Contáctanos a través de:

Ecoturismo - Turismo Sustentable

Puente de Dios, el lugar más encantador de la Sierra Gorda

Parece que el lugar se empeñaba en mostrarnos sus mejores escenarios y nosotros inmersos en un capricho geológico

Puente de Dios Sierra Gorda Qro 51

Quién iba a pensar que la Sierra Gorda tiene tanto que ofrecer para todos aquellos que amamos la naturaleza y la aventura.

Mi destino era el famoso Puente de Dios, sí este que está del lado de Querétaro y que pocos afortunados conocen.

Camino a Querétaro

Camino a Querétaro

Me habían hablado de que la Sierra Gorda guarda una gran cantidad de ecosistemas y microclimas, pero no me podía perder la oportunidad de verlos con mis propios ojos.

Así que me armé de valor, saqué mi mochila del armario del hotel y en ella guardé mi cámara fotográfica, el traje de baño, bloqueador solar, toalla, repelente y todo lo que se necesita para pasar una tarde buscando este famoso puente que prometía ser un viaje de expedición.

Sierra Gorda

Sierra Gorda

Bondades de la Sierra Gorda

Casi todos ubicamos a la Sierra Gorda por ser una cordillera de montañas en donde se asentaron otomíes y chichimecas para que un tiempo después llegaran los frailes franciscanos a evangelizar la zona construyendo 5 misiones; pero la realidad es que pocos saben que la esencia y encanto de la sierra son los distintos ecosistemas y naturaleza que son estúpidamente exuberantes.

Cañones, cascadas, montañas y ríos

Cañones, cascadas, montañas y ríos

Cañones, cascadas, grutas, montañas, ríos, sótanos y demás caprichos de la naturaleza se encuentran en este pulmón del planeta considerado desde los años  90´s un área natural protegida y Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Sus grandes bosques y selvas son el hogar de distintas especies de aves, mariposas, anfibios, reptiles, insectos y mamíferos que conviven en un mismo entorno.

Hotel Jalpan de Serra

Hotel Jalpan de Serra

Un grupo de amigos nos instalamos en un cómodo hotel en Jalpan de Serra y decidimos tomar un tour de naturaleza y emprender ese viaje por la carretera en donde ya se disfrutaba del color verde del camino que nos tomaría 40 minutos en llegar.

Ahí vimos de cerca la selva húmeda tropical, el bosque de niebla y hasta la zona semidesértica con cactus y nopaleras ¡todo al mismo tiempo!

Camino al Puente de Dios

Camino al Puente de Dios

Nos dirigíamos a Pinal de Amoles, municipio que guarda este secreto en la montaña: el Puente de Dios prometía ser un paseo de naturaleza exuberante. Al llegar no tardamos en tomar camino a una cañada por un sendero de tierra y esperar ansiosos una caminata de tres kilómetros.

Río Escanela

Río Escanela

Aventura por el Río Escanela

De pronto, el guía nos mostró el río, que a lo lejos se veía como un arroyo, transparente pero hechizante, conforme avanzábamos el paisaje se tornaba en un sueño real.

Sierra Gorda

Sierra Gorda

Árboles de enormes copas custodiaban y daban sombra al Río Escanela, un cristalino cuerpo de agua que no tiene fin y que por algunos momentos se ensanchaba y formaba piletas de distintas profundidades que invitaban a darnos un chapuzón.

Sierra Gorda

Sierra Gorda

Las indicaciones de Erick Guevara, nuestro guía, eran precisas; no subirse a rocas enlamadas, fijarse bien por donde pisar, no llevarse nada y no tocar las plantas porque algunas de ellas son ortigas y nos podíamos lastimar.

A pesar de la hora, una lluvia sutil nos recibía, era inminente que nos íbamos a mojar.

Parecía una película de aventura de Indiana Jones, pero también de fantasía porque la naturaleza nos abrazaba, nos llenaba los pulmones de aire puro, y el canto de las aves nos obligaba a voltear a todos lados como si el lugar estuviera encantado.

Allá arriba en los árboles viven orquídeas y bromelias que se alimentan de la humedad de la selva.

