Contáctanos a través de:

Ecoturismo - Turismo Sustentable

Ciclismo en Tecolutla con Kululú

Un viaje por las lagunas de Tecolutla en bicicleta. Eso es hacer ecoturismo, para ver la otra cara de un lugar donde habitan los cangrejos azules y violinistas. Una belleza que pocos sabemos y muchos menos hemos visto.

tecolutla02

Un viaje por las lagunas de Tecolutla en bicicleta. Eso es hacer ecoturismo, para ver la otra cara de un lugar donde habitan los cangrejos azules y violinistas. Una belleza que pocos sabemos y muchos menos hemos visto.

Me encanta el impacto positivo del ecoturismo en las comunidades donde se desarrolla esta divertida actividad, se aprenden cosas nuevas y se conoce a muchas personas de diferentes lugares.

“Kululú”

En mi más reciente visita a Tecolutla en Veracruz, tuve la oportunidad de conocer a “Kululú”, los amigos de la naturaleza, una Sociedad Cooperativa conformada por un grupo de mujeres que al autoemplearse realizan visitas guiadas por los lugares más sorprendentes de la región. Ellas participan activamente en la conservación del patrimonio natural y cultural de su comunidad, De entrada ¿Ya suena interesante no?

Fui atendido por Laura, quien es conocida en el pueblo como la bióloga, una mujer que lidera al grupo y quien tuvo la atención de darnos el recorrido para conocer las cuatro lagunas de Tecolutla. Tres de ellas recientemente agregadas al mapa a causa de las inundaciones que sufrió el pueblo en 1999. Un recorrido de más o menos 8 kilómetros en el que se convive directamente con la naturaleza y los paisajes.

Paseos ciclistas

El punto de encuentro fue a las 8:00 de la mañana en la plaza del centro. Ahí nos encontramos con Laura y dos chicos más quienes nos acompañaron durante toda la travesía llevando consigo agua helada, fruta picada, herramientas, botiquín y equipo de protección; es decir, todo lo que pudiéramos requerir durante la expedición. Hay que mencionar que Kululú no sólo ofrece paseos ciclistas, también realizan actividades de senderismo, caminatas, paseos en lancha y observación de aves, entre otros talleres ecológicos.

Lagunas

No tardamos mucho en arribar a la primer laguna la cual según nos contaron, tuvo su origen en la inundación que ya te mencioné. En aquella ocasión el río y el mar se unieron pero por encima del pueblo, trayendo consigo flora y fauna de ambos ecosistemas, entre ellos algunos ejemplares de cocodrilos que ya no pudieron regresar a su lugar de origen, por ende, se adaptaron a las lagunas tomándolas como nuevo hogar.

tecolutla05

Un kilómetro más adelante pudimos llegar a la segunda laguna que está más bonita y grande, tiene un pequeño muelle, un lugarcito en el que se antoja ver el atardecer, tomarse una cerveza o una copa de vino disfrutando de una buena compañía.

La tercera parada

La tercera laguna que está localizada unos metros más adelante, es el hogar de cocodrilos y otros animales más. De acuerdo con Laura, a la fecha no se han hecho las investigaciones necesarias para saber la cantidad de estos reptiles y otras especies que alberga cada una de las lagunas, para ello, se está invitando a estudiantes de biología o carreras afines para que vayan a hacer su tesis a Tecolutla.

En esta tercera laguna es hasta donde llega el camino pavimentado, después de ello, comienza la aventura. Seguimos por una vía de terracería hasta llegar a un rancho en el que abrimos la puerta y nos metimos como si fuera nuestro. Metros más adelante, estaba la casa en la que viven los dueños y les pedimos permiso para que nos dejaran continuar con el camino hacia la cuarta y última laguna. El sol ya empezaba a pegar más fuerte, la carretera estaba más polvorosa y los mosquitos eran más salvajes.

tecolutla01

Fauna

Continuamos pedaleando por las veredas entrando de lleno a la selva, era curioso ver cómo en nuestro andar todos los cangrejos que estaban sobre el camino rápidamente desaparecían para esconderse dentro de sus madrigueras. Laura nos explicó que en la selva siguen habitando muchos animales silvestres; entre los que hay, destacan mapaches, tlacuaches, tecolotes, chachalacas, zopilotes, águilas y muchas otras especies de peces y crustáceos. También existen manglares de diferentes especies. Pero al que más recuerdo es al cangrejo azul, una especie endémica de la región que tristemente se encuentra en peligro de extinción, ya que por su característico color azul y por el gran tamaño, es altamente codiciado en el mercado de mariscos.

