Contáctanos a través de:

CDMX

Helados Chiandoni, los italianos más famosos de México

Historia y tradición de sabor solo con los Helados Chiandoni, un espacio entrañable que subsiste en la Nápoles y en la memoria de muchas personas

Si eres de la CDMX seguramente has probado los Helados Chiandoni. Sí, aquel lugar de postres famosos que han estado en la boca de generaciones de capitalinos y visitantes.

Todos en algún momento hemos llegado ahí ya sea por tradición, recomendación o simple casualidad.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Los helados Chiandoni son tan clásicos que parece haberse detenido el tiempo cuando cruzas la puerta de cristal y entras a la fuente de sodas de los años 50.

Asientos y mesas de antaño, una barra por donde se han servido miles o quizá millones de malteadas y una caja antigua que aún funciona como el primer día.

Helados Chiandoni en el tiempo

Platos y sorbetes de aluminio son el mayor testimonio de tantas batallas ganadas a los trastes de cristal, conservan perfectamente el frío que debe tener un helado o un Banana Split o hasta de un pastel de esos que solo las abuelas saben cocinar.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Pistache, chocolate, fresa, piñon, vainilla, café, coco, rompope y cajeta son los clásicos de crema que los clientes piden para sentarse a platicar; mientras que el limón, guanábana, tamarindo y mango, son los sabores de las nieves de agua más solicitadas.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

No podemos negar que es toda una tradición la gran variedad de pastelillos, sundaes, fresas con crema, duraznos con helado, las malteadas y hasta el café en sus distintas presentaciones.

Todo, absolutamente todo conserva un sabor secreto que hace salivar a cualquiera.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

¿Cómo surgen los helados?

En la década de los 30, Pietro Chiandoni, un luchador italiano que llegó a México para hacerlo su segunda o primera casa, probaba suerte en distintos trabajos que lo ayudaban a mantenerse económicamente activo.

Hasta que un día le “dio en el clavo” elaborando un tipo de helado italiano el cual le permitiría ganar fama por su sabor: El “Chiandoni”.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Pietro abrió su local en la colonia Roma en 1939 iniciando con esto un largo camino, en el que muchos clientes disfrutarían de esas refrescantes delicias.

En un inicio, los sabores que se vendían eran los clásicos fresa, vainilla y chocolate, pero con el tiempo, la carta se fue ampliando a variados sabores y formas de presentar el helado.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

En los 50´s decide trasladar el local a la sucursal en la colonia Nápoles que se convertiría un su emblema y que aún pervive hasta la actualidad.

Ahí mismo habilitó un gimnasio que complementaba su afición a la lucha libre, pero después lo transformó de lleno al negocio de los tradicionales helados.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

El éxito del sabor

La Fama de los Chiandoni creció tanto que, familias enteras llegaban al local para conseguir pasar un rato de felicidad degustando sus postres, también llegaban múltiples personalidades como: artistas, escritores, medios de comunicación y hasta presidentes.

Pietro era quien elaboraba los helados, su esposa, la tenista Cármen Moreno Rufo, velaba por el correcto funcionamiento del negocio.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Sin embargo, Chiandoni como el luchador, era “de los rudos” por lo tanto, le gustaba platicar de su afición con los clientes y con los empleados quienes le tenían aprecio porque los procuraba mucho.

Actualmente Jorge Hernández es el encargado de continuar con la tradición de los helados; su mamá fue una trabajadora de gran confianza para Pietro y se encargó durante muchos años del negocio después de que haber fallecido Pietro y su esposa.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Pero el lugar no ha perdido su toque, hay una gran calidez por parte del personal, pero, sobre todo, el esmero y voluntad de hacer los helados de antaño respetando el concepto y sabor tradicional de cada platillo que llega a la mesa de los clientes.

¿Qué tomar en Chiandoni?

Realmente cada visita es única, puedes probar sus diferentes especialidades, pero te recomiendo el sundae hot fudge, que aparece ilustrado en su carta. Un delicioso helado de vainilla con crema chantilly, chocolate derretido y nueces.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Por otra parte, las combinaciones de pastel con helado a tu gusto, así como las malteadas, son un viaje al pasado. La típica cassatta a la italiana es un helado de pistache con pedacitos de ate y, es servido a la manera de un pastel.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Otra delicia es el especial souvenir Chiandoni, un delicioso pastel helado en una capa de pan España, con helado de vainilla, mamey, avellana, coronado por una el excelente toque que le da la nuez moscada. ¡Delicioso hasta en el nombre!

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Actualmente en los Helados Chiandoni los sabores son muy variados, todos son cuidadosamente preparados con ingredientes naturales y alta calidad en sus productos, tal vez ese es el mayor éxito.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

El lugar

La atmósfera del lugar es de nostalgia por esa época de los años 50 o 60´s, donde la gente iba a sentarse a disfrutar de tomar un helado y tomar de la mano a la novia; de llevar a los niños para verse batir las manos por querer devorar los postres, ¡Cuántas historias no encerrará Chiandoni!