El murmullo del río

Cuando menos nos dimos cuenta, estábamos inmersos en el senderismo, subiendo enormes rocas y troncos vencidos, siguiendo al guía en un camino de hojarasca húmeda bajo la sombra de los álamos.

Senderismo en la Sierra Gorda

Senderismo en la Sierra Gorda

Nuestro destino era cuesta arriba, a lo contrario del río, el cual iba chocando con rocas y haciendo pequeñas fuentes hacia abajo, ¡y el sonido! ese sonido relajante que es el máximo esplendor de la naturaleza.

Debo confesar que quería tomar con mi cámara todo lo que veía a mi paso; desde los ajolotes que se convertirán en ranas, mariposas increíbles, caprichosas formaciones rocosas y la luz del sol que se inmiscuía entre el follaje húmedo de una selva siempre verde.

Si has visto esos paisajes en el escritorio de tu computadora, entonces sabrás de qué estoy hablando, el río Escanela por momentos nos regalaba postales que volverían loco de inspiración a cualquier fotógrafo o pintor de paisajes. Un río cristalino a veces azul, a veces verde, era nuestro descanso a la vista.

Me enteré que el Escanela nace en el punto más alto de la Sierra Gorda, en el cerro de la Pingüica a 3160msnm y se va alimentando de arroyos que nacen a lo largo de la barranca. ¿Cuál Barranca?

Pero llegó el momento de cruzar un puente en donde al final se veía una escalera de madera junto a una pared que te llevaba por una pequeña cueva, todos debíamos pasar por ahí, era el paso para adentrarse en un cañón que se abrió con el paso de millones de años.

Cañón de la Angostura

El lugar si ya nos había impresionado, se tornó completamente hechizante, el río profundo era el rey de un cañón de altas paredes que caprichosamente nacieron de la tierra en forma inclinada, las capas de rocas eran el testigo de que algo sucedió y abrió la tierra hace millones de años formando esa barranca.

Llamado el Cañón de la Angostura, estábamos inmersos en un capricho geológico, ahí estábamos en un sendero clavado a un lado de una pared, observando esta maravilla natural, y sin más que decir ¡el guía se lanzó al agua! “Yo quiero su trabajo”, pensé con gran emoción.

A partir de este momento, parece que el lugar se empeñaba en mostrarnos sus mejores escenarios de cascadas que bajaban por enormes formaciones rocosas, cruzamos algunos puentes y seguimos apreciando la exuberante vegetación.

Los sonidos y las gotas de lluvia se habían convertido en una constante durante el camino el cual parecía que nadie antes lo había cruzado, el lugar era virgen, completamente para nosotros.

De un una pared brotaba agua que bebimos y ahí mismo el agua nos llamaba con encantadoras pozas profundas que se formaban inesperadamente.

Llegando al Puente de Dios

Después de una hora de camino, ahí estaba imponente, una enorme pared frente a nosotros, era el Puente de Dios, una cueva semi abierta que nos daba la bienvenida con sus estalactitas y agujeros en el techo que dejaban caer enormes chorros de agua como si una tubería se hubiese descompuesto, ¿A quien se le ocurrió esculpir este lugar? El nombre lo decía todo…

Mientras el guía se apresuraba en ponerse bajo esa lluvia de agua, nosotros nos alistábamos despojándonos de todo para quedarnos solamente con el traje de baño y vivir este momento de lluvia y piletas de refrescante agua, este era el regalo de la naturaleza a nuestro esfuerzo por aquella caminata.

El agua estaba completamente fría, pero es cuestión de segundos para que tu cuerpo se aclimate y te dejes llevar como un niño en balneario instalado bajo en el chorro de agua.

Gritos y risas se perdían con el sonido de la fuerza del agua que hacia eco en el Puente de Dios.

Las paredes del techo, estaban llenas de musgo y helechos, mientras que el sol le daba luz a las gotas de agua que caían en mi cara. Debo confesar que fue un momento mágico, la brisa invitaba a seguir el camino, pero dentro del río y a contra corriente.

La siguiente etapa era cruzar unas rocas enormes para llegar a una poza en donde te diviertes como nunca lanzándote al agua profunda, este era el filtro para los más aventureros con mejor condición física.

