Contáctanos a través de:

CDMX

Helados Chiandoni, los italianos más famosos de México

Historia y tradición de sabor solo con los Helados Chiandoni, un espacio entrañable que subsiste en la Nápoles y en la memoria de muchas personas

Si eres de la CDMX seguramente has probado los Helados Chiandoni. Sí, aquel lugar de postres famosos que han estado en la boca de generaciones de capitalinos y visitantes.

Todos en algún momento hemos llegado ahí ya sea por tradición, recomendación o simple casualidad.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Los helados Chiandoni son tan clásicos que parece haberse detenido el tiempo cuando cruzas la puerta de cristal y entras a la fuente de sodas de los años 50.

Asientos y mesas de antaño, una barra por donde se han servido miles o quizá millones de malteadas y una caja antigua que aún funciona como el primer día.

Helados Chiandoni en el tiempo

Platos y sorbetes de aluminio son el mayor testimonio de tantas batallas ganadas a los trastes de cristal, conservan perfectamente el frío que debe tener un helado o un Banana Split o hasta de un pastel de esos que solo las abuelas saben cocinar.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Pistache, chocolate, fresa, piñon, vainilla, café, coco, rompope y cajeta son los clásicos de crema que los clientes piden para sentarse a platicar; mientras que el limón, guanábana, tamarindo y mango, son los sabores de las nieves de agua más solicitadas.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

No podemos negar que es toda una tradición la gran variedad de pastelillos, sundaes, fresas con crema, duraznos con helado, las malteadas y hasta el café en sus distintas presentaciones.

Todo, absolutamente todo conserva un sabor secreto que hace salivar a cualquiera.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

¿Cómo surgen los helados?

En la década de los 30, Pietro Chiandoni, un luchador italiano que llegó a México para hacerlo su segunda o primera casa, probaba suerte en distintos trabajos que lo ayudaban a mantenerse económicamente activo.

Hasta que un día le “dio en el clavo” elaborando un tipo de helado italiano el cual le permitiría ganar fama por su sabor: El “Chiandoni”.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Pietro abrió su local en la colonia Roma en 1939 iniciando con esto un largo camino, en el que muchos clientes disfrutarían de esas refrescantes delicias.

En un inicio, los sabores que se vendían eran los clásicos fresa, vainilla y chocolate, pero con el tiempo, la carta se fue ampliando a variados sabores y formas de presentar el helado.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

En los 50´s decide trasladar el local a la sucursal en la colonia Nápoles que se convertiría un su emblema y que aún pervive hasta la actualidad.

Ahí mismo habilitó un gimnasio que complementaba su afición a la lucha libre, pero después lo transformó de lleno al negocio de los tradicionales helados.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

El éxito del sabor

La Fama de los Chiandoni creció tanto que, familias enteras llegaban al local para conseguir pasar un rato de felicidad degustando sus postres, también llegaban múltiples personalidades como: artistas, escritores, medios de comunicación y hasta presidentes.

Pietro era quien elaboraba los helados, su esposa, la tenista Cármen Moreno Rufo, velaba por el correcto funcionamiento del negocio.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Sin embargo, Chiandoni como el luchador, era “de los rudos” por lo tanto, le gustaba platicar de su afición con los clientes y con los empleados quienes le tenían aprecio porque los procuraba mucho.

Actualmente Jorge Hernández es el encargado de continuar con la tradición de los helados; su mamá fue una trabajadora de gran confianza para Pietro y se encargó durante muchos años del negocio después de que haber fallecido Pietro y su esposa.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Pero el lugar no ha perdido su toque, hay una gran calidez por parte del personal, pero, sobre todo, el esmero y voluntad de hacer los helados de antaño respetando el concepto y sabor tradicional de cada platillo que llega a la mesa de los clientes.

¿Qué tomar en Chiandoni?

Realmente cada visita es única, puedes probar sus diferentes especialidades, pero te recomiendo el sundae hot fudge, que aparece ilustrado en su carta. Un delicioso helado de vainilla con crema chantilly, chocolate derretido y nueces.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Por otra parte, las combinaciones de pastel con helado a tu gusto, así como las malteadas, son un viaje al pasado. La típica cassatta a la italiana es un helado de pistache con pedacitos de ate y, es servido a la manera de un pastel.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Otra delicia es el especial souvenir Chiandoni, un delicioso pastel helado en una capa de pan España, con helado de vainilla, mamey, avellana, coronado por una el excelente toque que le da la nuez moscada. ¡Delicioso hasta en el nombre!

