Contáctanos a través de:
PORTADA Museos Gratuitos en Europa PORTADA Museos Gratuitos en Europa

Europa

Viaja a Europa sin gastar de más: 5 museos imperdibles con entrada gratuita

Celebra el Día Mundial del Arte con un viaje cultural a Europa. Recorre museos gratuitos y admira obras maestras de artistas como Da Vinci, Renoir y Miguel Ángel.

Hoy, 15 de abril, se celebra el Día Mundial del Arte, una celebración que destaca la importancia del arte en nuestras vidas y alienta a las personas a apreciar y participar en las creaciones artísticas.

Rijksmuseum. Foto-Web
Rijksmuseum. Foto-Web

Europa es un continente lleno de historia, cultura y arte. Una de las mejores maneras de empaparse de este rico patrimonio es visitando museos. La buena noticia es que muchos de los museos más importantes de Europa tienen días o horas de entrada gratuita, lo que te permite explorarlos sin tener que gastar mucho dinero.

Autorretrato Van Gogh. Foto-Web
Autorretrato Van Gogh. Foto-Web

A continuación, te presentamos los 5 mejores museos gratuitos de Europa que no debes perderte y que puedes visitarlos a solo un vuelo de distancia.

Museos con entrada gratuita en Europa: Museo Británico, Londres, Inglaterra

El Museo Británico es uno de los museos de Europa más famosos del mundo con entrada gratuita. Alberga más de 8 millones de obras de todo el mundo, abarcando más de dos millones de años de historia. La colección del museo incluye famosas piezas como la Piedra de Rosetta, la cual permitió descifrar la escritura jeroglífica egipcia, los Mármoles de Elgin, que son esculturas griegas del Partenón, y las esculturas del Partenón, que son obras maestras de la escultura griega antigua.

Museo Británico. Foto-Web
Museo Británico. Foto-Web

El Museo Británico tiene admisión gratuita y está abierto todos los días de 10 am a 5:30 pm, excepto los viernes, cuando cierra a las 8:30 pm. El museo ofrece visitas guiadas gratuitas, que son una excelente manera de aprender más sobre las exposiciones. También puedes descargar la aplicación del museo para realizar un recorrido autoguiado.

Mármoles de Elguin. Foto-Web
Mármoles de Elguin. Foto-Web

El Museo de Orsay, París, Francia

El Museo de Orsay es un imprescindible para cualquier persona interesada en el impresionismo y el posimpresionismo. El museo se encuentra en una antigua estación de ferrocarril y alberga obras de artistas famosos como Monet, Renoir, Van Gogh y Degas. Algunas de las obras más famosas del museo incluyen “Déjeuner sur l’herbe” de Édouard Manet, que causó controversia en su tiempo por su representación realista de la desnudez, y “Bal du moulin de la Galette” de Pierre-Auguste Renoir, que es una escena animada de la vida parisina en el siglo XIX.

Museos con entrada gratuita en Europa. Orsay. Foto-Web
Museos con entrada gratuita en Europa. Orsay. Foto-Web

El Museo de Orsay tiene admisión gratuita el primer domingo de cada mes y está abierto todos los días de 9:30 am a 6 pm, excepto los lunes, cuando está cerrado.

Museo Orsay. Foto-Web
Museo Orsay. Foto-Web

Museos con entrada gratuita en Europa: Museo del Hermitage, San Petersburgo, Rusia

El Museo del Hermitage de Europa es uno de los museos más grandes y antiguos del mundo con entrada gratuita. Fue fundado en 1764 por Catalina la Grande y alberga más de tres millones de obras de arte y cultura. La colección del museo incluye famosas piezas como el Reloj del Pavo Real, una obra maestra de la relojería rusa del siglo XVIII, la Madonna Litta, una pintura de Leonardo da Vinci que representa a la Virgen María sosteniendo a Jesús, y la Sala de Rembrandt, que alberga 22 pinturas del famoso artista holandés.

Museo del Hermitage. Foto-Web
Museo del Hermitage. Foto-Web

El Museo del Hermitage tiene admisión gratuita el primer jueves de cada mes y está abierto todos los días de 10:30 am a 6 pm, excepto los lunes, cuando está cerrado.