Así que seguí al guía escalando las rocas y fue el quien me mostraría cómo era correcto lanzarse ante esa enorme poza, sin pensarlo más me aventé…

Fue inolvidable entrar al mundo del silencio, me sentí en el cielo por el color del agua, pero estaba rodeado de burbujas, atrapé el momento en mi mente que aún “lo recuerdo perfectamente”, -dirían en televisión-.

Fue un breve instante en donde las burbujas me sacaron a flote y regresé al sonido de las cascadas. Di gracias a la vida por esta experiencia, y pude ver como cada uno del grupo tenía una enorme sonrisa dibujada por la felicidad de ser seres acuáticos en ese momento.

Cansados, pero felices

Así fue como emprendimos camino de regreso junto al Rio Escanela, como si fuéramos grandes amigos, él y nosotros, apreciando cada instante y cada silbido de los pájaros que nos despedían invitándonos a regresar.

Llegando al punto de inicio pudimos degustar unas ricas gorditas tradicionales y reírnos de haber conquistado el Puente de Dios.

Te puedo asegurar que esta experiencia ante la naturaleza es encantadora. No te puedes quedar con las ganas de vivir de cerca este lugar encantado oculto en la Sierra Gorda y ¡contárselo a quien más quieras!

Dónde hospedarse: en el Hotel Misión Jalpan ubicado en Jalpan de Serra.

Dónde adquirir el tour: Aventúrate en la Sierra Gorda

 

Continua Leyendo
1 Comment

1 Comment

  1. Daniel

    Jul 18, 2017 a 12:42 pm

    Excelente historia y narración, sigue así por favor.

Deja una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ecoturismo - Turismo Sustentable

Qué hacer en Mazunte: Pueblo Mágico y ecoturístico

No hay mejores vacaciones que aquellas cuando te alejas de todo y entras en contacto real con la naturaleza, así es Mazunte

Que-hacer-en-Mazunte-Foto-Gabriel-Balderas-2

Si te gusta la naturaleza y eres amante de los sitios ecológicos y responsables con el entorno, debes saber qué hacer Mazunte, el sueño de todo ambientalista. Un encantador Pueblo Mágico ubicado en la costa de Oaxaca con una propuesta turística muy interesante.

Mazunte-Foto-Marcos-Ojeda

Qué hacer en Mazunte. Foto Marcos Ojeda

Y es que Mazunte combina la belleza natural de sus playas con la selva tropical, además de contar con un entorno pintoresco, deliciosa gastronomía y un objetivo en común: la preservación de la flora y fauna.

Destino sustentable

Esto se ha logrado a través de programas de conservación durante años cuando los esfuerzos se enfocaron principalmente al cuidado de tortugas marinas, así como la elaboración de productos naturales que sus habitantes promueven para el desarrollo sustentable de todos.

Que-hacer-en-Mazunte-Foto-Scott-Hernandez

Qué hacer en Mazunte. Foto Scott Hernández

Debes saber que Mazunte es un paraíso gracias a sus increíbles playas de arena dorada y un mar de agua esmeralda que a simple vista es un deleite; y qué decir de los bellos atardeceres que son dignos de un plasmar alguno de ellos en un lienzo.

Que-hacer-en-Mazunte-Foto-Justin-Kerr

Qué hacer en Mazunte. Foto Justin Kerr

En la playa principal se concentra la mayoría de los restaurantes, bares y hoteles, y a un lado, una playita más pequeña en forma de bahía es rodeada por un encantador risco y unas cuantas palmeras.

El Cerro Sagrado

Dentro de las actividades naturales no puedes dejar de visitar Punta Cometa o el Cerro Sagrado, la montaña más saliente del pacífico que se encuentra al extremo de la playa.

Que-hacer-en-Mazunte-Foto-Claudia-Cota

Qué hacer en Mazunte. Foto Claudia Cota

Ahí en una tranquila caminata puedes visitar el centro ceremonial en el que se llevan a cabo algunos rituales con curanderos, además admirar las imponentes vistas al océano pacifico cuando va cayendo la tarde.

