Contáctanos a través de:
erika-mitzunaga-el-souvenir erika-mitzunaga-el-souvenir

Quintana Roo

Erika Mitzunaga embajadora turística de Cancún y México

Erika Mitzunaga embajadora turística representa al destino número uno de México, Cancún.

En nuestro paso por el destino número uno de México, pudimos platicar con la publirrelacionista Erika Mitzunaga, quien actualmente representa al Hotel Grand Fiesta Americana Coral Beach Cancún y es la embajadora turística.

Pudimos constatar que es una mujer bella por fuera y por dentro en una platica en donde nos dejó claro ese inmenso amor por el lugar en el que creció: Cancún.

Ella, puntualmente nos esperaba en la entrada del restaurante Viña del Mar, portando un hermoso y caribeño vestido azul, un maquillaje perfecto y una impecable sonrisa de bienvenida; lista para hablar de las novedades del destino y del icónico hotel que representa.

Sin embargo, nuestro objetivo era conocer más de ella, de su trayectoria y de su vida. Un tanto sorprendida, no pasó mucho tiempo para dejarnos saber quien estaba detrás del cargo que representa.

cancun-aereo
Cancún, Quintana Roo. Imagen: Archivo.

Erika Mitzunaga, pionera del destino

Ciertamente Erika es una pionera del destino, esta embajadora turística estuvo ahí para ver los primeros grandes pasos y cimientos de Cancún.

Su padre, arquitecto, tenia una importante misión allá por 1976: construir el primer aeropuerto de Caribe Mexicano, allí comenzó la maravillosa experiencia de crecer con la ciudad.

Cancún 1976. Imagen: Archivo.
Cancún 1976. Imagen: Archivo.

“Yo vi a Cancún con 2 mil habitantes y cuando tenía solo dos avenidas, hoy los pioneros tenemos bromas locales y decimos: si no conociste Super Jeny o no sabes quién es el maestro Tino -el sastre-, entonces no eres un pionero” asegura con una sonrisa.

Pero Mitzunaga tenia muchas metas en la vida, así que se fue a estudiar la carrera de Relaciones Internacionales a la UNAM.

Cancún, Quintana Roo. Imagen: Carlos.
Cancún, Quintana Roo. Imagen: Carlos

Tenía el gusanito en la cabeza de ser embajadora de México en alguna parte del mundo ya que el servicio exterior era una motivación. Ya titulada se fue a Europa por un tiempo y como todos los mexicanos de corazón, le entró la añoranza y tomó una decisión:

“Ese momento era preciso en mi vida, regresé para involucrarme en las tareas del turismo, porque así es mi casa Cancún, un bello lugar turístico”.

Asegura mientras pierde la mirada en la decoración del restaurante, para después continuar:

Cancún, Quintana Roo. Imagen: Archivo
Cancún, Quintana Roo. Imagen: Archivo

“Llegué a este hotel a principios del 91 con muchos sueños y sin conocer mucho de las tareas de Relaciones Publicas, acepté la invitación a trabajar en este lugar en donde las personas se sienten en casa, yo había tenido experiencia en una galería de arte y estaba segura que este reto me iba ayudar a crecer”.

Amor a la hotelería

Y así fue, Erika se dejó llevar por esta apasionante profesión en donde se convirtió en la imagen de la empresa, se involucró en las actividades del hotel para comunicarlo de manera responsable por todas las vías.

fiesta-americana-coral-beach-3
Gran Fiesta Americana Coral Beach Cancún. Imagen: Archivo.

Además, con ese espíritu, inquietud y ganas de crecer, Erika conoció el mundo de las ventas del hotel, se involucró en la tour operación y en las estrategias para cautivar nuevos mercados como el ruso o el japonés.

De ahí que sea el primer hotel a nivel México en recibir este tipo de mercados, siempre apoyando a la gerencia y sus estrategias de crecimiento.

Playa Delfines, Cancún. Imagen: Damara López
Playa Delfines, Cancún. Imagen: Damara López

Promoviendo Cancún

Con el tiempo, Erika Mitzunaga decidió ponerle nombre a lo que ya venia haciendo, realizar con una maestría en Mercadotecnia Turística para ponerle las bases a sus conocimientos en hotelería y comprender todo el quehacer turístico internacional, nacional y estatal.

Tuvo maestros como Marisol Vanegas, actual Secretaria de Turismo de Quintana Roo, y al economista Arturo Scaip quien vio en Erika la inteligencia y asertividad que la caracteriza, y fue así que su vida daría un giro a partir de ese momento.

Cancún desde el cielo. Imagen: Scott Mitchell
Cancún desde el cielo. Imagen: Scott Mitchell

“Arturo era en ese momento el Director de la OVC de Cancún, institución de promoción del destino, él me dio la oportunidad de trabajar a su lado para hacer una labor de difusión turística continua, cosa que jamás dejaré de agradecer ya que la panorámica del destino era todo un reto.

Él dejó el cargo poco tiempo después y yo me quedé hacer equipo con Jesús Almaguer; comenzamos a trabajar en proyectos muy importantes para el destino”.

El momento quizá no era fácil, la crisis de Wall Street del 2008 y la influenza del 2009, habían dejado una huella económica importante, habría que trabajar bastante en materia turística para crear producto y apoyar a 150 hoteles del destino.

