Muchos ingredientes de la gastronomía mexicana forman parte de un legado ancestral de símbolos mexicanos que corre en nuestras venas sin importar la clase o condición social. Uno de esos alimentos son los nopales y todos sus frutos que nos regala, como las tunas y el xoconostle, ambos elementos representados en el escudo de nuestra bandera nacional.

El nopal es un ingrediente exquisito con el que contamos los mexicanos en las regiones del centro del país. En la Ciudad de México los encontramos en zonas lacustres que bordean los lagos de Tláhuac y Xochimilco. Su suelo fértil es ideal para que crezcan este tipo de cactáceas.

nopales scanudas

A lo largo de su vida los nopales desarrollan su característica forma ovalada que les permite concentrar en su interior el agua que ayuda a combatir la gastritis, los cólicos y a desintoxicar el hígado.

Existen algunos científicos que aseguran que los nopales se convertirán en un alimento indispensable para un futuro próximo cuando los recursos escaseen. Pero mientras eso ocurre (ojalá no) te invitamos a descubrir el encanto de las zonas donde el nopal es el principal atractivo:

Milpa Alta y las laderas

El sur de la Ciudad de México cuenta con la producción de nopales más grande para distribuir al país. En Milpa Alta se puede caminar (con sumo cuidado) entre las nopaleras, ver su cultivo y por supuesto probar platillos típicos de la región como el nopal en escabeche o unos tacos de nopal asado al comal.

nopales razi machay
Fotografía: Razi Machay

Si te gusta la experiencia puedes visitar los pueblos de San Agustín Ohtenco, San Jerónimo Miacatlán, San Francisco Tecoxpa y la Feria del Nopal en el mes de Junio.

Colores, tunas y postres de Morelos y Puebla

Ambos estados son expertos productores de tunas. Desde la cristalina (un color verde casi transparente) hasta la intensa color roja de sabor dulce caramelo.FERIA DE LA TUNA Las variedades de los nopales “tuneros” llena la mesa de postres como jaleas de tuna untado en pan burro de Puebla o ¿Qué tal te caería un filete de cerdo bañado en salsa de tuna roja acompañado de nopal asado con papas y quelites? Suena delicioso ¿No?

Frutos exóticos en Yucatán

La Pitaya y la Pitahaya son frutos poco conocidos de origen cien por ciento mexicanos cuya región de cultivo principal es la Peninsula de Yucatan.

La pitaya es de color rojo intenso en su interior y de forma espinada por fuera; por otro lado la Pitahaya es de colores rosados y amarillos en su exterior mientras que en su interior la pulpa luce blanca.

pitaya paulo godoy
Fotografía: Paulo Godoy

Actualmente se pude disfrutar su sabor en sutiles preparaciones como mermeladas y nieves en el poblado de Atlixco en Puebla o encontrarlas en los mercados de Mérida y ciudades importantes de Yucatán, Oaxaca, Chiapas, Campeche y Michoacán en los meses de mayo y junio.

Las virtudes del xoconostle

Una de las tunas más deliciosas de México es sin duda el Xoconostle, un fruto de sabor ácido, ideal para platillos como el mole de olla, donde brinda la característica jugosidad del caldo.

Esta pequeña tuna se da entre los meses de junio y finales de agosto en las áreas semi-desérticas de San Luis Potosí, Hidalgo y Guanajuato. La versatilidad del xoconostle va desde la utilización medicinal (control de glucosa y sistema inmunológico) hasta golosinas saludables para acompañar los shot de tequilas o de mezcal.xoconostleHay muchas preparaciones como aderezos, gomitas, postres y hasta asados a las brasas.

Un tesoro para los sabores mexicanos…

El nopal es y seguirá siendo parte de nuestras tradiciones, si no eres mexicano y aun no lo conoces no debes perderte algunos de los deliciosos platillos como el huarache azteca (CDMX), el nopal capeado(Estado de México), la ensalada para tacos, nopal con verdolagas, carne de cerdo (Guerrero), jugo de nopal y gusano de pencas ¡Son una delicia!

¿Quieres probar un aderezo de peculiar sabor? Te compartimos la receta del aderezo de Xoconostle, ideal para ensaladas:

Ingredientes

  • 2 Xoconostles
  • 2 cucharadas de crema ácida
  • 50ml de aceite de oliva
  • 30ml de vinagre blanco
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 ramillete de cebollín
  • Sal y pimienta al gusto

Procedimiento

Asar por 10 minutos el xoconostle en el comal hasta que la piel se desprenda, después pelar y exprimir el jugo.

Picar el cebollín finamente y mezclar con el aceite, la miel y el vinagre. Revolver todo con el jugo de xoconostle hasta integrar.

Finalmente verter la crema de manera suave y revolver hasta que quede una mezcla con textura cremosa. Sazonar al gusto con sal y pimienta.

¡Para chuparse los dedos!

¿Cuál es tu preparación con nopales favorita?

Dejar respuesta