Contáctanos a través de:

Zonas arqueologicas

Cobá, una increíble e imponente ciudad maya.

Sin duda, la cultura maya nos ha dejado vestigios impresionantes, prueba de ello es Cobá que nos sorprende con una zona arqueológica en medio de la selva, además de la pirámide más alta de la península de Yucatán.

Cobá-Quintana-Roo

Cobá-Quintana-Roo

¿Cómo llegar a Cobá?

Si estás de viaje por la Riviera Maya será muy fácil llegar a estas ruinas, desde Cancún o Playa del Carmen se toma la carretera federal número 307 hacia Tulum, ahí encontrarás una desviación hacia la carretera 109 con dirección a Nuevo Xcan y tras recorrer 47 km. encontrarás Cobá. Puedes contratar tours en la mayoría de los hoteles, pero si decides ir por tu cuenta también está la opción del autobús que sale de las centrales de Cancún, Playa del Carmen o Tulúm.

Carretera a Cobá

Carretera a Cobá

Una zona arqueológica diferente

Puede que Cobá no sea tan conocida como Chichen Itza o Tulúm, sin embargo tiene cosas que la hacen completamente diferente y que la hacen un lugar de visita obligado si estás viajando por esta zona.

Pasea por ella en bicicleta

Las ruinas de Cobá se encuentran en medio de la selva y los conjuntos arqueológicos están separados unos de otros por algunos kilómetros, por lo que la mejor opción es rentar una bicicleta para recorrerlos, cuesta 50 pesos y te aseguro que no te vas a arrepentir. Ahora que si prefieres la comodidad también existen “taxis” que son unos triciclos en los que experimentados choferes te llevarán a toda velocidad, el costo de estos varía entre 140 y 200 pesos, dependiendo de la duración del recorrido.

Bicicleta en Cobá

Bicicleta en Cobá

Taxis en Cobá

Taxis en Cobá

Maravíllate con sus construcciones y estelas

Al llegar puedes contratar un guía o ir a tu ritmo visitando lo que más llame tu atención, encontrarás pirámides con arcos mayas impresionantes, estelas, 2 juegos de pelota muy bien conservados y un observatorio entre otras cosas.

Arco Maya, Cobá

Arco Maya, Cobá

 La joya de Cobá: La pirámide de Nohoch Mul

Pirámide de Nohoch Mul

Pirámide de Nohoch Mul

Esta pirámide es la más alta de toda la península de Yucatán, alcanza los 42 metros de altura y está construida en siete niveles con esquinas redondeadas.

Subir sus 120 escalones es toda una experiencia. El ángulo de inclinación de la escalinata es muy empinado, pero no puedes perderte por nada del mundo el llegar a la cima y observar la increíble selva que se encuentra alrededor.

No olvides llevar ropa y zapatos cómodos, una gorra o sombrero y bloqueador solar.

La entrada a la zona arqueológica cuesta 70 pesos y hay promociones para estudiantes y personas de la tercera edad, pregunta por ellas en taquilla y ¡Prepárate para esta gran aventura! 

 

 

México

4 Curiosidades de Chichén Itzá que no están a la vista de todos

¿Sabías que fue clasificada entre las siete maravillas del mundo? ¡Y tiene más sorpresas!

Curiosidades de Chichén Itzá Foto. Pixaba

En el estado de Yucatán, aproximadamente a hora y media de Mérida, uno de los asentamientos mayas más importantes de Mesoamérica oculta su imponente grandeza entre la maleza;la antigua ciudad maya año con año recibe miles de turistas y visitantes, sin embargo, hay por lo menos 4 Curiosidades de Chichén Itzá que no están a la vista de todos.

Gracias a su belleza y a la historia que brota de cada una de las piedras que la erigen y sobre todo al gran valor cultural que tiene,  ha recibido una serie de nombramientos, entre ellos,  ha sido nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

4 Curiosidades de Chichén Itzá

Chichén Itzá cuenta con un par de hermosas peculiaridades que no están precisamente a la vista de todos y que para muchas de las personas pasan totalmente desapercibidas. Presta mucha atención para tú no seas uno de esos despistados:

1.- Increíble y todo, pero… ¿quién la hizo?

Fue construida por uno de los pueblos mayas más antiguos, los itzáes. Según datos históricos este antiguo pueblo emigró a Yucatán desde Guatemala aproximadamente en el siglo IV, sin embargo, no llegaron al aérea en la que se encuentra Chichén Itzá como hasta el siglo IX.

Gracias al gran pozo con el que cuenta la zona fue que se le puso por nombre a la ciudad “Boca del pozo de los Itzáes”.

Con el paso del tiempo, mediante intercambios amistosos, invasiones, y todo tipo de interacciones humanas, esta ciudad fue acogiendo distintos elementos de varias culturas que convivieron en lugar, por ejemplo, podemos observar en las representaciones de Kukulkán el dios serpiente originalmente tolteca.