Fue así que se lanzó la campaña del 2010 de “Cancún y sus Tesoros del Caribe” en donde Erika fue pieza clave para promover con la prensa turística y agentes de viajes al destino y sus islas.

erika_mitzunaga-el-souvenir
Erika Mitzunaga embajadora turística. Imagen : Archivo

Aunado a ello, los productos como el museo subacuático, el nado con tiburón ballena, el museo y la cosmogonía maya en del cambio de era.

Se perfilaban como productos importantes para relanzar al destino. El resultado, unos 20 millones de dólares en clipings.

Museo Subacuático, Cancún. Imagen: Quiero Cancún.
Museo Subacuático, Cancún. Imagen: Quiero Cancún.

“Una cosa te lleva a otra, haber colaborado para el destino por esos años, fue una experiencia de la cual estoy tremendamente agradecida con la vida, con mis jefes, con la comunidad, la prensa y los agentes de viajes, todos hicimos una gran labor, pero el destino y su gente hicieron más con su hospitalidad, servicio y calidez”. Dijo Erika convencida de sus logros.

Regreso a casa

Esto nos deja pensando ¿por qué una mujer clave en Cancún no se encuentra actualmente en la promoción del destino? Así que le preguntamos y nos dijo:

“Soy una persona que cree en los ciclos y con esa inquietud de seguir creciendo, de dar el mejor servicio y promover las bellezas del destino, sabía que lo podía continuar desde distintas trincheras, así que regresé al hotel que siempre me ha tratado como si estuviera en casa, donde te encuentras en familia, trabajas en nuevos proyectos y en donde puedo seguir hablando de nuestro hogar: Cancún”.

fiesta-americana-coral-beach-4
Cancún, Quintana Roo. Imagen: Archivo.

Erika Mitzunaga de lleno en el turismo cancunense

Actualmente Erika Mitzunaga tiene tres sombreros o responsabilidades dentro del Coral Beach: Las Relaciones Publicas, la Publicidad y las Redes Sociales.

“Hace días estuve en Nueva York para promover el hotel y el destino, estuve en varias casas editoriales y entrevistas con medios. Hay mucho que decir a los norteamericanos acerca de lo que México es, hay un gran trabajo de reducación en donde todos debemos cambiar esa percepción y ahí estoy yo haciendo lo mío, hablando del legado prehispánico, nuestra historia colonial, la gastronomía, y las bellezas naturales y culturales que nos identifican como una nación completamente turística”.

Nos dijo con un brillo especial  en los ojos que tienen los “verdaderos embajadores” cuando hablan de México.

Nos contaba entonces una anécdota con un medio: “Me toco un día recibir a un periodista que se negaba a venir por primera vez a México y a Cancún, pero después de pasar varios días, inmerso en la cultura, la naturaleza, la gente, las tradiciones y la comida, su percepción cambió completamente para convertirse en un “Mexico Lovers”.

Hoy es un promotor del país que postea, tuitea y nos escribe varios reportajes… no cabe duda que es un honor hacer esta labor de publirrelacionista, solo necesitamos que nos den la oportunidad de tenerlos en casa”.

fiesta-americana-coral-beach-2
imagen: Archivo.

Vida diaria de Erika Mitzunaga embajadora turística

A pesar de vivir en el paraíso del Caribe, Erika Mitzunaga, tiene un día lleno de actividades dedicadas a la promoción del hotel y el destino.

Por las mañanas con su equipo tienen un team bulding para revisar prioridades del día, envía y contesta correos electrónicos y trabaja en la organización de viajes de familiarización.

Grand Fiesta Americana Cancún. Imagen: Archivo.
Grand Fiesta Americana Cancún. Imagen: Archivo.

Coordina actividades, organiza eventos especiales del hotel, comunica, traduce, se involucra en el área de mercadotecnia para revisar artes de publicidad y difusión

Además de conjugar su tiempo para ver acciones del área de redes sociales y revisa comentarios en líneas de reputación de buscadores de hoteles; Sí, entre muchas otras cosas más.

Sunset Gran Fiesta Americana Cancún. Imagen: Fernando de la Torre.
Sunset Gran Fiesta Americana Cancún. Imagen: Fernando de la Torre.

Es todo en la vida… 

No podemos negar que una persona como Erika Mitzunaga es una turistera nata, comprometida con la calidad y calidez que busca cualquier empresa o destino.

Cuando le preguntamos qué es para ella el servicio, esto nos contestó: “El servicio es todo en la vida, es la oportunidad de ser anfitrión y de que cualquier persona ya sea cliente o huésped se vaya satisfecho.

Pero también son momentos extraordinarios que se brindan a cambio de nada, solo de la sonrisa del cliente.

Pero no hay que mal interpretar, no hay que confundir el servicio con el servilismo que esto último es lo que hace que las personas no sean autenticas.

A ello Erika dice: “la ventaja que tenemos es que somos un país de servicio y eso se nota en la calidez de nuestra gente, es nuestra naturaleza y viene desde nuestras raíces”.

Concluye esta pregunta citando a la Madre Teresa: “El que no vive para servir, no sirve para vivir”.

Madre Teresa de Calcúta. Imagen: Simone Genghini.
Madre Teresa de Calcúta. Imagen: Simone Genghini.