Otras playas de ensueño

Pero eso no es todo, existen dos playas cercanas a Mazunte que no puedes perder oportunidad de visitar: la primera es San Agustinillo la cual se ubica a tan sólo 5 minutos. Es una playa ideal para surfear gracias a su oleaje variado, además es muy segura para nadar y snorquelear.

Que-hacer-en-Mazunte-Foto-Gabriel-Balderas

Qué hacer en Mazunte. Foto Gabriel Balderas

La segunda es Playa Mermejita, un rinconcito virgen al que llegarás a través de una vereda. Cuenta con un oleaje fuerte debido a la intensidad con que las olas revientan en las piedras de esta rivera.

Debes tener mucha precaución porque es una de las playas donde llegan a desovar tortugas y lo recomendable es mantenerse en la orilla.

Que-hacer-en-Mazunte-Foto-Luis-Camargo

Qué hacer en Mazunte. Foto Luis Camargo

Qué hacer en Mazunte

Hay mucho por hacer en Mazunte, bien te puedes pasar una semana tomando tours y descansando al mismo tiempo para que las vacaciones valgan la pena y regreses a casa completamente purificado. Agunas de estas actividades son:

-Tomar un paseo ecológico para conocer la flora y fauna del lugar a través de la zona de manglares,

-Realizar un tour en lancha o yate para el avistamiento de ballenas

Pueblos Magicos con Playa Mazunte El eden copia

Playa Mazunte. Foto El Edén

-Participar en actividades de liberación de tortugas

-Visitar ahí mismo el Centro Mexicano de la Tortuga

-Ir a Ventanilla para conocer su programa de recuperación de caimanes tortugas y venados.

Mazunte Foto Mario Arias 2

Foto Mario Arias

-Visita la Fábrica de Cosméticos Naturales

-Participar en actividades sustentables como reciclaje y reforestación, entre muchas otras actividades más.

Hospedaje en Mazunte

Las opciones de hospedaje son muy variadas, puedes acampar en el Centro Ecoturístico La Ventanilla u hospedarte en Zoa Hotel, Casa Pan de Miel, Océano Mar y El Copal: hay varios alojamientos que te van a encantar.

Que-hacer-en-Mazunte-Foto-Jesse-Michael

Qué hacer en Mazunte. Foto Jesse Michael N

Qué comer en Mazunte

Para comer, hay una gran variedad de pescados y mariscos; en cuanto a restaurantes, éstas son los lugares más recomendados por otros viajeros: Alessandro, Siddhartha, La Cuisine, La Empanada, Ek Balam y Parrilla Terramare.

Mazunte Foto Sergi Hill

Foto Sergi Hill

Mazunte es el sueño de todos aquellos que deseamos tener unas vacaciones alejados de todo lo urbano y estar cercanos a la verdadera naturaleza.

Si vas a Huatulco o a Puerto Escondido toma la carretera 200 y llegarás al verdadero paraíso. Solo no te equivoques porque Mazunte no es una excursión de un solo día. Recuerda: Ve alistando equipaje y #NuncaDejesdeViajar

Que-hacer-en-Mazunte-Foto-Erik-Bremer

Qué hacer en Mazunte. Foto Erik Bremer

 

Continua Leyendo

Ecoturismo - Turismo Sustentable

Próxima parada: Trajineras de la Huasteca Potosina

¿Qué tal un paseo en un río color turquesa? Estás son las trajineras de la Huasteca Potosina

Trajineras de la Huasteca Potosina en Río Valles SLP. Foto Metropoli San Luis

Definitivamente hacer un paseo en una embarcación puede ser divertido, relajante y a veces hasta romántico; las embarcaciones de Xochimilco son parte de la cultura mexicana y es por eso que ahora podrás hacer un paseo en las trajineras de la Huasteca Potosina, ¡sí, en San Luis Potosí!

Al ser un estado con muchas bondades naturales y cuerpos de agua de ensueño, San Luis Potosí decidió apostarle a este nuevo proyecto que se venia cocinando a principios del año. tener sus propias trajineras como en la Ciudad de México.