Laura nos presentó también a varios de los primos de este crustáceo, como el cangrejo violinista, llamado así por el tamaño de la pinza que desarrollan los machos durante su vida y que la utilizan para cortejar a la hembra. Cuando se encuentran en periodo de apareamiento -que es justo en los meses del verano. El macho mueve de un lado a otro su gran pinza para seducir a la hembra, imitando el movimiento que hacen los violinistas. De igual manera esta especie también comienza a estar en peligro porque los pescadores les arrancan la tenaza ya que es bien carnosa y fácil de vender en el mercado. Aunque la pinza les vuelve a crecer igual que el resto de las patas, ya no les crece del mismo tamaño por lo que en automático dejan de ser atractivos para las hembras, dificultando así su apareamiento.

La cuarta parada

Finalmente llegamos a la cuarta laguna, un gigantesco cuerpo de agua en donde se cultiva la mayor cantidad de ostiones de la región y que a los turistas nos venden tan baratos en la playa. Los ostiones son de suma importancia para preservar el ecosistema, ya que tan sólo uno de ellos es capaz de filtrar hasta 80 litros de agua por día, de ahí que su cultivo sea tan favorable para la laguna.

tecolutla03

Kululú está apoyando a la región y organizando diferentes actividades a favor del medio ambiente como: proyectos de reforestación, concienciación para los pescadores y habitantes a través de la educación ambiental; recolección de basura e incluso capacitan a las personas que hoy en día ofrecen los recorridos en lancha. Kululú se ha puesto muy bien la camiseta de Tecolutla y continuamente emprende proyectos ecoturísticos en beneficio de la comunidad como debe ser un desarrollo sustentable.

El final

Una vez terminado el recorrido por todas las lagunas, nos dimos tiempo para descansar, comimos algo de botana, la fruta y el agua que amablemente nos llevaron los chicos. Laura me puso la pócima de una hierba de la región en aguardiente para mis picaduras de mosquitos, la cual actuó como magia sobre las ronchas enormes que ya se me habían hecho, aliviando casi de forma inmediata la comezón y mi ansiedad de rascarme. Después de unos minutos emprendimos nuestro regreso.

Metros más adelante pudimos observar uno de los escenarios más lindos que he visto, justamente el lugar donde se unen la laguna y el mar. Ahí había un par de pescadores con quienes pudimos conversar por unos minutos, observar cómo pescaban y nos dejamos llevar por la inmensidad de la laguna y el océano.

tecolutla04

El regreso fue mucho más rápido, pero más pesado, ya era casi medio día, por lo que el sol de verano pegaba a todo lo que da. Sin duda alguna fue un paseo muy divertido, que nos dejó conocer una Tecolutla de esencia natural; desde la óptica del ecoturismo, como una gran alternativa de diversión y entretenimiento. Si algún día te animas a tomar el paseo, por favor no olvides llevarte pantalón y manga larga o en su caso un buen repelente de insectos y bloqueador solar. Te recomiendo siempre un repelente artesanal que hagan en la misma zona a la que vas.

Recomendaciones

Si visitas Tecolutla y quieres vivir esta experiencia, por favor contacta a la bióloga Laura o a alguna de sus colaboradoras en el teléfono: 01766 846 0275 o al Celular: 766 103 4507, o bien en el módulo que se encuentra en el Parque del Centro. Puedes estar seguro que por menos de $200.00 pesos mexicanos podrás disfrutar de grandes experiencias en contacto directo con la naturaleza y con las personas del lugar, finalmente esa es la verdadera esencia.

Continua Leyendo
Click para comentar

Deja una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ecoturismo - Turismo Sustentable

¡Una isla en Querétaro!

¿Quién dice que para visitar una isla tranquila y preciosa, tienes que viajar muchos kilómetros y terminar con tus ahorros?

!Una isla en Querétaro! Foto.Secreatría Turismo

Tzibanzá, es un poblado cuyo bien preciado es una gran presa, rodeada de hermosos montes, situada en el municipio de Cadereyta de Montes -en el límite entre Querétaro e Hidalgo– debes saber que, desde el momento en las llegas, sientes una vibra de relajación y conexión con la naturaleza.

La pesca deportiva es una actividad que destaca mucho en la isla Tzibanzá, ya sea que ya lo sepas practicar, o que te acompañes expertos que te enseñen a volverte un profesional en la pesca deportiva de lobina.

!Un lugar sustentable!

¡Nada de qué preocuparse! se busca que la práctica de la pesca, no dañe al ecosistema, ya que se liberan de nuevo los pececitos en el momento.

Es un lugar de ensueño, cumple con todas las expectativas: cabañas de lujo, postales de atardeceres preciosos, actividades involucradas con la localidad y fomento a las prácticas de actividades sustentables.

¡Fabulosos recorridos en lancha!

Durante los recorridos en lancha por la presa Zimapán, que cuenta aproximadamente con 30 kilómetros de largo, se van haciendo paradas para visitar cascadas pequeñas formaciones de ríos, aledaños a la isla de Isla Tzibanzá.

