Contáctanos a través de:

CDMX

Helados Chiandoni, los italianos más famosos de México

Historia y tradición de sabor solo con los Helados Chiandoni, un espacio entrañable que subsiste en la Nápoles y en la memoria de muchas personas

Si eres de la CDMX seguramente has probado los Helados Chiandoni. Sí, aquel lugar de postres famosos que han estado en la boca de generaciones de capitalinos y visitantes.

Todos en algún momento hemos llegado ahí ya sea por tradición, recomendación o simple casualidad.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Los helados Chiandoni son tan clásicos que parece haberse detenido el tiempo cuando cruzas la puerta de cristal y entras a la fuente de sodas de los años 50.

Asientos y mesas de antaño, una barra por donde se han servido miles o quizá millones de malteadas y una caja antigua que aún funciona como el primer día.

Helados Chiandoni en el tiempo

Platos y sorbetes de aluminio son el mayor testimonio de tantas batallas ganadas a los trastes de cristal, conservan perfectamente el frío que debe tener un helado o un Banana Split o hasta de un pastel de esos que solo las abuelas saben cocinar.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Pistache, chocolate, fresa, piñon, vainilla, café, coco, rompope y cajeta son los clásicos de crema que los clientes piden para sentarse a platicar; mientras que el limón, guanábana, tamarindo y mango, son los sabores de las nieves de agua más solicitadas.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

No podemos negar que es toda una tradición la gran variedad de pastelillos, sundaes, fresas con crema, duraznos con helado, las malteadas y hasta el café en sus distintas presentaciones.

Todo, absolutamente todo conserva un sabor secreto que hace salivar a cualquiera.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

¿Cómo surgen los helados?

En la década de los 30, Pietro Chiandoni, un luchador italiano que llegó a México para hacerlo su segunda o primera casa, probaba suerte en distintos trabajos que lo ayudaban a mantenerse económicamente activo.

Hasta que un día le “dio en el clavo” elaborando un tipo de helado italiano el cual le permitiría ganar fama por su sabor: El “Chiandoni”.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Pietro abrió su local en la colonia Roma en 1939 iniciando con esto un largo camino, en el que muchos clientes disfrutarían de esas refrescantes delicias.

En un inicio, los sabores que se vendían eran los clásicos fresa, vainilla y chocolate, pero con el tiempo, la carta se fue ampliando a variados sabores y formas de presentar el helado.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

En los 50´s decide trasladar el local a la sucursal en la colonia Nápoles que se convertiría un su emblema y que aún pervive hasta la actualidad.

Ahí mismo habilitó un gimnasio que complementaba su afición a la lucha libre, pero después lo transformó de lleno al negocio de los tradicionales helados.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

El éxito del sabor

La Fama de los Chiandoni creció tanto que, familias enteras llegaban al local para conseguir pasar un rato de felicidad degustando sus postres, también llegaban múltiples personalidades como: artistas, escritores, medios de comunicación y hasta presidentes.

Pietro era quien elaboraba los helados, su esposa, la tenista Cármen Moreno Rufo, velaba por el correcto funcionamiento del negocio.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Sin embargo, Chiandoni como el luchador, era “de los rudos” por lo tanto, le gustaba platicar de su afición con los clientes y con los empleados quienes le tenían aprecio porque los procuraba mucho.

Actualmente Jorge Hernández es el encargado de continuar con la tradición de los helados; su mamá fue una trabajadora de gran confianza para Pietro y se encargó durante muchos años del negocio después de que haber fallecido Pietro y su esposa.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Pero el lugar no ha perdido su toque, hay una gran calidez por parte del personal, pero, sobre todo, el esmero y voluntad de hacer los helados de antaño respetando el concepto y sabor tradicional de cada platillo que llega a la mesa de los clientes.

¿Qué tomar en Chiandoni?