2.- Pasear por Chichén Itzá es pasear por una de las 7 nuevas maravillas del mundo

La zona arqueológica de Chichén Itzá, en el año 2007, contó con lo suficiente para cautivar al público y ganar el concurso digital de la empresa New Open World Corporation.

Fue de esta forma, que por su estilo maya único, que Chichén Itzá logra  ser clasificada como una de las nuevas 7 maravillas del mundo

3.- Una arquitectura de otro mundo

La riqueza  arquitectónica de la ciudad de Chichén Itzá ha llevado hasta a los más escépticos a pensar que las grandes mentes mayas encargadas del diseño y construcción del asentamiento fueron apoyadas por seres de otro mundo.

La excelente estética y belleza de sus estructuras, así como por diversos efectos y juegos de luz que se pueden apreciar en la ciudad,  fueron posibles gracias a los tremendos conocimientos astronómicos con los que contaba esta civilización.

El suceso ocurre, por ejemplo, en el  castillo o pirámide de Kukulcán, la deidad maya de la serpiente emplumada.  Durante los equinoccios de primavera y otoño el sol se posa justo sobre este importante templo y conforme el astro va continuando con su órbita, en una de las caras de la pirámide.

Gracias a la sombra que dan sus 9 niveles, poco a poco se produce una proyección solar de 7 triángulos que culmina en una de las cabezas de Kukulkán, las cuales adornan la base de la pirámide, se dice que este espectáculo visual representaba para los mayas el descenso de esta deidad al mundo mortal.

4.- El Templo de Kukulkán, una gran fusión de arquitectura y astronomía

Por si no bastaba con el impresionante espectáculo de luz y sombra que esta pirámide brinda, cada equinoccio gracias a su perfecto posicionamiento geográfico, este templo sorprende también haciendo alusión también al Calendario Maya Solar.

Es por esto por lo que cada una de las 4 caras de las que se compone la pirámide cuentan con 91 escalones, mismos que sumándolos dan como resultado los 365 días de su increíble Calendario Solar

#Nunca Dejes de Viajar

Continua Leyendo

Guerrero

La zona arqueológica de Tehuacalco, un lugar sagrado

En la comunidad “La Haciendita” cerca de Chilpancingo te esperan 4 cerros que fueron sagrados para nuestros ancestros, podrás admirar monumentos prehispánicos, petrograbados y paisaje “ritual”: cerros flora y fauna del lugar.

Zona arqueológica de Tehuacalco Foto. Visita Acapulco

La zona arqueológica de Tehuacalco, situada cerca de la ciudad de Chilpancingo, Guerrero, se divide en 4 segmentos o formas de recorrido: monumentos prehispánicos, el de los petrograbados,  paisaje ritual con los cerros, y el relativo a la flora y fauna del lugar.

Alrededor de estos había 4 cerros que se les consideraban como puntos sagrados, ya que se creía que representaban los 4 puntos cardinales, El Capulín, Tierra Colorada, El Gavilán y La Compuerta.

A lo largo de toda la zona encontraremos estructuras de todo tipo que se usaban para fines religiosos o hasta de ocio, como la edificación que es el templo principal; estructuras piramidales, incluso en donde se practicaba el juego de pelota.

Existen en este espacio otras construcciones hermosas que porque nos maravillan y nos muestran parte de la vida de nuestros ancestros, debemos conocer a fondo.

Visitar las decenas de zonas arqueológicas de México, como esta de Guerrero, ayuda a comprender y aprender más sobre nuestro pasado, en este caso sobre nuestras costumbres antiguas que quedaron relatadas en los interiores de estas estructuras de piedra.

La zona arqueológica de Tehuacalco

Tehuacalco (en náhuatl: tehuacalli) “lugar de la caja de madera”  o bien algo así como “agujeros perforados en piedras” esto haciendo referencia a las pozas prehispánicas que se construyeron en el pasado para fines ceremoniales.

Lo que hoy es la zona arqueológica fue en su tiempo una de las ciudades más importantes, donde, por su arquitectura monumental, se establecieron los olmecas, que eran un pueblo muy importante por sus diversas actividades tanto agrícolas, de culto, y distribución de varios tipos de productos.

Se piensa que las primeras civilizaciones habitaron aquí desde los años 400 de nuestra era, y su apogeo fue en los periodos de 650 al 1100 D.C en donde se ocupó una gran extensión del lugar, unas 80 hectáreas, de las cuales alrededor de una sexta parte de este espacio fue dedicado para realizar estructuras piramidales para sus ceremonias.

Disfruta del extenso recorrido por Tehuacalco

Lo más recomendable para visitar el lugar es llevar ropa muy cómoda y ligera, ya que el estado de Guerrero está en constante clima cálido, también es necesario llevar varios litros de agua para el recorrido.