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Actualmente en los Helados Chiandoni los sabores son muy variados, todos son cuidadosamente preparados con ingredientes naturales y alta calidad en sus productos, tal vez ese es el mayor éxito.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

El lugar

La atmósfera del lugar es de nostalgia por esa época de los años 50 o 60´s, donde la gente iba a sentarse a disfrutar de tomar un helado y tomar de la mano a la novia; de llevar a los niños para verse batir las manos por querer devorar los postres, ¡Cuántas historias no encerrará Chiandoni!

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Hace días cuando pasé a comprarme mi clásico helado de coco, el encargado me contaba acerca de un señor ya mayor, que después de 30 años de haberse ido a radicar a Nueva York, regresó a la Ciudad de México, y al pararse frente a la añeja heladería, lloró de la emoción de ver en pie sus helados que tanto disfrutaba.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Sí, el tiempo ha pasado y, aunque Pietro quien falleció a sus 89 años, vigilante de la calidad de sus helados, ya no se encuentra, sabemos que el cuidado y esmero de quienes actualmente laboran ahí, nos confirman que hay Chiandoni para rato.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Así que mantén la tradición de pasar un momento especial y dulce con tu familia, pareja o amigos en un lugar de antaño visitando a Chiandoni y, si tienes una historia que contar ¡Nos tomamos un heladito!

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

¿Dónde está?

Pennsilvania 255, Nápoles
Benito Juarez, Distrito Federal, Mexico
Tel: (55) 5485 6035
Fanpage en Facebook 

CDMX

Festival de charrería y agave, el plan ideal de Septiembre

¡Un plan muy mexicano y lleno de diversión!

Ya estamos a nada de festejar una de las fiestas mas importantes de México y luego de superar una pandemia mundial nos encontramos listos para echar la casa por la ventana, ¿y que tal hacerlo en el Festival de la charrería y el agave?.

Se trata de un evento 100% familiar organizado con el fin de celebrar las fiestas patrias en el lienzo charro de La Villa, en donde este 15 de Septiembre a partir de las 7 pm se cortará el listón que va a dar inicio a todos los eventos y sorpresas que nos esperan.

Festival de la charrería y el agave. Foto por Vallarta Life.

Una cena de gala muy fancy

Este día va a estar lleno de sorpresas, una de las tantas y que mas te recomendamos es realizar tu reservación correspondiente para la cena de gala, en donde un grupo de mariachis se encargarán de amenizar la velada que irá acompañada de los platillos mexicanos mas exquisitos…mole, pambazos, quesadillas, ¡y cientos de delicias culinarias!.

Posterior a ello, los mariachis se harán presentes para dar el grito y acompañarnos nuevamente mientras cientos de fuegos artificiales alumbran al caer la noche.

¡Pero espera! si crees que las actividades estarán disponibles solo el 15 de septiembre, debes saber que los días 16, 17 y 18 también te esperan con un montón de diversión para hacer de este puente un momento único y divertido.

Festival de la charrería y el agave. Foto por DAmericano.

Arte mexicano, exposiciones y mucha cultura

No te puedes perder de las exposiciones que expertos en temas del agave y la charrería tienen para ti. Vas a sorprenderte con las habilidades ecuestres y vaqueras de nuestros charros mexicanos y todo lo que han preparado para nosotros.

Las degustaciones de tequila y mezcal también van a formar parte del itinerario así que ponte muy listo pues será difícil elegir tu bebida fav.

Festival de la charrería y el agave. Foto por Sabor y estilo.

Luego de eso, puedes darte una vuelta por los estantes que ofrecerán una gran variedad de artesanías mexicanas y de algunos artistas foráneos que visitan el evento para traernos lo mejor de su localidad.

Por supuesto que tampoco puede faltar nuestro maravilloso folclor, por lo que te sugerimos disfrutar del desfile de las hermosas escaramuzas y sus coloridos trajes hechos a mano. Prepara tus pupilas, ¡y tu cámara! porque esta experiencia debe quedar grabada en tus mejores memorias.

Desfile de escaramuzas. Foto por Juárez.

Tampoco dejes de pasar por la zona de alimentos y date gusto con un antojito bien mexicano, ¡no te preocupes por la dieta, septiembre es un buen pretexto y lo amerita!. Para mas detalles sobre el Festival de la charrería y el agave visita su pagina oficial. #Nuncadejesdeviajar!.

Antojitos mexicanos del festival de charrería. Foto por UTV.

Continua Leyendo

CDMX

Culhuacán, un barrio mágico en la CDMX lleno de secretos

Un barrio de contrastes que solo espera ser reconocido

PORTADA-Barrio-mágico-de-Culhuacán-Foto-Luis-Juárez-J.