También las estaciones del recorrido son para la observación de flora en “El queso”, sitio en el que existe gran variedad de cactáceas originarias de la zona. Así como para sumergirte en Taxhidó, las deliciosas aguas termales que te harán desaparecer por completo todo mal que presentes físico o incluso emocional.

¡No te cansarás de descansar!

No hay pretexto para no visitar el paraíso y relajarte: desconectado en una isla en donde lo que se obliga a hacer es descansar… despertar, desayunar, leer un buen libro.

Qué tal una copa de vino tomando el sol, comer, dormir, nadar un rato, volver a comer, leer y volver a descansar. ¡Si te cansas de descansar! es momento para realizar las actividades recreativas que encuentras Tzibanzá.

Reserva y costo:

Algo súper importante es reservar anticipación tu cabaña, ya que la mayor parte del año se encuentran ocupadas, así que te sugiero realizar la reserva al menos dos meses antes de tu visita.

El costo promedio por persona es de $1500 pesos, con alimentos incluidos, con servicio de buffet.

¿Cómo llegar?

La forma más fácil para llegar es por el camino hacia la Sierra Gorda de Querétaro, pasarás Cadereyta de Montes, continuando recto hasta la desviación al Palmar.

Más adelante se encuentra la desviación a la Isla, el camino se vuelve empedrado (aproximadamente 30 minutos) hasta llegar al hostal El Anzuelo en donde puedes dejar tu auto para transportarte en lancha a la isla.

Aproximadamente desde la ciudad de Querétaro, son dos horas de camino.

Continua Leyendo

CDMX

Una auténtica experiencia de desconexión sin salir de la Ciudad de México

Venados de cola blanca, el sonido del río que atraviesa el bosque, tirolesa y cuatrimotos, la relajación y la diversión se unen en San Nicolás Tololapan.

Experiencia de descoxión Foto.Pixabay

¿Te sientes tan cansado, que ya no puedes más con la rutina? Tal vez lo único que necesitas es aire libre y diversión, el Parque Ejidal San Nicolás Tololapan, es el lugar perfecto para darte un respiro, sin necesidad gastar mucho ¡y sin tener que salir de la Ciudad de México! Vive una auténtica experiencia de desconexión.

Un bosque templado cubre gran parte de las 2300 hectáreas de este espacio turístico y ecológico, en el que puedes dejar salir tu espíritu aventurero y recorrer los parajes que te llevarán a un mirador de vista alucinante. Este es el momento de relajarte con toda la naturaleza que se encuentra a tu alrededor, vamos a conocer el Parque Ejidal San Nicolás Tololapan:

Deja que el río se llevé tu estrés

El río atraviesa prácticamente todo el bosque, empieza desde la parte más alta del parque y pasa por una cascada, en donde puedes mojar los pies e incluso nadar para liberarte de todo el estrés; puedes ir a pescar truchas como actividad recreativa o para prepararte una deliciosa cena rica en proteínas.

La población que ocupa la zona es de origen otomíe y nahuatlaca; es la comunidad la que cuida y conservar limpio este centro de ecoturismo, en el que se puede convivir con una notable variedad de especies como conejos, venados, roedores pequeños; también hay reptiles y aves migratorias, los más comunes son el búho carnudo y la gallina de monte.

Aventuras sobre ruedas

En el parque ejidal hay un sin fin de prácticas que puedes realizar, una de ellas que solo está disponible los fines de semana, es un paseo en cuatrimoto en el que se recorre una amplia pista, también hay un terreno ideal diseñada para practicar motocross, y un cuenta con circuito perfecto para desplazarte, de arriba abajo.

En la pista de Down Hill puedes practicar el ciclismo de una manera totalmente diferente: subidas, bajadas y curvas para poner a prueba tu destreza en el ciclismo de montaña. Si quieres algo más tranquilo, hay una pista con terreno más plano para dar algunas vueltas a toda velocidad; también se puede usar para correr y hacer caminatas.

Desde las alturas, de fiesta y a caballo

Si te emocionan las alturas puedes tirarte de la tirolesa y observar gran parte del parque, luego la opción es montar a caballo y pasear a través de los grandes árboles del parque, también puedes hacerlo en poni.

Los salones de usos múltiples del ejido son prácticos para organizar fiestas y comidas entre otros eventos. Algunos de los eventos son carreras a pie o en bicicleta y con espuma; también se ha realizado la carrera con obstáculos Spartan, que muy pocos son capaces de finalizar.

Experiencia de desconexión

Uno de los más emblemáticos lugares del parque es el santuario de venados o venedario, un espacio donde se cuidan a alrededor de 40 ejemplares de cola blanca, a lo que puedes observar o alimentar.