Reloj del Pavo Real. Foto-.Web
Reloj del Pavo Real. Foto-.Web

El Rijksmuseum, Ámsterdam, Países Bajos

El Rijksmuseum es el museo nacional de los Países Bajos y alberga más de un millón de obras de arte e historia. La colección del museo incluye famosas piezas como La Ronda de Noche de Rembrandt, una pintura icónica que representa a una compañía de guardias civiles de Ámsterdam, La lechera de Vermeer, una pintura que captura la vida cotidiana en el siglo XVII, y el autorretrato de Van Gogh, una de las obras más famosas del pintor holandés.

Museos con entrada gratuita en Europa. Rijksmuseum. Foto-Web
Museos con entrada gratuita en Europa. Rijksmuseum. Foto-Web

El Rijksmuseum tiene admisión gratuita el último domingo de cada mes y está abierto todos los días de 9 am a 5 pm.

La Ronda de Noche. Foto-Web
La Ronda de Noche. Foto-Web

Museos con entrada gratuita en Europa: Los Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano

Los Museos Vaticanos son un imprescindible para cualquier persona interesada en el arte y la historia. Los museos albergan más de 70.000 obras de arte, incluyendo famosas piezas como la Capilla Sixtina, que fue pintada por Miguel Ángel y es considerada una de las obras maestras del arte renacentista, las Estancias de Rafael, que fueron pintadas por Rafael y son conocidas por sus frescos coloridos, y la Galería de los Mapas, que alberga una colección de mapas pintados en el siglo XVI que representan diferentes regiones de Italia.

Museos con entrada gratuita en Europa. Museos Vaticanos. Foto-Web
Museos con entrada gratuita en Europa. Museos Vaticanos. Foto-Web

Los Museos Vaticanos tienen admisión gratuita el último domingo de cada mes y están abiertos todos los días de 9 am a 6 pm.

Capilla Sixtina. Foto-Web
Capilla Sixtina. Foto-Web

Europa es un tesoro de arte y cultura, y sus museos son algunos de los más impresionantes del mundo, ¡y lo mejor es que son de entrada gratuita! Al visitarlos, puedes conocer el rico patrimonio de este fascinante continente sin gastar mucho dinero. Y con los vuelos directos y económicos de Aeroméxico desde la Ciudad de México a sitios como Londres, llegar a Europa nunca ha sido tan fácil. Así que, empaca tus maletas y prepárate para explorar las joyas culturales del viejo continente.

#NuncaDejesDeViajar

Europa

Zaanse Schans: Un Viaje a la Ciudad del Lego y los Molinos

Un destino imprescindible para quienes buscan una experiencia auténtica de la Holanda tradicional.

En el corazón de los Países Bajos, a solo 20 minutos en tren desde Ámsterdam, se encuentra Zaanse Schans, una pintoresca aldea que parece sacada de un cuento. Con sus emblemáticos molinos de viento, casas de madera del siglo XVII y el aire nostálgico que evoca una época pasada, Zaanse Schans es un destino imprescindible para quienes buscan una experiencia auténtica de la Holanda tradicional.

Recientemente, este histórico lugar ha ganado popularidad no solo por su patrimonio cultural, sino también por la inclusión de fascinantes estructuras de Lego, que añaden un toque moderno y lúdico a su encanto histórico.

Zaanse Schans. Foto por Anna Sherchand.

Zaanse Schans es una reconstrucción de un pueblo tradicional holandés del siglo XVIII y XIX, creado en la década de 1960 para preservar y exhibir los edificios históricos y la forma de vida de la región de Zaan.

Originalmente, esta área era un importante centro industrial con cientos de molinos de viento que producían todo, desde pintura hasta mostaza. Hoy, varios de estos molinos han sido restaurados y están en pleno funcionamiento, ofreciendo a los visitantes una visión directa de la ingeniería y el ingenio de la época.

La historia de Zaanse Schans comienza en la Edad de Oro Holandesa, un período de gran prosperidad económica y cultural en el siglo XVII.

Foto por Country Living Magazine.

La región de Zaan fue uno de los primeros centros industriales del mundo, y sus molinos de viento desempeñaron un papel crucial en el desarrollo de la industria moderna. Durante este tiempo, los molinos procesaban materias primas como madera, especias, aceite y harina, impulsando la economía local y contribuyendo al comercio global.

En la década de 1960, las autoridades locales y los defensores del patrimonio cultural reconocieron la importancia de preservar estos monumentos históricos. Así nació Zaanse Schans, un museo al aire libre que reúne molinos de viento, casas de madera, talleres y tiendas de diferentes partes de la región de Zaan.

Esta iniciativa no solo preserva la arquitectura y las tradiciones de la época, sino que también ofrece a los visitantes una oportunidad única de experimentar la vida cotidiana en un pueblo holandés del siglo XVIII.