Pasiones que hacen feliz a Erika Mitzunaga embajadora turística

Después de hacerle esta pregunta ¿A quién admiras?, Erika, la embajadora turística, se pierde en un recuerdo para después regresar y contestar:

“A mucha gente, se me viene a la cabeza a Celina Izquierdo, quien tiene una dirección en la Universidad del Caribe, me encanta su compromiso con la sociedad, con las mujeres, su forma de hablar congruente, definitivamente es una mujer admirable”.

Grand Fiesta Americana Coral Beach Cancún. Imagen: Terry Guy.
Grand Fiesta Americana Coral Beach Cancún. Imagen: Terry Guy.

Les presentamos a Erika Mitzunaga, RP de @GrandCoralBeach no te pierdas la entrevista entra en https://t.co/4pMWxBVl2a pic.twitter.com/FSVW6pk2gB

— El Souvenir (@el_souvenir) 19 de diciembre de 2016

Hablando de sus gustos, pudimos encontrar que Erika además de ser una real apasionada de México, no se considera como muchas personas de doble moral que dicen amar su país.

Y por otro lado se sienten orgullosas de tener raíces extranjeras; por el contrario, su nacionalismo la hace sentir un profundo orgullo por el legado maya y otras culturas ancestrales.

Es una mujer que le gusta leer, su autor favorito es el húngaro Sandor Marai, le encanta su sensibilidad para abordar las relaciones humanas y los sentimientos.

Por otro lado, al estar inmersa en las letras, algo que la hace feliz en la vida es dar clases y lo ha hecho por diez años.

“Me gusta compartir el conocimiento, lo disfruto y también aprendo, por eso dicen que nunca aprendes tanto que como cuando enseñas, y yo así disfruto hasta preparando mis clase; me gustaría de alguna manera escribir para los alumnos mis experiencias como publirrelacionista”.

Pero si algo también disfruta es pasar el tiempo con su familia directa: su esposo Raúl y sus dos hijos Ximena y Eduardo ambos estudiantes de derecho.

Además procura ver a sus padres y hermanos un par de veces a la semana, “Tengo la suerte de que vivan aquí en Cancún” dice feliz.

fiesta-americana-coral-beach-1
Cancún, Quintana Roo. Imagen: Archivo.

Momentos mágicos de Erika Mitzunaga embajadora turística

Aprovechando ese momento le preguntamos acerca de algo que haya marcado su vida y nos contestó:

“Definitivamente las cosas que me marcaron para bien fueron: Pertenecer a la UNAM, eso me hizo ver a México de una forma distinta, ahí crecí porque además de los profesores, también mis compañeros y sus charlas se convirtieron en mis maestros de relaciones internacionales y política a quienes admiraba desde entonces por su conocimiento”

“Hoy en día varios de ellos tienen puestos muy importantes en México y el extranjero, definitivamente la UNAM me marcó”

C.U. CDMX. Imagen: Anexi Duarte.
C.U. CDMX. Imagen: Anexi Duarte.

“Otro momento importante fue haber crecido al mismo tiempo que Cancún” nos confiesa Erika afirmándolo como cuando hablas de alguien que conoces perfectamente.

Así acordamos que esos dos momentos generaron ese compromiso con México y con el turismo.

Después de platicar de muchas anécdotas divertidas y de convivir con personas  importantes que dejaron una huella en su carrera, podemos decir que Erika ha disfrutado cada momento de su vida y su trabajo.

Absorbiendo el conocimiento de agentes, jefes, compañeros, intelectuales, viajeros y periodistas que también la ayudaron a crecer,  hoy está agradecida por tener tantos amigos en el turismo.

Embajadora turística

Ese sueño que tuvo de ser embajadora de México, quizá no se ha dado cuenta, pero lo consiguió con su esfuerzo, revisando cada detalle para que todos la pasen bien y se queden con el mejor sabor de boca.

No sabemos de alguien que conozca mejor el destino Cancún para representarlo que esta mujer, Erika Mitzunaga una embajadora turística. #NuncaDejesDeViajar

Ecoturismo - Turismo Sustentable

Chablé Maroma, una joya en la Riviera Maya

Descubramos juntos este sitio de ensueño ideal para alcanzar un balance en cuerpo, mente y alma.

Ir de viaje es una experiencia que además de emocionante, requiere de mucha planeación y dedicación si queremos evitar contratiempos, elegir el sitio en el que nos hospedaremos también es toda una travesía, pero si eres un amante del lujo aquí te traemos el Chablé Maroma en la Riviera Maya.

Situado sobre un exclusivo tramo de arenas blancas, Chablé Maroma fija nuevos estándares en temas de excentricidades y diseño a lo largo de la Riviera Maya, ¡vamos a conocerlo!

Las aguas cristalinas de la Riviera Maya son hogar del Chablé Maroma. Foto por CMRM.

Un lugar extraordinario

En las costas de Quintana Roo, la Riviera Maya es el sitio ideal para salir de la rutina. Su riqueza natural, zonas arqueológicas y playas son perfectas para cualquier viajero del mundo.

Chablé Maroma se localiza frente a las aguas cristalinas de Punta Maroma en el municipio de Solidaridad.

Déjate consentir por las playas de Punta Maroma. Foto por CMRM.

