para vino de hielo europeo. Foto por Bocados de Europa.

Para que se congelen las uvas, es necesario que se encuentren a una temperatura ambiente entre los 7 u 8 grados bajo cero, y nunca por debajo de los -13ºC, pues sería imposible elaborar el vino de hielo europeo con uvas totalmente solidificadas.

Luego de ser recolectadas a mano durante la noche, las uvas deben ser prensadas inmediatamente en prensas especiales de gran presión antes de que los cristales de hielo se derritan.

El proceso de prensado permite la obtención de un mosto con mas de un 28% de su peso en azúcar y con una acidez elevada que le da al vino helado ese sabor dulce y afrutado, pero con algunas notas ácidas. ¡Una delicia!

Viñedos de Eiswein. Foto por Martin Fisch.

Combínalo con sabores dulces y suaves

El vino de hielo europeo es ideal para maridarse con postres con cobertura cremosa, como un helado de mamey o una tarta de frutos del bosque.

También lo puedes acompañar de quesos blandos como el quesillo o queso feta griego el cual también resulta un agasajo al paladar.

Elige tu combinación favorita para el vino de hielo europeo. Foto por Bocados de Europa.

Ahora que se acerca la temporada navideña, un plato de romeritos o platillos con adobo son una muy buena opción para degustar nuestro codiciado y exquisito vino de hielo europeo.

Elige tu combinación favorita para este elixir y no dudes en compartirla con nosotros, lánzate a una aventura llena de explosiones de sabor y #Nuncadejesdeviajar!

Eiswein. Foto por Bocados de Europa.
Continua Leyendo

Europa

Queso Roquefort, elaborado con…¿hongos?

Consiente a tu paladar con esta fiesta de sabores y texturas.

El mundo de los quesos es tan variado que los hay para todos los gustos. Las combinaciones con otros ingredientes, aderezos y vinagretas suelen elevar sus exquisitos sabores y hacer de este un alimento indispensable en el hogar. El día de hoy te hablaremos de un queso muy peculiar, el queso roquefort.

Este queso debe su sabor entre picante y salado a los hongos que crecen en su interior y lo convierten en un delicioso manjar. Aprendamos un poco más de él.

Roquefort. Foto por Condé Nast España.

Esta es su historia

Se dice que su origen data del siglo VII, y fue un descubrimiento de un campesino francés, del cual se desconoce su nombre.

El campesino se dirigía a realizar sus labores pero olvidó su almuerzo que consistía en pan y queso en una cueva fría y húmeda.

Conoce las combinaciones que puedes hacer con el roquefort. Foto por Rock & Ribs.

Unos meses después, regresó al lugar y se encontró con una maravillosa transformación. La cueva, tenía las condiciones naturales exactas para que se desarrollaran hongos en el interior del queso que le otorgaban su sabor.

En entonces cuando se empiezan a tener datos sobre la creación del queso roquefort, originario de la región de Causses del Aveyron en Francia para el año de 1070.

Región de Causses de Aveyron, Francia. Foto por Akuna M.

¿Cómo se elabora?

Este exquisito queso azul debe ser producido en una zona donde el clima suele ser muy duro, con inviernos fríos y veranos cálidos y secos.

Ahí se crían las ovejas que son las productoras del ingrediente principal del queso: la leche.

Su elaboración es bastante compleja, ya que si bien el proceso es igual al de cualquier queso (acidificación, coagulación, cuajadas y suero, saladura, organización y maduración), aquí se añade otro paso llamado “pinchado”.

Queso roquefort listo para iniciar su proceso de maduración. Foto por Guillermo Ruiz.

En este paso, el queso es perforado con agujas y se deja madurar en las cuevas alrededor de 3 meses.

El aire cargado de esporas del ambiente, penetra al queso y desarrolla el moho y hongos suficientes que le dan esos tonos azules y textura quebradiza. ¡Qué delicia!.

Y debes saber que solo existen 7 productores de roquefort en el mundo, el más grande es la Roquefort Société, que se dice fue el primero en elaborarlo.

El también llamado “Queso Azul”. Foto por El Conocedor de México.

Acompaña tu queso roquefort con éstos ingredientes

Con su aroma lechoso a nueces y pasas, este queso tiene un sabor salado, complejo e incluso un poco ácido.

Resulta una excelente combinación con peras y un baguette con mantequilla. También puedes colocarlo en una tabla de quesos y agregar unas uvas alrededor.

De igual forma es delicioso en las ensaladas verdes, ya que intensifica el sabor de las vinagretas. Y si le agregas algunos frutos secos…¡Vaya exquisito manjar!.

Quesos, vinito, Netflix and chill. Foto por Flavio Rucci.