Zaan. Foto por Expedia.

La combinación de historia y modernidad en Zaanse Schans crea una experiencia única. Aquí te presentamos las principales atracciones que no puedes perderte.

Los icónicos molinos de viento son el corazón de Zaanse Schans. Cada uno tiene su propia historia y función, desde aserrar madera hasta producir aceites. Entre los más famosos se encuentran el Molino De Kat, que produce pigmentos para pintura, y el Molino De Zoeker, especializado en aceites.

Además, cada molino ofrece exhibiciones y demostraciones en vivo, mostrando cómo se utilizan las fuerzas de la naturaleza para realizar tareas industriales.

Zaan. Foto por Gray Line.

Una de las incorporaciones más recientes y emocionantes a Zaanse Schans son las estructuras de Lego, que reproducen a escala algunos de los edificios más emblemáticos del pueblo.

Estas construcciones no solo son una delicia visual para los amantes del Lego, sino que también ofrecen una manera educativa e interactiva de explorar la historia y la arquitectura de la región.

La atención al detalle en estas miniaturas es impresionante, y ofrecen un contraste encantador con los edificios reales. Además, hay talleres de Lego donde los visitantes, especialmente los niños, pueden construir sus propias creaciones, fomentando la creatividad y el aprendizaje a través del juego.

Lego Village en Zaanse Schans. Foto por Nación.

Zaanse Schans alberga varios museos y talleres que ofrecen una inmersión profunda en la cultura y las tradiciones holandesas. El Museo Zaans, por ejemplo, presenta exposiciones sobre la historia local, incluyendo la vida industrial y el arte de la región.

También hay talleres donde se demuestran técnicas tradicionales, como la fabricación de zuecos y la elaboración de queso.

Asiste a un taller de fabricación de zuecos en Zaanse Schans. Foto por woodenshoes.com

Estos talleres permiten a los visitantes participar y aprender de manera práctica, creando recuerdos inolvidables. Los visitantes pueden llevarse a casa sus propias creaciones artesanales, como zuecos pintados a mano o quesos frescos, como recuerdos únicos de su visita.

Una manera relajante de explorar Zaanse Schans es a través de un paseo en barco por el río Zaan. Estos tours ofrecen una perspectiva diferente del pueblo y los molinos, permitiendo apreciar la belleza del paisaje desde el agua.

Paseo en barco por el río Zaan. Foto por Viator.

Zaanse Schans es famoso por sus queserías, donde se puede ver el proceso tradicional de elaboración del queso holandés. Los visitantes pueden degustar una variedad de quesos, desde el suave Gouda hasta el fuerte Edam, y comprar sus favoritos para llevar a casa.

Las demostraciones en vivo de cómo se hace el queso son educativas y deliciosas, ofreciendo una experiencia culinaria única. Además, las queserías suelen ofrecer maridajes con vinos y cervezas locales, enriqueciendo la experiencia gastronómica.

Disfruta la variedad de quesos de Zaanse Schans. Foto por Colanta.

Las panaderías locales ofrecen una variedad de dulces y panes tradicionales, como los famosos stroopwafels, galletas rellenas de caramelo, y el spéculoos, una galleta especiada típica de la región.

Estos manjares son perfectos para una pausa dulce mientras se recorre el pueblo. Las panaderías también permiten a los visitantes ver y participar en la elaboración de estos productos, brindando una experiencia interactiva que va más allá de la simple degustación.

Stroopwafels. Foto por Fútbol Total.

Para quienes buscan una mezcla de historia, cultura y diversión, Zaanse Schans es un destino imprescindible en su visita a los Países Bajos. Sumérgete en el encanto del pasado y disfruta de la creatividad del presente en este pintoresco pueblo que captura la esencia de la tradición holandesa.

La combinación de educación, entretenimiento y preservación cultural hace de Zaanse Schans un ejemplo inspirador de cómo los destinos turísticos pueden honrar su pasado mientras miran hacia el futuro…#Nuncadejesdeviajar!

Spéculoos. Foto por Gastrolab.
Continua Leyendo

Europa

Si crees que lo has visto todo…Estos lugares en España que parecen de ciencia ficción, ¡te van a encantar!

Exploraremos los lugares más impresionantes de España, que evocan escenarios de ciencia ficción y prometen aventuras inolvidables.