Es un sitio con decoración caribeña e ideal para visitar en pareja. Ha sido diseñado cuidadosamente con materiales que combinan perfectamente con el paradisiaco entorno.

En sus instalaciones se respira una profunda paz y tranquilidad que inspiran a sentir un balance y bienestar en cuerpo, mente y espíritu.

Villa Chablé Maroma. Foto por CMRM.

¡El hotel que lo tiene todo!

Sus 70 villas son ideales para tomar una buena siesta mientras nos arrullan las olas del mar. Villas king, dobles, serenity, stand alone y presidenciales. Todas con las comodidades necesarias para tener unas vacaciones de lujo.

El Chablé Maroma en la Riviera Maya dispone de dos piscinas y tres restaurantes en los que podrás disfrutar de la gastronomía típica del estado de Quintana Roo.

Elige tu habitación favorita en el Chablé Maroma. Foto por Travel with us.

En su restaurante Bu’ul se sirven platillos frescos, orgánicos y sofisticados que se fusionan con la cocina mexicana contemporánea.

Los platillos de Bu’ul son toda una delicia. Foto por CMRM.

¿O que tal probar las delicias del mar en su restaurante Kaban? En donde los colores y texturas armonizan con una magnífica postal de fondo del caribe.

Y si prefieres unos drinks, su raw bar es para ti. Una terraza con el inmenso mar de frente y en la que se sirven cocteles con sabores afrodisiacos y combinaciones espectaculares.

Vista desde el Raw Bar en Chablé Maroma. Foto por CMRM.

Tardes de spa en el Chablé Maroma Riviera Maya

El bienestar es el estado natural de la vida, y en el Chablé Maroma se celebra a la misma y las prácticas que dan vitalidad.

La experiencia del spa se basa en tres expresiones de movimiento en el mundo natural. La purificación (océano), el balance (árbol) y la transformación (aire).

Conoce los tratamientos relajantes del Chablé Maroma. Foto por Five Star Destination.

Disfruta de las técnicas ancestrales de la cultura maya para relajarte, o bien, ejercítate en su fitness center con baños de vapor y equipos de vanguardia que pondrán a prueba tu fuerza y resistencia.

Clases de yoga, pilates, meditación, y muchas mas actividades que podrás practicar acompañado de las olas del mar y el calorcito de la Riviera Maya.

Clases de yoga en Chablé Maroma Riviera Maya. Foto por CMRM.

Una tierra con alma ancestral

Al encontrarse en el corazón de la Riviera Maya, en el Chablé Maroma se rinde homenaje a las prácticas ancestrales que incluyen los temazcales y ceremonias.

En el temazcal se integra el plano físico, mental y espiritual por medio de un contacto con los cuatro elementos: tierra, fuego, agua y aire.

Temazcal en Chablé Maroma Riviera Maya. Foto por CMRM.

Y si buscas renovar el amor y los buenos deseos en pareja, entonces asiste a una ceremonia maya, en donde acompañados por un chamán, pedirán permiso al universo para bendecir la unión de pareja con paz, amor y abundancia.

Al ser un hotel de lujo, los costos por noche en el Chablé Maroma Riviera Maya van desde los $20,500 MXN. Los precios pueden variar de acuerdo a la villa que elijas, y la temporada del año en que decidas visitarlo.

Un hotel de lujo, para unas vacaciones de lujo. Foto por CMRM.

Te aseguramos que será un inversión de la que no te arrepentirás, pues el Chablé se convertirá en uno de tus lugares favoritos de Quintana Roo.

No olvides contarnos tu experiencia si decides visitarlo, y recuerda, #Nuncadejesdeviajar!

Sumérgete en las aguas del caribe. Foto por CMRM.
Continua Leyendo

Hoteles

¡Tuluminízate! Este es el Hotel Kimpton Aluna Tulum

El destino lo merece, el primer hotel de Cadena en Tulum y ¡un súper restaurante!

Kimpton Aluna Tulum, Foto: KAT

El Caribe Mexicano está de moda y todo mundo quiere conocer los destinos encantadores con los que cuenta, tal es el caso de Tulum, el nuevo Ibiza de America; todas las personas y el jet set lo tienen en la mira.

El lujo del destino consiste en ser lo más amable con el ambiente, utilizar los materiales locales sin dejar a un lado el buen gusto y el lujo. La alta gastronomía, la buena hotelería y la moda, son parte de la tendencia en un destino como Tulum en el Caribe Mexicano.

Destino de moda, Tulum Foto: El Souvenir
Destino de moda, Tulum Foto: El Souvenir

Y hablando de altos estándares de la nueva hotelería, existe una tendencia en este destino de crear conceptos y arquitectura de vanguardia respetando la naturaleza original de la selva, pero brindando al mismo tiempo comodidad para los viajeros; por eso aquí se encuentra el nuevo Hotel Kimpton Aluna Tulum.

La primera cadena hotelera en Tulum

Debes saber que los hoteles Kimpton son parte del portafolio de IHG una gran marca hotelera internacional con altos estándares de calidad. En México la marca Kimpton es operada por Grupo Presidente bajo los lineamientos internacionales de esta marca la cual cuenta con presencia en más de 50 países.