Trajineras en Ciudad Valles Foto Turismo SLP

Trajineras en Ciudad Valles. Foto Turismo SLP

¿En donde están las trajineras de la Huasteca Potosina?

Los tours se realizan en el Río Valles (o Tampaón) ubicado en la Huasteca Potosina y constan de dos kilómetros durante los cuales podrás apreciar el agua color turquesa y los distintos tipos de árboles que hay en el lugar. El paseo dura alrededor de una hora y media.

Cada trajinera tiene capacidad para 18 personas, y por el momento son siete en total. Están hechas con madera de árboles de oyamel, cedro y pino bajo la talla de los artesanos de Xochimilco.

Trajineras en Río Valles SLP Foto VotaSLP

Trajineras de La Huasteca Potosina Río Valles SLP Foto VotaSLP

Como las originales de las Ciudad de México, estas trajineras deben ser muy coloridas, pero para que tengan su propia personalidad, deben tener algo que represente las regiones, nombres o tradiciones de San Luis Potosí.

Trajineras responsables

Una vez que te embarques en una de ella, podrás ver que cuentan con un motor el cual se alimenta de energía solar y es completamente silencioso. Además, estas trajineras fueron diseñadas para cuidar el entorno, es decir, el agua, la flora y la fauna del lugar.

Trajineras en Ciudad Valles Foto Turismo SLP

Trajineras en La Huasteca Potosina Ciudad Valles. Foto Turismo SLP

En el trayecto ademas de apreciar el apacible río, podrás ver algunas especies de aves como patos canadienses, gran variedad de garzas y otros pájaros que se encargarán de animar armonicamente  el viaje con su canto.

Como en las tradicionales trajineras, en tu camino podrás pedir una melodia en alguna de las embarcaciones que llevan músicos que van tocando huapangos y sones del estado. Ya sabes, alegres y con ganas de bailar.

Trajineras en Ciudad Valles SLP. Foto Silvia Cruz

Trajineras de la Huasteca Potosina en Ciudad Valles SLP Foto Silvia Cruz

Para completar el tour, en el lugar existen algunos establecimientos en donde se pueden degustar deliciosos antojitos potosinos que son preparados por las cocineras tradicionales del estado. Además, no podrían faltar algunos recuerdos hechos por manos de artesanos de la región de Tének.

Información que debes saber para ir

El precio por persona es de 70.00 pesos por adulto y 30.00 pesos por niño.

El horario de recorridos es de 10:00 am hasta las 06:00 pm, todos los días de la semana

Ubicación: En Ciudad Valles ubicar la Estancia Alubel a un lado del parque Colosio. El viaje termina en el paraje llamado “El Remolino”.

Trajineras en Río Valles SLP Foto Metropoli San Luis

Trajineras en Río Valles SLP Foto Metropoli San Luis

Ahora si ya tienes la información, que tu próximo viaje a la Huasteca Potosina, ademas de ser exótico y natural, debe incluir un paseo de contemplación arriba de una trajinera que flote sobre el agua color turquesa, ¡estamos seguros que nunca lo olvidarás!

Continua Leyendo

América

Cascada Gocta, para todos los aventureros de corazón

Si amas la naturaleza y eres capaz de explorarla respetuosamente, tendrás la mejor recompensa frente a la madre tierra

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 40 copia

Siempre he pensado que todos tenemos un explorador interior quien desea descubrir el mundo como aquellos aventureros que fueron delatando lo exótico de América. Recién me ha pasado con la cascada Gocta, un secreto de Perú al que no todos pueden llegar… hasta ahora.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 20

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Todo empezó con un grupo de amigos, quienes arribamos a Lima emocionados por conocer Perú, y  hacer un viaje distinto al que los viajeros tradicionales están acostumbrados. Adentrarnos en el territorio amazónico suena toda una aventura en donde la naturaleza selvática te abraza con enormes ríos, árboles y montañas.

Todo comienza por Jaén

Para conocer este lugar tuvimos que volar primero a Jaen, en el departamento de Cajamarca, una ciudad famosa por la producción de café y arroz; pero también por ser un destino con muchas aves exóticas, los observadores llegan atraídos buscándolas, sobre todo para ver al famoso y emblemático gallito de roca.