Otro lugar que encantará a chicos y grandes es la granja didáctica, en la que puedes alimentar a los animales, jugar con ellos y ayudar a asearlos. Uno de los sitios indispensables para visitar es el museo, que habla sobre el parque y las comunidades que lo han habitado, explicando los cambios a través de los años-

!Quédate a dormir!

Si te apetece puedes quedarte a dormir en una de las cabañas, para 8 personas aproximadamente, o también puedes usar la zona de camping que se encuentra en el corazón del bosque de San Nicolás, puedes quedarte ahí sin ningún problema, hacer una fogata y pasar la noche con tu familia o amigos al calor de la hoguera.

Planea tu próximo escape

El Parque Ejidal San Nicolás Tololapan está situado en la misma Ciudad de México, dentro de la delegación Magdalena Contreras, en la colonia San Nicolás. Es la mejor zona para una gran escapada del estrés del mundo laboral.

Además, los precios son económicos: el acceso o la estancia por noche esta en 100 pesos y otras actividades que se cobran, no cuestan más de la mitad que el precio de entrada, además el lugar cuenta con estacionamiento y con varios puestos de comida en la entrada.

Te va satisfacer tener un gran día en la naturaleza y tener una fantástica experiencia natural.

Continua Leyendo

Ecoturismo - Turismo Sustentable

Respira el aire del pulmón natural de Orizaba

El Eco Parque Cerro de Escamela, se erige a casi 2 mil metros de altura, ahí, el verde abundante del paisaje se le rinde, mientras tu descansas o exploras la montaña.

Eco Parque Cerro de la Escamela Foto. Visit México

El Eco Parque Cerro de Escamela, que en náhuatl significa lugar de las hormigas, es una gran creación de la naturaleza, ubicado en Veracruz, en el área metropolitana de Orizaba, es un parque ideal para pasar con la familia, descansar un rato del mundo, disfrutar del paisaje y del aire del pulmón natural de Orizaba.

Se trata de un área turística y ecológica que mide más de 1,600 metros de altura, es un lugar con varios atractivos para disfrutar entorno a la naturaleza. La zona cuenta con una gran diversidad de animales como aves, halcones, tlacuaches, armadillos, zorrillos, conejos, ratas de campo y muchas otras.

Conectarse con la naturaleza

El clima del cerro de Escamela es templado y lluvioso, tiene grandes árboles, arbustos, matorrales, pastizales, pinos. Es el área natural perfecta para disfrutar del ejercicio al aire libre, o un pícnic familiar o entre amigos, para conectarse con la naturaleza.

En el parque también puedes encontrar algunos venados, pero no es muy común verlos, hay también recorridos de caminatas que puedes realizar en el sendero principal, que se llama el “Sendero del Venado”, un dato curioso es que su nombre se remonta a hace más de un siglo, cuando este fue un lugar para venados, podían verse descender las laderas.

Respira el aire del pulmón natural de Orizaba

Puedes recorrer el cerro con o sin guía, hay personas que les gusta practicar ciclismo de montaña y hacen la ardua labor de subir desde la falda hasta la cima, un gran ejercicio que sin dudas te hará sacar todo el estrés que llevas acumulado.

El parque cuenta con diversas atracciones como la cueva de Zopilote -fue un área donde se encontraron, hace ya algunos años, varios fósiles de criaturas marinas- la Cueva del Chivo, la Cueva de los Caracoles y la Cueva de los Fósiles, que, aunque parezca que no son seguras son ideales para los niños y exploren más a fondo la biodiversidad de la zona.

Atractivos a su alrededor

Justo afuera del parque ya se encuentra parte de la ciudad, ya sea de Orizaba o Ixtaczoquitlán, se encuentra una avenida principal y hay algunos centros comerciales y establecimientos de abastos y de comida veracruzana.

Enfrente al parque, en la falda del cerro, se encuentra el Parque de los venados, un área muy amena para pasear y disfrutar de la vista del paisaje, dejar que los niños estén en los juegos recreativos, que se encuentran ante una fuente que le da un aire de paz al entorno.

Puedes también armar una rápida comida en el quiosco antes de adentrarte en la naturaleza de Escamela.

Actividades en el centro de la ciudad

Si quieres llegar más a la parte céntrica de la ciudad, puedes visitar algunos de los museos, como el Museo de Arte del estado, que habla de la historia de Orizaba desde antes de la conquista-

Otra gran opción es visitar la reserva natural de animales, que se encuentra al otro extremo del parque, pero vale la pena visitar por la diversidad de especies que hay, otro gran atractivo es el teleférico, que es el tercero más grande del país y que te va a dar una vista grandiosa de la ciudad, de los cerros y bosques alrededor de Orizaba.

Hay muchas actividades que realizar, solo faltas tú  para que las disfrutes y te  diviertas al máximo.

Continua Leyendo

Trending