Kimpton Aluna Tulum. Foto KAT
Kimpton Aluna Tulum. Foto KAT

Platicando un poco con el Gerente del hotel, Stephan Coudon, nos indicó que este primer Kimpton en México es todo un reto para los inversionistas, ellos estaban convencidos de que en Tulum debía llegar una marca de alta gama y, después de 3 años de planeación hoy es un tema real.

Así es, la apertura se hizo a pesar de la pandemia que atañe a todo el mundo, casi todo fue vía control remoto, ir a los Estados Unidos para entender y desarrollar la cultura Kimpton, capacitaciones exhaustivas, llevar el mismo control y estándares de calidad, quizá fue una tarea doble, pero muy satisfactoria.  

Kimpton Aluna Tulum. Roof top Pool. Foto: KAT
Kimpton Aluna Tulum. Roof top Pool. Foto: KAT

Cabe señalar que esta propiedad ya existía antes como el hotel Aluna, pero de ello básicamente no quedó nada porque se remozaron todas las instalaciones, desde las áreas públicas hasta las habitaciones, además se agregó una encantadora recepción y dos restaurantes nuevos.

La propuesta de la esencia del Kimpton Aluna fue desarrollada por el arquitecto y diseñador Jorge Campos, bastó con escuchar a los inversionistas, entender la filosofía de Kimpton, así como la historia; entonces se puso a trabajar para hacer magia.

Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir
Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir

El hotel Kimpton Aluna Tulum

El resultado después de 43 días: un hermoso hotel lleno de detalles, arquitectura moderna y amable con el entorno, alta gastronomía e instalaciones de ensueño, todo con la finalidad de consentir a los viajeros que llegan al destino de moda.

Algo que caracteriza a los Kimpton es inspirarse en todo lo que hay alrededor de sus propiedades, la cultura, la naturaleza, la gente y los materiales de la zona, cosa que se amoldó perfectamente con el destino maya, Tulum.

Kimpton Aluna Tulum. Foto: El Souvenir
Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir

Lo anterior se ve reflejado en los materiales utilizados: la palma, madera, arenillas y por supuesto los colores, son el gran encanto de las instalaciones del hotel.

La llegada al Kimpton Aluna Tulum

Al registrarte en el Kimpton Aluna ya se entiende que el diseño es algo en lo que se puso mayor atención, muebles de vanguardia, detalles y acabados en bambús, ademas de esculturas y piezas de colección, son parte de la acertada decoración.

Lo anterior nos hace pensar que los materiales locales y piezas artesanales no están en desacuerdo con el toque moderno del hotel. Incluso por todas las instalaciones se exhiben piezas y cuadros de artesanos locales; en nuestro caso pudimos ver una exhibición temporal del colorido arte huichol de la Galeria Yawi.

Recepción y Lobby. Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir
Recepción y Lobby. Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir

Parte del encanto de bienvenida es anotar en un papel algo de lo que te quieras deshacer y después quemarlo en un sahumerio maya el cual destila aroma a incienso y copal. ¡Estamos en Tulum!   

La habitación que mereces

Las modernas habitaciones o suites son de color arena con muebles de maderas semi oscuras y propias de la zona, cuentan con aire acondicionado y aromaterapia a través de mimbres y aceites; entonces cuando entras a la habitación se respira tranquilidad, será tu lugar preferido.

Habitaciones Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir
Habitaciones Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir

Algo que llama la atención son las luces indirectas tanto en el baño como en el resto de la estancia.

Este tipo de detalles se agradecen porque de eso se tratan las vacaciones, de estar rodeados de ambientes relajantes y llenos de paz, eso se percibe cada vez que regresas a la suite. 

Habitación y baños, Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir
Habitación y baños, Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir

Cabe señalar que las enormes y cómodas camas, son una invitación al descanso obligatorio despues de un día de sol y playa.

En lugar de cuadros, los muros se visten de piezas tejidas a mano y un enorme espejo de cuerpo completo y de madera gruesa, es parte de la decoración.

Habitación Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir
Habitación Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir

Ademas del centro de entretenimiento, teléfono inteligente y la sala para descansar, cada suite cuenta con una terraza con vista al centro del hotel donde se ubica la alberca principal rodeada de árboles de la selva maya. Sin duda, la terraza es la parte favorita de todos.

Areas cómodas en todo el Kimpton Aluna

Dentro de las instalaciones del Kimpton nos podemos pasar gran parte del día en su área central disfrutando de la alberca color esmeralda, ya sea escuchando música, leyendo un libro, tomando un snack o una deliciosa bebida en su pool bar.

Alberca y Pool Bar, Kimpton Aluna Tulum. Foto: El Souvenir
Alberca y Pool Bar, Kimpton Aluna Tulum. Foto: El Souvenir

Algo especial que el hotel tiene para los huéspedes es la famosa “Hora Kimpton”, en donde se ofrecen aperitivos y cocteles gratis para provocar la convivencia entre huéspedes y colaboradores del hotel.

Unos ricos crutones con queso y jamón serrano o galletas de chocolate, abren el apetito antes de la cena, no olvides probar la bebida de cortesía; “el último maya” a base de Mezcal, chaya, limón, licor de naranja, fruta de la pasión, crema de menta verde, azúcar y chile piquín.

Bebidas en la Hora Kimpton. Foto El Souvenir
Bebidas en la Hora Kimpton. Foto El Souvenir

¡Qué vistas!