España, un país conocido por su rica historia y cultura, alberga una variedad de paisajes y arquitecturas que parecen sacados de una novela de ciencia ficción. Desde formaciones geológicas surrealistas hasta estructuras arquitectónicas futuristas, España ofrece una experiencia visualmente impactante que transporta a los visitantes a otros mundos.

En esta nota, exploraremos algunos de los lugares más impresionantes y extraños de España, que
evocan escenarios de ciencia ficción y prometen una aventura inolvidable.

Lugares en España que parecen de ciencia ficción. La Cerca.

Ubicada en Valencia, la Ciudad de las Artes y las Ciencias es un complejo arquitectónico futurista diseñado por Santiago Calatrava y Félix Candela.

Inaugurado en 1998, este impresionante conjunto de edificios incluye el Hemisféric (un cine IMAX), el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, el Oceanografic (el acuario más grande de Europa), el Umbracle
(un jardín paisajístico), y el Ágora (un espacio para eventos).

La arquitectura blanca y vanguardista, con sus formas curvas y estructuras imposibles, da la sensación de estar en una ciudad extraterrestre.

Lugares en España que parecen de ciencia ficción. Foto por My Modern Met.

El Hemisféric, con su forma de ojo humano, es un cine y planetario que ofrece proyecciones IMAX, documentales científicos y espectáculos astronómicos. El Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, con su diseño inspirado en el esqueleto de un pez, presenta exhibiciones interactivas sobre ciencia y tecnología, perfectas para visitantes de todas las edades.

El Oceanografic alberga miles de especies marinas en sus diferentes hábitats, desde el Ártico hasta el Mar Rojo, y ofrece espectáculos de delfines y exposiciones educativas sobre la vida marina.

Oceanografic. Foto por LA CIUTAT.

Umbracle, es un jardín paisajístico cubierto por una estructura de arco abierta, que permite pasear entre plantas mediterráneas y esculturas contemporáneas.

Finalmente, el Ágora es un espacio multifuncional que acoge eventos deportivos, conciertos y exposiciones.

Umbracle. Foto por ViajerosMundi.

Las Bardenas Reales, una vasta extensión de semidesierto en Navarra, es uno de los paisajes más singulares y sobrecogedores de España.

Con su terreno árido, cañones, mesetas y formaciones rocosas erosionadas, este parque natural parece un planeta desértico de una película de ciencia ficción. No es de extrañar que este lugar haya sido utilizado como escenario para series como “Juego de Tronos”.

El parque está dividido en varias zonas, cada una con su propio encanto y características únicas. La Bardena Blanca, la más visitada, es conocida por sus suelos blancos y sus formaciones rocosas erosionadas, como el icónico Cabezo de Castildetierra.

Lugares en España que parecen de ciencia ficción. Foto por Turismo Navarra.

La Bardena Negra, cubierta de matorrales y bosques, ofrece un contraste sorprendente con su hermana
blanca. Los visitantes pueden explorar la zona a pie, en bicicleta o en coche, disfrutando de vistas panorámicas y descubriendo rincones escondidos que parecen de otro mundo.

Las rutas están bien señalizadas, y hay guías disponibles para tours organizados, proporcionando información sobre la geología, flora y fauna del área.

Lugares en España que parecen de ciencia ficción. Foto por Guía Repsol.

Las Cuevas de Drach, situadas en la costa este de Mallorca, son un laberinto subterráneo de estalactitas y estalagmitas que parecen salidas de una película de fantasía.

Estas cuevas, que se extienden por más de 1.200 metros, albergan uno de los lagos subterráneos
más grandes del mundo, el Lago Martel.

La visita a las Cuevas de Drach incluye un recorrido de aproximadamente una hora, durante el cual los visitantes pueden admirar las impresionantes formaciones rocosas iluminadas artísticamente.

Cuevas de Drach. Foto por La Pergola Mallorca.

El punto culminante del tour es el paseo en bote por el Lago Martel, acompañado de un concierto de música clásica en vivo que resuena en la acústica natural de las cuevas.

Esta experiencia única combina la belleza visual con la música, creando una atmósfera mágica y etérea. Además, las cuevas cuentan con instalaciones modernas y accesibilidad para todos, asegurando una visita cómoda y memorable.

Cuevas de Drach. Foto por CDD.

El Caminito del Rey, una pasarela construida a lo largo de las paredes del desfiladero de los Gaitanes en la provincia de Málaga, ofrece una experiencia vertiginosa que parece sacada de una aventura futurista.