Entre las alcaldías de Iztapalapa y Coyoacán en la Ciudad de México se encuentra un sitio emblemático para la historia de los mexicanos, Culhuacán.

Se tratas de un barrio mágico cuyo pasado concentró una gran importancia en la actividad del comercio durante el desarrollo de las culturas prehispánicas que llegaban a la antigua Tenochtitlán para ofrecer así sus productos, animales de carga y artesanías.

El Barrio Mágico de Culhuacán - Foto Luis Juárez J.
El Barrio Mágico de Culhuacán – Foto Luis Juárez J.

De igual forma Culhuacán era paso obligado para atravesar los canales de La Viga y la hoy Calzada Ermita – Ixtapallapan que llevaban a lo que hoy conocemos como los vestigios del templo de Huixachtécatl justo en la cima del Cerro de la Estrella, lugar donde se llevan a cabo las ceremonias del Fuego Nuevo en la CDMX.

Templo prehispánico Cerro de la Estrella - Foto Luis Juárez J.
Templo prehispánico Cerro de la Estrella (Huixachtécatl – Foto Luis Juárez J.

Los Culhuas y la historia

A las faldas del Cerro de la Estrella se encuentra Culhuacán, con su traza de pueblo y con importantes edificaciones que logran atraer a curiosos y viajeros que andan buscando rincones poco conocidos de la ciudad.

Desde hace siglos aún se conservan algunos rastros como el Parque Histórico de Culhuacán, el que mantiene un estanque (antes un embarcadero) de aquella época que conectaba a los pueblos de Chalco y Xochimilco.

Estanque y antiguo embarcadero de Culhuacán - Foto Luis Juárez J.
Estanque y antiguo embarcadero de Culhuacán – Foto Luis Juárez J.

En este sitio los Culhuas junto con los habitantes de Otumba y Tula dieron fundación al conocido Imperio de los Toltecas en el siglo VII. Cabe hacer mención que este pueblo era conocido por la construcción de las antiguas Chinampas.

El ExConvento de Culhuacán

Un paseo por este sitio es un viaje al pasado cuando los agustinos llegaron a este sitio alrededor del siglo XVI y es cuando se construyó el Ex-Convento de San Juan Evangelista.

Sin duda es una obra de grandes dimensiones que grita en sus muros un pasado poco reconocido.

Antiguo Convento de Culhuacán - Foto Luis Juárez J.
Antiguo Convento de Culhuacán – Foto Luis Juárez J.

Y hablando de paredes del convento, se pueden llegar a identificar los frescos que Tlacuilos de Culhuacán realizaban desde el siglo XVI con cenefas y otros detalles de la vida de los frailes los cuales verás entre los pasillos y las celdas.

Es en el patio principal donde los arcos del claustro son dignos de fotografiar y atrapar con tu cámara lo que algún día dejara de verse en su originalidad.

Deberás enterrarte de que es en este sitio donde se instaló el Seminario de Lenguas Indígenas durante el periodo virreinal. ¿Te imaginas las clases para aprender los distintos dialectos de nuestro antiguo México?

Frescos del Exconvento de Culhuacán - Foto Luis Juárez J.
Frescos del Exconvento de Culhuacán – Foto Luis Juárez J.

El Museo de sitio y la Parroquia del barrio

Al tratarse de un monumento histórico cuenta con piezas en exhibición, vasijas, esculturas, óleos y arte sacro que bien vale la pena conocer y detenerse a leer cada una de las cédulas informativas del museo.

Sin duda alguna una joya bien escondida en la Ciudad de México.

Sabores y colores de la CDMX - Foto Luis Juárez J.
Sabores y colores de la CDMX – Foto Luis Juárez J.

Hoy, el lugar cuenta además con un Centro comunitario en el que se brindan cursos, talleres y se organizan eventos culturales que generan identidad para los pobladores de este rinconcito .

A un costado puedes apreciar los vestigios del antiguo templo. No olvides visitar los confesionarios y las basas que muestran cómo era el mobiliario de ese tiempo y de lo imponente de esta obra arquitectónica.

Parroquia de San Juan Apòstol - Foto Luis Juárez J.
Parroquia de San Juan Apòstol – Foto Luis Juárez J.

Por cierto, la Parroquia de San Juan Apóstol sigue conservando su sobriedad pero es encantador el color y el aroma de las flores del altar que regalan a todos sus visitantes.

Presta mucha atención a la nave religiosa que se alza sobre tu cabeza y al campanario que es de gran tamaño.

Eventos de tradición en Culhuacán - Foto Luis Juárez J.
Eventos de tradición en Culhuacán – Foto Luis Juárez J.