Ahora que si lo tuyo es disfrutar algo más de privacidad, deberás subir al roof top en donde existe una piscina con carril de nado, rodeada de camas balinesas en donde podrás disfrutar de un trago mientras la música ayuda a crear un ambiente lounge o disfrutar de una cena de autor.

La vista espectacular desde este punto es ideal para asolearse como iguana o para ver el atardecer y, de alguna forma saber que estás en tierra maya ya que se asoman las copas de los árboles en toda la periferia.  

Roof Top Kimpton Aluna Tulum. Foto: El Souvenir
Roof Top Kimpton Aluna Tulum. Foto: El Souvenir

Debes saber que el hotel cuenta con el servicio de un club de playa en la zona hotelera, solo es cuestion de acercarte a recepción y ellos te van a prestar bicis ya sea para hacer un día de playa, conocer alguno de los cenotes cercanos, ir al centro o a la zona de restaurantes.

Sus propuestas gastronómicas

Y hablando de comida, el Kimpton Aluna tiene dos propuestas geniales para huéspedes y para visitantes externos, estos dos conceptos han generado sensación en el destino.

Restaurantes en Kimpton Aluna Tulum. Foto: El Souvenir
Restaurantes en Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir

Ideal para desayuno o almuerzo, Parallel 20º, es una propuesta que hace referencia a la linea imaginaria que cruza la tierra de forma paralela al Ecuador y toca una parte de la península de Yucatán en México y países como China, Tailandia, India y Arabia Saudita.

Entonces tendrás un menú el cual podrás escanear a través de un código QR y escoger lo que deseas de desayunar, comer o cenar. El concepto de la comida es saludable, orgánica y se basa en estas culturas.

Desayuno en Parallel 20º Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir
Desayuno en Parallel 20º Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir

El desayuno buffet por el momento es a la carta, así que podrás pedir unas crepas marroquíes, un omelette de Huevos Zama con quinoa o un babaganus árabe.

También aplica unas enchiladas rojas Chak con pollo con X-ni-Pec y aguacate criollo; o que tal unos huevos escalfados Shashuka con jitomate y jocoque.

Parallel 20º Bowl Azul con espirulina y jocoque. Foto: Kimpton Tulum
Parallel 20º Bowl Azul con espirulina y jocoque. Foto: Kimpton Tulum

Comidas paralelas

Para una rica comida o cena, la recomendación de entradas son las Tostaditas de tartar de atún y salmón; un Tempura de langosta, un Hummus de aguacate, unos tacos de pato Pekín o unas Samosas de verduras.

Y para tener una excelente oferta culinaria puedes pedir una Pollo Tikka Masala, un corte Rib Eye con mantequilla thai o una Totoaba en pipián. De postre prueba los deliciosos churros con helado y chocolate maya o un pan Brioche de frutos rojos.

Restaurante Parallel 20º Kimpton Aluna Tulum. Foto KAT
Restaurante Parallel 20º Kimpton Tulum. Foto KAT

El diseño encantador se basa en el color blanco de su techumbre de varas tipo pergola rústica que armoniza con las mesas de madera, sillas y lámparas de mimbre,

Además el verde de las plantas colgantes y de los macetones, se duplican con el espejo de la barra; mientras que el alumbrado de bombillas vintage crea un ambiente más que acogedor.

Restaurante Parallel 20º, Kimpton Aluna Tulum Foto El Souvenir
Restaurante Parallel 20º, Kimpton Aluna Tulum Foto El Souvenir

Bhanu. La mejor opción para cenar en Tulum

Y ya que estamos en los menesteres gastronómicos debes saber que las cenas en el Restaurante Bhanu Sky Kitchen son muy especiales ya que se trata de cocina de autor bajo las creaciones del Chef Alejandro Daboub.

Bhanu se refiere al Sol en Sánscrito y no es para menos, ya que se ubica en la terraza del Kimpton, más cerca al astro.

Chef Alejandro Daboub, Bhanu. Tulum. Foto: KAT
Chef Alejandro Daboub, Bhanu. Tulum. Foto: KAT

La cocina expuesta es un concepto que el mismo chef ha puesto de moda en las barras de los restaurantes más vanguardistas de Nueva York o Barcelona.

El equipo de cocineros mostrarán sus secretos a los comensales preparando los alimentos a base de fuego, humo o a las brasas, frente a tus ojos. Todo se expone ya sea para un menú de comida de 5 tiempos o para la cena de 9 tiempos.

Aguachile de Hamachi con sandía. Restaurante Bhanu Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir
Aguachile de Hamachi con sandía. Bhanu Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir

Porciones pequeñas, insumos cuidadosamente frescos, coquetos cocteles para maridar los platillos y la platica del Chef junto con sus cocineros, es toda una experiencia culinaria que está marcando la nueva tendencia en Tulum.

Nuestra experiencia fue una cena de la cocina expuesta del Chef Daboub la cual consistió en 6 tiempos. Un Aguachile de Hamachi a base de sandía y brotes, después llegaron unos Ostiones de Ensenada a las brazas con escamoles, queso añejo y epazote.

Ostiones con escamoles. Restaurante Bhanu, Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir
Ostiones con escamoles. Restaurante Bhanu, Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir

La experiencia continuó con unos esquites con langostinos acompañados de una mayonesa yuzu hecha con el coral de la cabeza de los mismos langostinos la cual adquiere un color rojizo.