Originalmente construido en 1905 para facilitar el acceso a los trabajadores de una planta hidroeléctrica, el sendero fue renovado y reabierto en 2015 con todas las medidas de seguridad modernas.

Caminito del rey. Foto por GetYourGuide.

La pasarela, que se eleva a más de 100 metros sobre el río, ofrece vistas impresionantes de paisajes rocosos y barrancos que parecen de otro planeta. Esta emocionante ruta de 7,7 kilómetros es ideal para los amantes de la aventura y la naturaleza, combinando tramos de pasarelas de madera con senderos de montaña.

La seguridad es primordial, y la pasarela ha sido equipada con barandillas y puntos de descanso. Los visitantes deben reservar sus entradas con anticipación, ya que el número de visitantes diarios es limitado para preservar el entorno natural y garantizar la seguridad de todos.

Caminito del rey. Foto por Turismo Interior.

El Parque Nacional de Timanfaya en Lanzarote, parte de las Islas Canarias, es un paisaje volcánico que parece la superficie de Marte. Las erupciones volcánicas que ocurrieron en el siglo XVIII cubrieron gran parte de la isla con lava, creando un terreno de cráteres, conos volcánicos y formaciones de roca fundida que aún emiten calor geotérmico.

Los visitantes pueden explorar el parque en autobuses especiales que recorren las “Montañas del Fuego”, disfrutando de demostraciones geotérmicas y vistas panorámicas.

Lugares en España que parecen de ciencia ficción. Foto por BLUESEA.

Las demostraciones incluyen la ignición instantánea de ramas y la creación de géiseres artificiales al verter agua en cavidades subterráneas. Además, el restaurante El Diablo, diseñado por César Manrique, ofrece platos cocinados con el calor natural del volcán, proporcionando una experiencia culinaria única.

Sus rutas de senderismo guiadas permiten a los visitantes explorar el paisaje volcánico de cerca, aprendiendo sobre la geología y la historia volcánica de la isla.

Lugares en España que parecen de ciencia ficción. Foto por Low Cost Tours.

La Ciudad Encantada, ubicada en la provincia de Cuenca, es un paisaje kárstico con formaciones rocosas que parecen esculturas surrealistas. Estas formaciones, talladas por la erosión del agua y el viento durante millones de años, crean figuras que se asemejan a animales, objetos y formas abstractas.

Los visitantes pueden seguir senderos señalizados que los llevan a través de este laberinto natural, descubriendo figuras como “El Tormo Alto”, “Los Barcos” y “El Perro”. La Ciudad Encantada es un lugar donde la naturaleza muestra su habilidad para crear obras de arte que parecen desafiantes a las leyes de la realidad.

Ciudad Encantada, Cuenca. Foto por WeCuenca.

Además, el sitio ofrece visitas guiadas que explican la formación geológica y la historia del lugar, proporcionando un contexto educativo a la experiencia visual.

Los visitantes también pueden disfrutar de áreas de picnic y miradores que ofrecen vistas panorámicas del paisaje circundante.

Ciudad Encantada, Cuenca. Foto por Students.Rent

Las Casas Colgadas, o Casas Colgantes, de Cuenca son un impresionante ejemplo de arquitectura medieval que parece desafiar las leyes de la física. Estas casas, construidas al borde de un acantilado sobre el río Huécar, parecen flotar en el aire, ofreciendo vistas espectaculares del paisaje circundante.

Originalmente construidas en el siglo XV, algunas de estas casas han sido restauradas y ahora albergan el Museo de Arte Abstracto Español y un restaurante. Pasear por las estrechas calles de Cuenca y observar las Casas Colgadas es una experiencia que transporta a los visitantes a un mundo donde la arquitectura desafía la gravedad.

Casas colgadas. Foto por Grupo Abrasador.

Además, los visitantes pueden explorar el Puente de San Pablo, que ofrece una vista impresionante de las casas y el desfiladero, y disfrutar de la vibrante escena cultural de Cuenca, que incluye festivales, mercados y eventos artísticos.

Para los amantes de la aventura y la curiosidad, estos destinos son imprescindibles en cualquier itinerario de viaje.

Cada uno de ellos ofrece una combinación única de belleza natural, historia y modernidad que transporta a los visitantes a mundos imaginarios, haciendo de España un país que despierta la imaginación y el espíritu explorador de todos. #Nuncadejesdeviajar!