Realmente cada visita es única, puedes probar sus diferentes especialidades, pero te recomiendo el sundae hot fudge, que aparece ilustrado en su carta. Un delicioso helado de vainilla con crema chantilly, chocolate derretido y nueces.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Por otra parte, las combinaciones de pastel con helado a tu gusto, así como las malteadas, son un viaje al pasado. La típica cassatta a la italiana es un helado de pistache con pedacitos de ate y, es servido a la manera de un pastel.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Otra delicia es el especial souvenir Chiandoni, un delicioso pastel helado en una capa de pan España, con helado de vainilla, mamey, avellana, coronado por una el excelente toque que le da la nuez moscada. ¡Delicioso hasta en el nombre!

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

Actualmente en los Helados Chiandoni los sabores son muy variados, todos son cuidadosamente preparados con ingredientes naturales y alta calidad en sus productos, tal vez ese es el mayor éxito.

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

El lugar

La atmósfera del lugar es de nostalgia por esa época de los años 50 o 60´s, donde la gente iba a sentarse a disfrutar de tomar un helado y tomar de la mano a la novia; de llevar a los niños para verse batir las manos por querer devorar los postres, ¡Cuántas historias no encerrará Chiandoni!

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Hace días cuando pasé a comprarme mi clásico helado de coco, el encargado me contaba acerca de un señor ya mayor, que después de 30 años de haberse ido a radicar a Nueva York, regresó a la Ciudad de México, y al pararse frente a la añeja heladería, lloró de la emoción de ver en pie sus helados que tanto disfrutaba.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Sí, el tiempo ha pasado y, aunque Pietro quien falleció a sus 89 años, vigilante de la calidad de sus helados, ya no se encuentra, sabemos que el cuidado y esmero de quienes actualmente laboran ahí, nos confirman que hay Chiandoni para rato.

Helados-Chiandoni-Foto-Fidel-Enriquez

Helados Chiandoni. Foto Fidel Enriquez

Así que mantén la tradición de pasar un momento especial y dulce con tu familia, pareja o amigos en un lugar de antaño visitando a Chiandoni y, si tienes una historia que contar ¡Nos tomamos un heladito!

Helados-Chiandoni-Foto-HCH

Helados Chiandoni. Foto HCH

¿Dónde está?

Pennsilvania 255, Nápoles
Benito Juarez, Distrito Federal, Mexico
Tel: (55) 5485 6035
Fanpage en Facebook 
Continua Leyendo
Click para comentar

Deja una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CDMX

Disfruta de ROMA en el Autocinema Coyote

Los boletos para ROMA en el Autocinema Coyote en CDMX se están acabando. ¡Corre por los tuyos!

roma alfonso cuaron

La última película de Alfonso Cuarón la está rompiendo por todos lados. Ya la puedes disfrutar en Netflix; sin embargo, no está de más que te digamos que Roma en el Autocinema Coyote tiene nuevas fechas debido a que se agotó ¡en unas HORAS!

Las fechas van del 17 al 22 de noviembre así que no pierdas más el tiempo y corre para que alcances tus boletos de esta película que resuena internacionalmente.

Aquí te dejamos la cartelera que revelaron para Roma en el Autocinema Coyote en la Ciudad de México. Y te dejamos el link para que compres tus boletos ¡YA!

roma en el autocinema coyote

Cartelera para ROMA en el Autocinema Coyote. Foto Facebook: Autocinema Coyote

Si eres un verdadero “coyote”, como llaman a sus fans los dueños del autocinema, corre a ver la película que hizo saltar a la fama a la oaxaqueña Yalitza Aparicio.

Continua Leyendo

CDMX

7 Cosas que hacer en La Villa, CDMX

Despúes del 12 de diciembre aún queda mucho por hacer en La Villa y sus alrededores.

Cada 12 de diciembre la Villa, o mejor conocida como la Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe se convierte en tendencia. Y cómo no si es el día especial del turismo religioso en México: el día de la aparición a Juan Diego de la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac, según la creencia católica.

