Hace millones de años la actividad volcánica formó 30 islas en el Pacifico: las Galápagos, un espacio natural en donde llegaron distintas especies de animales provenientes de todos los rincones del mundo y ahí permanecieron adaptándose a la vida, entre ellos las Iguanas Marinas.

¿Sabias que gracias a estas islas Charles Darwin formuló su teoría de la evolución? Algunas especies quedaron atrapadas como únicas, ejemplo de ello, las famosas tortugas prehistóricas.

Pero también existen seres que muestran su evolución, las iguanas marinas que adaptaron sus patas por aletas para poder bucear e ir por su alimento al fondo del mar, como si se tratara de un pato buzo.

Como todos los lagartos, las iguanas marinas se sumergen a devorar las algas y pastos marinos, deliciosos manjares para ellas. Sus inmersiones son breves ya que son animales de sangre fría y deben salir a tomar grandes cantidades de sol sobres las rocas, parte de la naturaleza de la iguana.

Las Galápagos reciben turismo para conocer las especies de aves, reptiles y mamíferos que viven felices hace miles de años; Es uno de los destinos ecoturísticos mas responsables de todo el mundo. Los visitantes nada se llevan, solo el recuerdo de un viaje completamente natural y unas buenas imágenes fotográficas.

Para admirar las iguanas marinas, basta con acercarte a Cabo Marshall en la isla Isabela, hay muchas y aunque sus movimientos son torpes y estúpidos en la tierra como decía Darwin, no supo que sus verdaderas habilidades estaban bajo el agua.

Chéca el video del buzo Steve Winkworth y ¡Nunca dejes de viajar!

 

El Souvenir

Dejar respuesta