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Hace días cuando pasé a comprarme mi clásico helado de coco, el encargado me contaba acerca de un señor ya mayor, que después de 30 años de haberse ido a radicar a Nueva York, regresó a la Ciudad de México, y al pararse frente a la añeja heladería, lloró de la emoción de ver en pie sus helados que tanto disfrutaba.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Sí, el tiempo ha pasado y, aunque Pietro quien falleció a sus 89 años, vigilante de la calidad de sus helados, ya no se encuentra, sabemos que el cuidado y esmero de quienes actualmente laboran ahí, nos confirman que hay Chiandoni para rato.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Así que mantén la tradición de pasar un momento especial y dulce con tu familia, pareja o amigos en un lugar de antaño visitando a Chiandoni y, si tienes una historia que contar ¡Nos tomamos un heladito!

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

¿Dónde está?

Pennsilvania 255, Nápoles
Benito Juarez, Distrito Federal, Mexico
Tel: (55) 5485 6035
Fanpage en Facebook 

CDMX

¡Los carnavales de Iztapalapa ya están aquí!

carnavales de iztapalapa 2019

Esta tradición fue traída a México por los españoles que, debido a la Inquisición, fueron forzados a llevar las celebraciones a las zonas rurales del Valle de México. Los carnavales de Iztapalapa son las celebraciones de este tipo de mayor tradición en la Ciudad de México.

¿Cómo son los carnavales de Iztapalapa?

Los carnavales suelen ser masivos, con música, baile, comparsas de charros, fuegos pirotécnicos y se acostumbra que las personas de la comunidad se unan a este evento. En ocasiones  ¡pueden llegar a ser aproximadamente 200 mil almas en el carnaval!

Los carnavales son celebrados en diferentes zonas de la ciudad; tales como, Culhuacán, Santa Cruz Meyehualco, San Sebastián Tecoloxtitlán, Santiago Acahualtepec y  Santa María Tomatlán. Todos en la alcaldía de Iztapalapa. En estas festividades las comparsas son bailarines “organizados”. La mayoría portan trajes de charros y algunos otros se caracterizan de personajes de caricatura. Durante el recorrido las cuadrillas de comparsas son acompañadas por una banda sinaloense que va tocando todo el camino. Para esta celebración, cada comparsa designa a una reina que posteriormente será coronada.

El lunes de ahorcado en los carnavales de Iztapalapa

Una tradición relacionada al carnaval es lunes de ahorcado. Se trata de un juego donde un hombre interpreta el papel de un villano y es llamado a la horca por varios delitos cometidos, en los cuales lo acusan por golpear y abandonar a su esposa. Justo antes de ser sentenciado le dan un último deseo el cual es bailar danzón. En Iztapalapa participan ocho Barrios conformadas por chinas poblanas, charros, chinelos, así como carros alegóricos y agrupaciones de bandas de música y coloridos disfraces, están súper bien organizados y cuentan con rutas definidas, cierre de calles, ordenamiento de ferias y comercio en vía pública, así como quema de pirotecnia.

Sin duda son festividades tradicionales de los pueblos. Como habitantes de la misma ciudad casi nadie sabe de ellos o les aterra ir, pero te prometo que son divertidos. Así que si te interesa asistir, te dejare la programación de los diferentes barrios.

  • Santa María Aztahuacán: 3, 4, 5 y 6 de marzo 2019
  • En Santa Martha Acatitla: 4 al 7 de marzo 2019.
  • Santa Cruz Meyehualco: 10 al 18 de marzo 2019.
  • San Sebastián Tecoloxtitlán: 17, 18, 19 y 20 marzo 2019.
  • San Lorenzo Tezonco: 9, 16, 23 y 30 de abril 2019.
  • Santiago Acahualtepec: 29 de marzo al 01 de abril del 2019.
  • Culhuacán: 22 y 29 de abril, y 6 de mayo de 2019.
  • San Andrés Tomatlán: 6, 7, 14 y 21 de mayo 2019.
Continua Leyendo

CDMX

Fiestas y el clima de La Villa, CDMX

clima de la villa

Este es uno de los puntos más populares de la Ciudad de México. Es muy recomendable visitar seas creyente o no, simplemente por el hecho de su belleza arquitectónica, natural e histórica. Además, te proporciona una mirada muy especial al que tan arraigado está el catolicismo en la vida diaria del mexicano. Aquí te platicaré acerca de las festividades y el clima de la Villa.

Clima de La Villa

La Basílica de Guadalupe se encuentra a las orillas de la Ciudad de México, el clima es básicamente el mismo que la ciudad. Semi-húmedo con una temperatura media anual de 17°C, sin embargo, puede escalar en temporadas muy calurosas hasta los 25°C o descender en épocas de frío hasta los 5°C.

Aunque las lluvias normalmente se presentan de julio a septiembre, estas varían sorprendiéndote durante todo el año. Cabe mencionar que debido a su altura y a lo despejado de su explanada, va a aumentar la sensación térmica en comparación al resto de la ciudad, es decir si son días calurosos o soleados va a sentirse como que te asas en la plancha, bueno no tanto así, pero si será necesario que vayas preparado con lentes y gorra e incluso bloqueador; y a la inversa en días fríos o nublados llévate una buena chamarra para protección contra el aire, que es muy frío y pega con bastante fuerza.