Culhuacán y sus tradiciones

Entre el ritmo de vida frenético de la ciudad, y la abrumador que puede ser el tráfico y la vida diaria, este barrio llega a ser un espacio lleno de tranquilidad para sus habitantes y visitantes. Entrar al mercado es encontrarse con tradición y color.

Mercado de Culhuacán - Foto Luis Juárez J.
Mercado de Culhuacán – Foto Luis Juárez J.

Puestos de comida, fruta y negocios que buscan sobrevivir entre lo contemporáneo, como una carbonería, pulquerías o las cantinas que siguen teniendo esa picardía característica. Sin duda alguna es el rescate a las estampas mexicanas.

Negocios de Culhuacán - Foto Luis Juárez J.
Negocios de Culhuacán – Foto Luis Juárez J.

Y ya que estás paseando por aquí, date una vuelta por las calles en donde podrás ser testigo del arte urbano que pone color a las paredes.

De igual forma si vistas este sitio en días de carnaval o en Semana Santa estarás más cercano de las tradiciones, en medio de la fiesta y el júbilo religioso.

Barrios mágicos como Culhuacán en la CDMX son tan escasos que vale la pena la visita y sentir la historia, la tradición y el folklór de nuestras raíces.

Nunca dejes de viajar.

Arte urbano ancestral - Foto Luis Juárez J.
Arte urbano ancestral – Foto Luis Juárez J.
Continua Leyendo

Bebidas

Catfecito CDMX, el lugar ideal para los amantes de los gatos

¿Que tal una tarde de ronroneos y las bebidas mas exquisitas de la ciudad?

Hoy en día, las mascotas forman parte fundamental en la vida humana pues gracias a su compañía y ternura hacen la vida mas bonita. Por lo que si eres un amante de los gatos, entonces este es un must para ti: Catfecito CDMX, ¡vamos a descubrirla!.

Catfecito fue inaugurada por el centro de adopción “La casa del gato Gazzu” con la intención de obtener recursos para la comunidad gatuna. Se trata de un espacio en el que vas a poder convivir con esta especie mientras degustas un delicioso menú, en donde todas las ganancias se convierten en un donativo para la asociación.

Catfecito. Foto por Business Insider.

La casa del gato Gazzu

La casa del gato Gazzu es una asociación sin fines de lucro que tiene mas de 12 años de experiencia y actúa como un centro de adopción de gatitos. Aquí los gatitos en situación de calle o que han sido maltratados son rescatados, se les da rehabilitación medica para mejorar su vida y posteriormente encontrarles un hogar lleno de amor.

Todo esto fue posible gracias a su fundadora Helena Zulbaran, quien inició este proyecto luego de adoptar a su gatito Gazzu que la inspiró para crear el proyecto.

Luego, con el fin de juntar mas fondos, abrió las puertas de Catfecito CDMX en 2016.

Un imperdible en CDMX. Foto por MXCity.

El menú de Catfecito CDMX

El menú que vas a poder degustar es sin duda uno de los mas tiernos con crepas, pastelitos y bebidas que han sido cuidadosamente decoradas.

Solo para que te des una idea, vamos a iniciar con el “Bomboneto cat”, que se trata de una taza de chocolate caliente con bombones que se derriten al tocar tu paladar, ¿o que tal un catpuchino? y sus malteacats de fresa, chocolate y vainilla.

Los souvenirs de catfecito. Foto por MXCity.

Prueba su burgercat, una hamburguesa con carne de res y queso…Y si de plano andas olvidando la dieta, entonces te sugerimos pedir una tocicat o unas deliciosas alitas garritas.

Para ver el menú completo puedes visitar su pagina oficial.

Burgercat. Foto por MXCity.

Lo que necesitas saber para tu visita…

Al visitar Catfecito CDMX, hay algunas reglas que debes seguir para hacer de tu estancia un momento agradable, y para evitar estresar a los felinos.

Evita hacer mucho ruido o correr dentro de las instalaciones, no alimentes a los gatos con la comida que vayas a ordenar, no molestes ni maltrates a los gatitos, ¡y está prohibido jalar colas y orejas!.

Amantes de los felinos, ¡este se va a convertir en su lugar favorito!. Foto por LCDG.

Y si estás planeando adoptar una mascota, entonces escribe un correo a [email protected] para conocer todo el proceso y mas detalles al respecto.

¿Que tal disfrutar una tarde llena de ronroneos, deliciosa comida y la mejor compañía? Y recuerda, #Nuncadejesdecomer!.

Catfecito. Foto por Vivir en el poblado.

Continua Leyendo

Trending