Esquites con Langostinos, Bhanu, Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir
Esquites con Langostinos, Bhanu, Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir

El rey de la noche

Otra propuesta del Chef ideal para continuar es un corte de carne short rib el cual lleva un cocimiento de 18 horas en cerveza y después al carbón, una carne que se deshebra solita en tu tenedor ¡deliciosa!

Este plato principal se acompaña con tortillas para hacerte unos tacos acompañados de salsa verde cruda, otra martajada y una más de chile jalapeño.

Corte short rib, Bhanu Kimpton Tulum. Foto. El Souvenir
Corte short rib, Bhanu Kimpton Tulum. Foto. El Souvenir

Para seguir bajo la misma linea de especialidades, qué tal un Lobster roll, es una langosta con pan brioche negro hecho con carbon activado y tinta de calamar, lleva mayonesa yuzu, caviar de salmón, rabanitos y pelitos de hinojo.

Lobster roll con pan brioche negro. Bhanu Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir
Lobster roll con pan brioche negro. Bhanu Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir

Como postre no podrás negarte a un delicioso Crumble de manzana, con canela, vainilla y nieve de coco, el choque de temperaturas es toda una sorpresa al paladar.

Crumble de manzana, Bhanu Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir
Crumble de manzana, Bhanu Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir

Las bebidas son todo un tema, comienza con un coctel de casa también llamado Bhanu a base de licor rojo campari, whiskey Jack Daniel´s y lasca de naranja;  para tus alimentos no olvides pedir una buena copa de vino rosado o tinto.  

Bebida Bhanu. Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir
Bebida Bhanu. Kimpton Aluna. Foto: El Souvenir

Después de esta degustación de cocina expuesta, propuesta de Alejandro Daboub, es obligatorio darle paso a la música, la coctelería y la convivencia con otros huéspedes en esta terraza lounge, sobre todo los jueves cuando se presenta un DJ.

¿Por qué alojarse en el Kimpton Aluna Tulum?

Como lo mencionamos antes, el alojarse en un hotel de vanguardia, no compite con la esencia natural y cultural del destino, al contrario se complementan; entonces este lugar se convierte en un promotor de México y eso debe percibirlo cada viajero que llega a Tulum.

Otra de las diferencias que marcan los hoteles Kimpton es que al hospedarte no hay un formalismo absoluto; la naturalidad de los colaboradores se percibe enseguida, las relaciones humanas se dan de una manera tan familiar que es muy fácil adaptarse como si estuvieras en casa.

Con lo anterior se busca crear historias de viaje que sean memorables y que eso se quede grabado en la mente de cada viajero. Dicen por ahí que uno regresa en donde lo tratan bien, donde conocen nuestros gustos y donde los aromas y sabores nos marcan huella.

Pool Bar Kimpton Tulum. Foto: El Souvenir

Lo cierto es que todos los hoteles pueden ofrecer lo mismo: habitaciones cómodas, alimentos, instalaciones limpias, pero en sí la diferencia por la que regresaríamos a un lugar como el Kimpton es porque nos da confianza y nos hacen sentir especiales.

Otro punto que no podemos omitir es que ciertamente las personas que viajamos a Tulum es por sus maravillosas playas; pero al tratarse de un destino en boga, hay fiesta y barullo sobre todo en la zona hotelera y en la zona centro.

Vista aéra Alberca Hotel Kimpton Aluna Tulum. Foto: KAT
Vista aéra Alberca Hotel Kimpton Aluna Tulum. Foto: KAT

¡Vamos a Tulum!

Entonces si deseas aislarte un poco, descansar, relajarte, llegar a lugar seguro despues de haber vivido un encierro en casa, esta propiedad es ideal ya que se encuentra justo en medio de esos dos polos conglomerados, es decir, donde justamente hay tranquilidad, luces tenues y selva maya.   

Ahora ya sabes que el lugar ideal para hospedarse en Tulum es el Kimpton de ahí todo será más fácil, es cuestión de dejarte envolver por el destino y el buen descanso ¡Tulumínizate!

Chef Alejandro Daboub. Bhanu Kimtpon Tulum. Foto: El Souvenir
Chef Alejandro Daboub. Bhanu Kimtpon Tulum. Foto: El Souvenir
Continua Leyendo

Quintana Roo

¿Sabías que existen más de 10 zonas arqueológicas en el Caribe Mexicano?

Asómate a los secretos de las antiguas civilizaciones mayas

Muyil en Caribe Mexicano. Foto: JT ASTK

Al pensar en el caribe mexicano seguramente recuerdas sus playas de aguas turquesas, su emocionante vida nocturna, y su deliciosa gastronomía. Sin embargo, Quintana Roo también resguarda algunos de los vestigios más importantes de la cultura maya: sus zonas arqueológicas.

Estas construcciones que datan de miles de años y tuvieron diferentes usos, algunas de ellas funcionaron como centro ceremonial, otras como observatorio, y otras más como hogar para personajes importantes de aquella época. ¡Vayamos a conocerlas!.

Descubre las zonas arqueológicas que se localizan en el caribe. Foto por Riccardo M.

Tulum y Cobá

Probablemente estas fueron las 2 zonas arqueológicas que te vinieron a la mente al pensar en el estado de Quintana Roo, así que hablemos un poco de ellas.