Perú Cascada Gocta Foto Orientalizing 2

Perú Cascada Gocta. Foto Orientalizing

Así que tomamos rumbo a Chachapoyas en la región Amazónica de Perú, un trayecto de tan solo 4 horas en carretera no parece ser nada pesado, sobre todo si tienes un objetivo como el nuestro: Conocer la enorme cascada, una de las más altas del mundo.

El camino, es como recorrer el cuerpo de una enorme serpiente que vive eternamente en las montañas, lleno de curvas; cada vuelta digna de una buena foto. Ya sabes, al principio algo de enormes campos, que conforme te vas adentrando en la montaña, la vegetación se vuelve más cerrada.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 1

Perú Chachapoyas arcoíris. Foto El Souvenir

Suena un poco loco, pero en este camino nos acompañó un arcoíris en todo momento. Era una señal de que ya estábamos en territorio amazónico.

Llegando a Chachapoyas

Escenarios increíbles nos daban la bienvenida, las montañas se iban abriendo para mostrarnos una cordillera de paredes verdes que se asomaban entre las nubes, parecía que el cielo se había caído y nosotros deseábamos saber qué tantos secretos había guardados en ellas.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 22

Perú Montañas. Foto El Souvenir

Después de cruzar el río Marañón llegamos a la ciudad de Chachapoyas, una villa que fue creciendo poco a poco hasta convertirse en una bonita y turística ciudad.

Si tu idea es quedarte ahí, hay hoteles para todos los gustos y precios, además de restaurantes, tiendas y cafeterías.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 4

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Nosotros decidimos alojarnos en el hotel Casa Hacienda Achamaqui justo al pie del río Utcubamba, rodeado de increíble naturaleza que te hace sentir que estás en medio de un edén con todas las comodidades.

Este lugar fue una hacienda aguacatera y hoy se ha transformado en un hotel boutique de pocas habitaciones y servicios de primera.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 3

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Día de la aventura  

Después de haber descansado como bebés emprendimos la travesía muy temprano. Nos esperaba un camino largo por andar, antes de salir desayunamos frente al río donde se ubica el hotel, el ruido de los loros y los cantos de las aves indicaban que sería toda una experiencia en medio de la naturaleza.

El pueblo al que debes llegar para vivir esta experiencia es Nuevo Tingo, ahí un conjunto de arrieros nos esperaban con sus caballos para hacer una travesía cuesta arriba de más dos horas de camino.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 20

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

El tiempo apremiaba así que algunos decidieron dar marcha a pie y otros a caballo. No tardas ni diez minutos en salir del pueblo cuando ya te recibe la selva húmeda del Amazonas. Senderos llenos de tierra mojada y escalones de roca significarían un reto que debíamos enfrentar.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 9

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir


Si quieres vivir esta inigualable experiencia acércate a tu agente de viajes y dile que quieres viajar a Perú con Julia Tours, también puedes llamar a consultar al +52 (55) 4000 0373  Juliá Central de Viajes


Descubriendo la selva húmeda

Durante el camino la selva te deja escuchar su personalidad: aves y uno que otro ruido inesperado como cantos de sapos, eran una melodía distinta de la que cualquier citadino está acostumbrado.

Perú Cascada Gocta Foto Clivid 1

Perú Cascada Gocta. Foto Clivid

Todos los tonos de verde estaban reunidos en este ecosistema: árboles cubiertos de líquenes, helechos prehistóricos, flores exóticas como bromelias que colgaban de todos lados y plantas de hojas enormes, eran los protagonistas de este escenario de fantasía.

De pronto, la lluvia llegó para darle ese toque a un bosque que cobra vida, que te observa, pero a la vez confía en ti, que serás respetuoso con todo lo que hay ahí, y que con la mayor provocación podría enfurecerse y no permitiría continuar tu camino.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 22

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Así llegamos a un parador en medio de la montaña para descansar. Apenas llevábamos la mitad del camino y la lluvia no cesaba, esperábamos juntarnos todos para continuar el paso sin rendirnos; y así fue, no queríamos que la lluvia fuera una limitante.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 8

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Armados con impermeables y cuesta arriba, los caballos fieles no se echaron para atrás y aunque había escalones muy altos y resbalosos seguimos con la aventura. Llegó un momento en donde cada uno de nosotros tenía su propio reto y poco a poco fuimos llegando a la cima.