Y sí, también sabemos que el 12 de diciembre es el día más concurrido, por eso, te dejamos 7 cosas que hacer en la Villa para el resto del año. Para ello, debes reservar una visita guiada gratuita con 3 días de anticipación. En esta, se te mostrará todo el santuario de la Virgen;  además visitarás los templos en los que escucharás sobre la historia y el acontecimiento guadalupano.

Visita el Museo de la Basílica de Guadalupe

que hacer en la villa museo de la basilica

Museo de la Basílica de Guadalupe. Foto CDMXTravel

El museo está ubicado justo atrás de la vieja basílica, con la que comparte una pared, la cual cuenta con muchas obras de artistas reconocidos. El costo para ingresar es puramente simbólico y gratuito si cuentas con credencial de estudiante o tu tarjeta del adulto mayor.

Este lugar tiene la colección más grande de exvotos guadalupanos y 17 salas con obras de los mejores pintores novohispanos como Cristóbal de Villalpando, Cabrera, José de I. Barra, entre otros.

Camina por el Jardín del Tepeyac

jardin del tepeyac basilica

Jardín del Tepeyac. Foto MXCity

El hermoso jardín está forrado de frondosos árboles, escalinatas, fuente de agua, enredaderas y una cascada pequeña.

Es una maravilla caminar por el jardín, subir los distintos niveles y llegar a la cumbre del Cerro del Tepeyac, para disfrutar de una panorámica de la ciudad. Es la parte más famosa pues, según la tradición, allí sucedió la segunda y tercera aparición de la Guadalupana. La ofrenda del lugar está adornada con 16 figuras de bronce y piedra.

Descubre el Panteón del Tepeyac

panteon del tepeyac

Panteón del Tepeyac

Este lugar es monumento nacional desde 1992. Aquí yacen los cuerpos de grandes personajes de la historia de México como el ex presidente Antonio López de Santa Anna.

Disfruta de la Capilla Del Pocito

capilla del pocito

Capilla del Pocito. Foto MXCity

Esta capilla cuenta  con un pozo dentro y se encuentra en lo más alto del cerro del Tepeyac. Ofrece una arquitectura hermosa que representa el periodo colonial de México obra de Francisco Guerrero y Torres. Además, el sitio tiene su toque histórico y místico con el trabajado retablo y los estragos sísmicos que son muy curiosos.

Visita la Capilla Del Cerrito

capilla del cerrito cdmx

Capilla del Cerrito. Foto ViajerosMundi

Esta fue la primera Villa o Basílica de Guadalupe. También se ubica en lo alto del cerro del Tepeyac, a donde es posible acceder mediante un camino de varios escalones rodeado de vegetación. La visita a este recinto es gratuita.

Recorre el Museo del Tepeyac

Al costado del jardín, pasando las mesas donde se encuentra la fuente de sodas y junto a la tienda de artículos religiosos y souvenirs, se encuentra este pequeño museo.

Este lugar lo conforma una sola habitación que contiene la imagen de la virgen en diversos estilos, técnicas y materiales. La protagonista de éste recinto es una gran maqueta de  La Basílica y sus alrededores.

Conoce el Monumento a los Indios Verdes

indios verdes monumento

Los Indios Verdes. Foto MXCity

El monumento está hecho de bronce y se encuentra al norte de la ciudad de México y es un homenaje a dos reyes aztecas. Representan a los dos Huey Tlatoani mexicas Itzcóatl y Ahuizotl. El color verde es el efecto de la humedad y el clima. Las estatuas miden entre tres y cuatro metros de altura y pesan más de tres toneladas.

Fueron creadas por el artista Alejandro Casarín para formar parte de la representación de México en la Exposición Universal de 1889, en la base cuentan con inscripciones y grabados en náhuatl.

Como puedes ver, el turismo religioso es más de lo que puedes imaginar. Así que, ven y empápate de datos y compáralos con tu bagaje cultural, saca tus conclusiones y ¡Nunca dejes de Viajar!