La zona arqueológica de Tulum fue una de las más importantes durante su época, ya que era una escala fundamental en el tráfico marítimo para el comercio.

El Castillo, Tulum. Foto por Jennifer.

El edificio más imponente de la ciudad maya: El Castillo. Se dice que esta construcción servía como faro para guiar a las embarcaciones que se adentraban en las aguas del caribe.

Son vestigios que datan de los años de 1200 a 1450 D.C, en sus muros aún se pueden observar algunos restos de los colores vivos que los adornaban.

Por otro lado, la ciudad de Cobá se desarrolló cerca de cinco lagos que fueron de suma importancia para su desarrollo y subsistencia.

Ruinas de Cobá. Foto por Temple X.

Se encuentra comunicada por extensos caminos de piedra, conocidos en la lengua maya como “sacbés” (caminos blancos), sus ancho y longitud eran variables.

Cobá se encuentra dividida en grupos, Nohoch-Mul (que tiene el basamento más alto de la península y mide 42 metros de altura), el grupo Cobá (con el segundo edificio más alto de la zona y un juego de pelota), el grupo Mecanxoc (en el que se encontraron 8 estelas talladas y altares) y El Xaibé, un edificio muy peculiar que se cree que funcionaba como observatorio.

Vestigios del juego de pelota. Foto por Tamera Kremer.

Zonas arqueológicas de Xel-Há y El Meco

Xel-há debe su nombre a la palabra maya compuesta por xel (pedazo) , há (agua), es decir, entrada de agua.

Fue uno de los principales puertos comerciales de la costa de la península de Yucatán.

“Entrada de agua”. Foto por Carl Hancock.

En la zona pueden observarse magníficas pinturas murales que hacen alusión a las distintas aves de la región, así como el “Grupo Jaguar”, que se localiza junto a un cenote.

El Meco, es otra de las zonas arqueológicas que podrás disfrutar en el Caribe Mexicano, es poco conocida y eso es lo encantador de ella, porque estará libre para ti y tu cámara.

Se nombró de esta manera al lugar debido a que así se apodaba a un residente local del siglo XIX, y hacía referencia a una malformación en sus extremidades inferiores.

Grupo Jaguar, Xel Há. Foto por Dennis Jarvis.

El Meco cuidaba un rancho cercano a la zona, por lo que se decidió nombrarla de esa manera; se desconoce su nombre original, pero algunos expertos creen que pudo ser conocida como Belma.

La zona pudo funcionar como una escala en la ruta de navegación maya a lo largo de la costa, si decides visitarla, no te pierdas de su cima, ya que ahí podrás apreciar una vista súper privilegiada de la isla de Cancún y algunos kilómetros a la redonda.

El Meco, una de las zonas arqueológicas que podrás conocer en el caribe. Foto por Jason M.

Muyil y Caracol-Punta Sur

Un poco más hacia el sur de El Meco, se encuentra la zona arqueológica de Muyil. Su nombre se debe a una de las dos lagunas adyacentes del lugar; Muyil y Chunyaxché).

Una de las construcciones más imponentes del lugar es conocida como El Castillo, mide 17 metros de altura y se cree que su función era representar a la ceiba, que era el árbol sagrado de los antiguos mayas.

Muyil. Foto por Pierre Selim.

Aquí se han encontrado algunas ofrendas y altares hechos en piedra verde, concha y caracol y que han sobrevivido al paso de los años.

Caracol-Punta Sur, se encuentra en la Isla de las Golondrinas, es decir, en Cozumel, se le dio ese nombre debido a los caracoles que ornamentan la cúpula que corona su Tumba del Caracol.

Tumba del caracol. Foto por Vincent Parsons.

No existe evidencia concreta al respecto, pero se dice que cuando el viento soplaba, hacía silbar a los caracoles y los mayas los asociaron con la presencia de algún fenómeno natural como los huracanes.

El caracol originalmente fue un templo miniatura de techo abovedado y cuatro puertas, que posteriormente fue ampliado y envuelto en 3 de sus lados, desapareciendo a la construcción anterior.

Punta Sur. Foto por Dronepic.

Chacchoben y Kinichná

Chacchoben es otra de las zonas arqueológicas que podrás descubrir en el caribe mexicano. Su ocupación inició ¡300 años antes de nuestra era! y comprende alrededor de 70 hectáreas.

En el lugar, se ubican conjuntos arquitectónicos de carácter público que tuvieron fines cívicos, religiosos y administrativos.

Chacchoben. Foto por Roger W.

Al noroeste de Chetumal se encuentra Kinichná, los jeroglíficos grabados en sus monumentos y hallazgos de ofrendas en cámaras funerarias denotan que estuvo involucrado en la conquista de varios pueblos durante más de dos siglos.

Sin duda alguna, cada una de las zonas arqueológicas del Caribe Mexicano tiene algo que la hace única y diferente.

Esta fue solo una probadita de todo lo que puedes descubrir en tu visita al estado de Quintana Roo.

Y decimos una probadita, porque en total suman nada más y nada menos que ¡18 zonas arqueológicas!

Ha llegado la hora de empacar nuestras maletas y ¡aventurarnos a lo desconocido!

Kinichná. Foto por Arian Z.

#Nuncadejesdeviajar.

Continua Leyendo

Trending