Una cita con la Cascada Gocta

Era el momento de seguir juntos, pero sin los caballos, faltaba una sola peña. La lluvia había cedido, los arrieros nos esperarían bajo una choza y a partir de ahí el camino era nuestro. El aire se respira puro y fresco desde allá arriba, un ruido cada vez más ensordecedor nos llamaba “aquí te espero”, decía.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 7

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Después de subir unas escaleras de madera y un sendero más que mojado por la brisa, estábamos a una esquina para prepararnos a ser recibidos por la furia de la naturaleza.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 31

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Y ahí estaba, una cortina ensordecedora de lluvia, capas de agua simulaban un enorme manto blanco sin final. La brisa de un huracán se hacía más fuerte conforme nos acercábamos. Estábamos frente a la parte alta de la Cascada Gocta.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 10

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Inesperadamente estábamos envueltos en una cortina de aire y agua que nos llamaba diciendo “Yo soy la madre naturaleza y te estaba esperando”.

El agua se confundía en nuestros ojos con el llanto de haber llegado hasta ahí. Era nuestra recompensa, un baño frío, pero de esos que disfrutas como cuando tus padres te regañaban por mojarte a propósito.

Faltarían palabras para describir el escenario. Estábamos empapados y las nubes se habían alejado; emocionados atrapamos los momentos a gritos con nuestras cámaras y celulares. Y disfrutamos como niños las bondades del agua fría.

Perú Cascada Gocta Foto Ariadna Ramos 10

Perú Cascada Gocta. Foto Ariadna Ramos

Gocta segunda parte

Todos sonriendo regresamos con los arrieros quienes nos acogieron con un aguardiente de caña y, mientras contábamos nuestra experiencia, ellos sabían que “nunca de los nunca” la olvidaríamos. Debíamos aprovechar la tarde para bajar al mirador, ahí donde se ve toda la caída de la cascada.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 13

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Así que tomamos fuerza para caminar y cabalgar hasta otro sendero que nos llevaría a ver nuestra cascada en todo su esplendor.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 30

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Había salido el sol y ese era nuestro regalo, un momento mágico de apreciación y de sonrisas. Las condiciones eran ideales para un momento de reflexión.

Perú Cascada Gocta Foto Ariadna Ramos 1

Perú Cascada Gocta. Foto Ariadna Ramos 1

Lo habíamos conseguido, la aventura tenía su recompensa; mientras más se abría el cielo entendíamos el por qué le llamaban Catarata Gocta, porque de entre las montañas se asomaban otras 16 caídas de agua. Era el rostro de la naturaleza que nos mostraba varias lagrimas que no todos tienen la fortuna de ver.

Cascada Gocta Perú Foto El Souvenir

Cascada Gocta Perú. Foto El Souvenir

Mojados pero felices

Nuestro regreso fue de apreciación. La selva húmeda nos tenía encantados con las gotas que reflejaban la luz sosteniéndose de cualquier hoja o rama, el sol nos mostraba unas montañas majestuosas despidiéndonos de Gocta. Nuestra exploración había terminado.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 12

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Flores del campo indicaban que estábamos regresando al pueblito, ahí agradecimos a los arrieros que compartieron su tierra con nosotros, un grupo de afortunados viajeros que morían por probar un café y una comida caliente la cual nos cayó como anillo al dedo.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 18

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Gocta no es para todos, solo para aquellos que aman profundamente la naturaleza y son capaces de explorarla respetuosamente. Si eres uno de ellos, estoy seguro que tendrás la mejor recompensa cuando estés frente a la madre naturaleza.

Perú Cascada Gocta Foto El Souvenir 23

Perú Cascada Gocta. Foto El Souvenir

Juliá Tours es una operadora de viajes por el todo el mundo, que ofrece experiencias únicas y originales. #NuncaDejesdeViajar

 

Continua Leyendo

Trending