Continua Leyendo

CDMX

Salón 16, el arte de una buena cantina

cantina salon 16

Cada espacio que encontramos en el centro histórico de la CDMX esconde viejas historias. Tal como el surgir y el cambio de una urbe tan ecléctica como esta. En medio del tumulto comercial y del barrio chino se localiza una cantina con un twist artístico que te fascinará: Cantina Salón 16.

¿Cómo es Salón 16?

Es un espacio tan relajado que apenas entrando, dos cosas  te robarán la mirada. Los coloridos murales que decoran las paredes de los salones y el asombroso ambiente que se respira en cada rincón. Encontrarás a los ejecutivos que están platicando de negocios en una de sus mesas. Incluso, hasta amigos que juegan cubilete, dominó y baraja a la par que gritan ¡salud! levantando su tarro de cerveza.

Al sentarte la aventura comienza en este tour gastronómico, basado en la típica botana garnachera de las clásicas cantinas. La cortesía aparece de la mano de Fausto –maestro pulquero-, que te obsequia un vasito de curado hecho en casa con una tradición que él mismo ha perfeccionado.

Fausto  ha crecido con magueyes y conoce a la perfección cada detalle en la elaboración del pulque. Prueba de ello es que te la puedes pasar platicando con él, conocer los beneficios de esta bebida y su preservación para la identidad de las costumbres mexicanas.

Su recomendación es el curado con fruta de temporada, “bien madura” como menciona, para que brinde un sabor inigualable. Cempasúchil en día de muertos, mameyes, tunas, piñones, guayabas, mandarinas, kiwis, zarzamoras,  algodón de azúcar y el interesante curado de vino tinto, son algunas de las maravillas que te recomendará y que no podrás evitar.

Menú de la Cocina-Cantina

salon 16 cantina menu

Menú de Salón 16

Para acompañar, hay platillos básicos con gran sabor que conforman la carta: caldos de camarón, quesadillas, tacos, cócteles de marisco, tostadas y por supuesto las infaltables carnitas. Son muy recomendables los taquitos de sesos o de jaiba con sus picositas salsas hechas con diferentes chiles.

Si lo tuyo es algo más sofisticado puedes dar paso al pulpo a la gallega con su indiscutible y aromático sabor del pimentón (paprika); también está el pozole, los sopecitos de tuétano y algunos cortes (costillar, rib eye y filetes en su jugo).

Opciones  ligeras puedes encontrar en las ensaladas, cuya preparación es sobre la mesa. Y mientras comes puedes apreciar los murales de Farid Rueda, un artista mexicano con inspiración basada en las especies en peligro de extinción, como ejemplo la cabeza de ciervo de 2 metros que se encuentra en una de las paredes, ó el cráneo con mezcla de colores que seguramente hará que te tomes una foto.

Disfruta del arte en Salón 16

salon 16 cantina arte

Arte dentro de Salón 16. Foto OPEN

El arte también está distribuido en todo este recinto, artesanías hechas por manos huicholes, decoración con bombillas, loza de cerámica decorada con motivos mexicanos y los populares vitroleros donde se coloca el pulque de Nopaltepec, que reposa en una fermentación durmiente y que el fin de semana se agota por la concurrencia del lugar o por la birria y el chamorro que sólo puedes degustar en estos días.

Además de sus juegos de azar puedes pasar a la terraza para ver desde ahí la remodelación que ha tenido el barrio chino y pedir a la par una cerveza artesanal, vinos de etiqueta e incluso cócteles que van muy bien con alguno de los postres que sirven en Salón 16. Por ejemplo el mousse de mandarina, la genovesa o el strudel de manzana con helado.

Después de todo esto, saldrás con una gran sonrisa en tu rostro de haber sido testigo de un lugar con historia, misma que se va contando mientras el tiempo avanza con exquisitos alimentos, buen ambiente, gran servicio y arte en un lugar que no esperabas, Salón 16.

Continua Leyendo

Trending