El queso azul suele ser unos de los más costosos, en México tan solo, puedes encontrarlo en algunos supermercados donde el costo aproximado de un kilo es de hasta $1500. Pero tranquilo, que te aseguramos que la inversión bien valdrá la pena.

Permite a tu paladar tener una nueva experiencia de sabores y déjate consentir por los aromas del roquefort que es tan peculiar pero siempre exquisito, y recuerda #Nuncadejesdecomer!.

Descubre todas las variedades de quesos del mundo. Foto por Heaven.

Continua Leyendo

Bebidas

¡Brindemos con el exquisito Oporto del Valle de Douro!

Ya es momento de hacer cambios en tu paladar a los que vinos con Denominación de Origen

Oporto Valle de Douro. Foto: JT ASTK

Si eres un amante de los vinos, y disfrutas de sus aromas, texturas y maridajes, entonces debes probar un elixir fascinante: El vino Oporto del Valle de Douro.

Se trata de una de las muchas regiones de Portugal, que debido a las condiciones en sus suelos, el clima, y la humedad que lo rodean, permite la producción de un delicioso vino con olores incomparables que harán despertar a tus sentidos. ¡Vayamos a conocerlo!

Portugal, hogar del Valle de Douro. Foto por Pedro Szekely.

El Valle del Douro es la región vinícola más grande del mundo

Para empezar, debes saber que antes ni siquiera había tierra en la región, solo unas laderas de pizarra y granito, que eran tostadas bajo un sol abrasador.

El oporto pudo ser elaborado gracias al trabajo arduo de los agricultores, que adaptaron y trabajaron las tierras para producir el vino acompañado de los rayos del sol.

Fue hasta el siglo XVII cuando el Oporto tuvo su auge y logró expandirse por todo el país causando una gran aceptación.

Vino en proceso. Foto por José Manuel Armengod.

Los suelos del Valle del Douro son tan ricos hoy en día, que permiten cultivar más de 50 uvas ideales para la producción del oporto. Entre las más comunes se encuentran la Touriga Nacional, la Tinta Barroca, Tinta Roriz, ademas de las tintas Cao y Francesa.

Así que cuando decidas probar este vino, recuerda que estarás saboreando años de historia y esfuerzo continuo.

Los suelos ideales para la producción del Oporto del Valle de Douro. Foto por SOPHOCO.

Una bebida de alta calidad

El vino oporto del Valle del Douro se encuentra respaldado por dos organizaciones regulatorias, que garantizan la calidad de la bebida.

La primera, es el Instituto del Vino de Oporto, un laboratorio al que los viticultores llevan muestras de su vino con el fin de obtener el título de “Vino de Oporto”.

Grandes ingredientes, para un gran vino. Foto por Carm R.

La Casa Do Douro también supervisa su producción, verificando que todas las uvas utilizadas en el Oporto sean traídas directamente de la región del Valle de Douro, para así obtener su auténtica denominación.

Además, cuenta con la etiqueta de designación de origen protegida (DOP), que también garantiza su autenticidad y evita falsificaciones.

Valle de Douro. Foto por Marmontel.

Oporto Tawny y Oporto Ruby

Estos tipos de vino también se producen en la región del Valle de Duoro. Los vinos Tawny, suelen ser añejados de 10 hasta 30 años, y presentan deliciosas y dulces notas de almendras, frutos secos, avellanas y dulce de mantequilla.

Son delicados y complejos, con tonalidades terracotas además de apreciar una transparencia evidente, debido a que se añejan en barricas de madera, entra en contacto oxígeno lo que hace que pierda el pigmento, característica del Oporto.

Tradición y sabor en cada copa. Foto por Javier González.

Por otro lado, se ubican los Oportos Ruby los cuales son vinos rojos y robustos con sabores a ciruelas y moras maduras.  Si lo tuyo son los vinos afrutados, entonces los Ruby son ideales para tu consumo.

Te invitamos a probar estas deliciosas bebidas portuguesas que han sido elaboradas bajo los más estrictos estándares de calidad.

¿Cómo beberlo?

A diferencia de otros tipos de vino, debes saber que el Oporto es muy versátil, lo puedes ocupar como base para cocteles, como vino de postre, como digestivo, pero sobre todo, es ideal como aperitivo.

Utiliza los oportos Ruby para sazonar tus platillos. Foto por Grand Velas.

Con el Oporto puedes tener una maravillosa experiencia con los sentidos acompañándolo con algunos bocadillos europeos: jamones, quesos, pan, frutas y pastas.

Dicen que los momentos y citas memorables vienen acompañados de un vino, y el Oporto del Valle de Douro seguramente elevará esa experiencia como si estuvieras en Portugal.

#Nuncadejesdeviajar.

Continua Leyendo

Trending