Además de estos ítems contra el clima, no olvides llevar ropa y calzado cómodos para que no tengas ningún problema al subir a la vieja capilla.

Ferias y Festividades de La Villa

Sin duda la festividad principal en este sitio es el 12 de Diciembre día de la Virgen de Guadalupe, donde el recinto recibe la visita de gente de todo el país, llegando en peregrinaciones y acampando días antes para tener un buen lugar y demostrar su completa devoción con mandas especiales, ofrendas, bailes y demás. Un evento digno de reportear cada año.

Sin embargo, a lo largo del año existen otras peregrinaciones importantes como la peregrinación de Puebla y Toluca en febrero, las representaciones de Semana Santa y las misas de acción de gracias en Navidad.

En realidad es un atractivo que cuenta con una afluencia, peregrinaciones y visitas todo el año, para que lo visites cuando más te agrade. O si andas de paso por estos lares, te dejamos la guía completa para que te enteres dónde comer, dónde hospedarte y mucho más.

Continua Leyendo

CDMX

Testal: una cocina de origen

testal restaurante

Un espacio con gran pasión por la cocina se refleja en el sabor de sus platos y en la atmosfera del lugar. Testal es precisamente ese tipo de restaurantes de comida mexicana que cumplen con cada uno de estos elementos donde pasarás una velada interesante y placentera. Ubicado en las entrañas del barrio chino, en pleno Centro Histórico, Testal tiene todo para convertirse en el hotspot que estabas buscando y aquí te decimos por qué.

Muchas veces se dice que la cocina se hace con el corazón y que la manera en que cocines es la forma en que transmites emociones. Es en Testal donde el trabajo en equipo se ve reflejado en la interesante gama de sabores creados para ti:

Lo imperdible en Testal

testal tacos de charales

Exquisitos tacos de charales en Testal. Foto Luis Juárez

No debes perderte los tacos de charales fritos perfectamente con su toque saladito acompañados de una salsa de tomate verde martajada, que es un buen inicio para comenzar la experiencia. Si te gustan los insectos puedes pedir los tacos de chapulín o los gusanos de maguey con guacamole, realmente exquisitos.

En cuanto a las sopas, nuestra preferida fue la de lentejas con plátano macho frito y la ovacionada crema de chapulín; es como terciopelo para tu paladar. La verdad los sabores del recuerdo son los que han hecho de Testal un éxito, debido principalmente a la magia que ocurre cuando das un bocado a cualquiera de sus platillos.

Los platos fuertes

pollo con mole de zarzamora

Pollo con mole de zarzamora en Testal. Foto Luis Juárez

La comida avanzó y con esto los platos fuertes llegaron: El pollo con mole de zarzamora es un platillo que te sorprenderá por su ecléctico sabor agridulce; también degustamos las albóndigas con chipotle y la sorpresa fue directo a las papilas gustativas que evocaron momentos tan tradicionales como lo es comer en casa. Opciones hay varias para que suceda lo mismo: Camarones al gusto, cortes a la parrilla, chambarete de res en chile pasilla, pulpo a las brasas y crepas poblanas.

albondigas comida mexicana

Albóndigas con chipotle. Foto Luis Juárez

Mientras todo ocurría pudimos refrescarnos con las aguas del día, la más espectacular fue de chaya con piña. Opciones de licor también hay como la sorpresiva margarita de mazapán o el temazcal (mezcal, tamarindo y sal de gusano) o la botella de la casa, un vino tinto de Baja California.

Los postres de Testal

gelatina de guayaba testal

Gelatina de guayaba. Foto Luis Juárez

Cuando llegó la carta de postres fue imposible no querer pedir todo, platillos como el pastelito caliente de cajeta, el pastel de chocolate picante o el pastel de crepas de tiramisú, pero al final nos decidimos por la gelatina suave de guanábana y los tradicionales uchepos con helado y palomitas de caramelo. ¡Soberbios!

Carta de temporada

chile relleno de carnitas testal

Chile relleno de carnitas de Testal. Foto Luis Juárez

Al estar escuchando buena música de fondo y con una atención cordial nos ofrecieron la carta de temporada en la cual cada dos meses le dan importancia a ciertos estados del país, y existen manjares como los Chiles rellenos de carnitas bañados en salsa de habanero, o moles oaxaqueños, los cuales son un deleite para el corazón.

Algo que debemos contar es que la decoración es fascinante, desde la loza hecha por artesanos de Tlalpujahua, Michoacán hasta las excéntricas paredes decoradas con obras de la pintora franco canadiense Louise Dodier, en el que se muestran pasajes de la tradición y costumbres mexicanas que más que pinturas parecen fotografías, las cuales también están a la venta.

Así de rápido se nos fue el tiempo y las conversaciones seguían con más comida, con pan hecho en casa y con algunas cortesías que llegaron a la mesa. Finalmente es parte de Testal ser un restaurante que premie tu estancia con una identidad de origen, es decir que recuerde esos bellos momentos de tus años pasados, y créenos: ¡lo hacen!

Continua Leyendo

Trending