El recorrido por los 18 estructuras arquitectónicas con las que cuenta te asombrará, 8 son estructuras mayores y 10 menores, además de que en na de las salas se da una especie de descripción de lo que fueron estos lugares, sus funciones para la población y conforme se avanza se tiene una explicación breve de cada lugar por su arquitectura, los petrograbados y espacios sagrados.

Es notable que estas construcciones de Tehuacalco, fueron pensadas para estar estratégicamente situadas, algunas edificaciones se alinean con el equinoccio y el solsticio.

Lo horarios que se manejan son de 9:00-17:00, de martes a domingo.

Como llegar a la zona arqueológica

Se localiza en el punto intermedio entre Chilpancingo y Acapulco, desde la Autopista del Sol salir en desviación hacia Tierra Colorada y tomar hacia el norte hasta llegar al crucero de “La Haciendita” km. 57.

Otra opción es ir por la carretera libre México-Acapulco -y el crucero antes mencionado- se encuentra al norte de Tierra Colorada, al llegar ahí, tomar desviación para bajar por un lecho de río en dónde encontrarás un puente y de ahí podrás seguir por la carretera que te lleva hasta la zona arqueológica.

#Nunca dejes de Viajar

Continua Leyendo

Sin categoría

Resuelve el misterio: Zona Arqueológica de Huamango

Entre las ceca de 200 zonas arqueológicas de México, la de Huamango se encuentra entre las más interesantes y menos conocidas; su pasado te dejará con asombrosas incógnitas.

Zona Arqueológica de Huamango Foto. México es Cultura

A casi a 3 mil metros sobre el nivel del mar y al norte del Estado de México, te espera la riqueza histórica de la zona arqueológica de Huamango, este lugar fue edificado en un inicio por toltecas y luego habitado por pueblos otomíes entre los años 900 y 1300 después de Cristo.

El nombre Huamango significa en náhuatl “Lugar de Vigas” o “Madera sin Labrar”, en este lugar -también centro ceremonial- te asombrarás con las evidencias históricas de los pueblos y culturas que nos precedieron.

La zona arqueológica ocupa  unas 6 hectáreas, del Estado de Mexico, en la que podrás observar un par de edificaciones que llegaron a conformar el centro civico y ceremonial en el que alguna vez hubo sacrificios humanos.

El Palacio, para fines religiosos

Este es un templo-habitación, hay un corredor que separa dos pilares que permiten el acceso al mismo. Dentro de “El Palacio”, se encontraron tlecuiles, los cuales son braseros que se utilizan para colocar ollas, vasijas o comales con el fin de la cocción de alimentos.

Se sabe que este sitio se ocupaba con fines religiosos, ya que existe evidencia del uso de sahumerios. Desde la cima del sitio, es posible apreciar el hermoso panorama del valle de Acambay -pueblo y municipio del mismo nombre situados a unos 4 kilómetros de la zona arqueológica- se pueden hacer excelentes fotografías del paisaje.

Templo del Guerrero, el misterio

Otro sitio que destaca es el “Templo del Guerrero”, se le conoce de esta manera ya que, dadas las características del sitio, como los son su forma y altura, quienes investigan la Zona Arqueológica de Huamango, llegan a esa conclusión.

Además de que las vasijas encontradas en el interior de este basamento de templo, y una lápida que se asemeja a un guerrero, aún mucho de qué hablar, esperemos que pronto los arqueólogos nos descubran más sobre su misterio.

Evidencia  de la época colonial

También encontrarás algunas de las evidencias que dejó aquí la época colonial, a unos pasos de la zona arqueológica hay una pequeña capilla. Su nombre es Quahmanco y fue edificada a mediados de 1600 por órdenes franciscanas.

El patrono de la capilla es San Miguel y los habitantes de los alrededores suelen llevar flores y veladoras a su altar. Cada 3 de mayo se celebra el Día de la Santa Cruz en el templo, así como en los pueblos cercanos al sitio.

Una de las leyendas de Huamango

Existen una gran de leyendas asociadas a este sitio, sin embargo, una de las más populares que rondan la zona es “la leyenda los apaches” (este fue el nombre que se les dio a los habitantes del sitio) se cuenta que los Otomíes repentinamente abandonaron el pueblo cercano que habitaban.

Se cuenta que un día, un terremoto sacudió el lugar y ellos lo asociaron con un presagio apocalíptico, por lo que migraron a otro centro ceremonial llamado Dongú. Posteriormente se desplazaron a lo que actualmente se conoce como Acambay, se dice que, sin embargo, cada año regresaban a honrar con sus danzas al Sol y a la Luna.

Para llegar a la Zona Arqueológica de Huamango

La zona arqueológica se sitúa al norte del Estado de México, por lo que deberás tomar la carretera México – Querétaro y desviarte en dirección al municipio Jilotepec.

Posteriormente pasarás los poblados de Acambay y San Miguel. De allí, deberás seguir indicaciones a través de un camino de terracería.

¡Nunca dejes de Viajar!

Continua Leyendo

Trending