Casas Colgadas. Foto por Periódico de Turismo.
Continua Leyendo

Europa

De las fiestas más emblemáticas y vibrantes del mundo: la Feria de San Fermín

Cada año, del 6 al 14 de julio, la ciudad de Pamplona, se transforma en el epicentro de una de las fiestas más emblemáticas y vibrantes del mundo.

Cada año, del 6 al 14 de julio, la ciudad de Pamplona en Navarra, España, se transforma en el epicentro de una de las fiestas más emblemáticas y vibrantes del mundo: la Feria de San Fermín. Famosa por los encierros de toros y su atmósfera festiva, esta celebración atrae a miles de visitantes de todo el mundo.

Más que una simple feria, San Fermín es una manifestación de la pasión, el coraje y la rica tradición cultural de los pamploneses. Durante nueve días, Pamplona se convierte en una ciudad que nunca duerme, donde la diversión, la tradición y la adrenalina se mezclan en cada esquina.

La Feria de San Fermín. Foto por El Mundo.

La Feria de San Fermín tiene sus raíces en la época medieval, combinando celebraciones religiosas en honor a San Fermín, el patrón de Navarra, con ferias comerciales y corridas de toros.

San Fermín, un santo venerado en la región, fue el primer obispo de Pamplona y es recordado por su martirio en el siglo III.

Esta mezcla de fervor religioso y festivo ha evolucionado a lo largo de los siglos, convirtiéndose en el evento internacionalmente reconocido que es hoy.

La Feria de San Fermín. Foto por Turismo de Navarra.

La historia cuenta que San Fermín, hijo de un senador pagano de Pamplona, fue convertido al cristianismo y posteriormente martirizado en Amiens, Francia. Su devoción creció y, con el tiempo, se convirtió en un símbolo de la identidad navarra.

La primera referencia escrita a la celebración en honor a San Fermín data de 1591, cuando se trasladó del 10 de octubre al 7 de julio para coincidir con la feria comercial y aprovechar el buen clima. Este cambio
marcó el inicio de lo que hoy conocemos como la Feria de San Fermín.

La Feria de San Fermín. Foto por Confidencial.

El encierro es, sin duda, el evento más icónico de San Fermín. Cada mañana, a las 8 en punto, cientos de corredores, conocidos como “mozos,” se enfrentan al desafío de correr delante de seis toros bravos a lo largo de las estrechas calles empedradas de Pamplona.

La carrera, que abarca poco más de 800 metros, termina en la plaza de toros y dura aproximadamente tres minutos. Es un espectáculo de adrenalina pura, donde el valor y la destreza son puestos a prueba.

Participar en el encierro requiere preparación y respeto por las reglas. Los corredores deben estar sobrios, mayores de edad y conscientes de los riesgos. La seguridad es primordial, y las autoridades locales implementan estrictas medidas para proteger tanto a los corredores como a los espectadores.

Encierros. Foto por Economist.

“Correr el encierro no es un juego,” afirma Javier Martínez, un veterano corredor. “Requiere preparación física y mental. Respetar las normas es fundamental para la seguridad de todos.”

El encierro comienza con el canto a San Fermín, en el cual los corredores piden protección al santo antes de enfrentar a los toros. La tensión en el aire es palpable, y cuando suena el cohete que anuncia la suelta de los toros, el bullicio se transforma en un torbellino de acción y emoción.

Los mozos deben mantener la calma y tomar decisiones rápidas para evitar los peligros de los cuernos afilados y el suelo resbaladizo.

La Feria de San Fermín. Foto por Turismo de Navarra.

Las festividades comienzan con el “Chupinazo,” el lanzamiento de un cohete que marca el inicio oficial de la feria. A lo largo de la semana, se celebran diversas procesiones en honor a San Fermín, siendo la más significativa la del 7 de julio, cuando la figura del santo recorre las calles de Pamplona.

Miles de personas se congregan para ver la imagen de San Fermín, acompañada de cantos, danzas y fervor religioso. Es un momento de profunda devoción y orgullo para los pamploneses.

San Fermín. Foto por OkDiario.

Las calles de Pamplona se llenan de música y danza durante toda la feria. Bandas de música, conocidas como “charangas,” animan el ambiente con sus melodías, mientras que los visitantes y locales bailan al ritmo de las canciones tradicionales. Noches de juerga, conciertos y eventos culturales completan el panorama festivo.

El Riau-Riau, un evento tradicional que fue suspendido en los años 90, ha visto intentos de resurgir, y es una muestra del espíritu participativo de la feria.

Chorizo a la sidra. Foto por Cocinatis.

San Fermín también es una fiesta de sabores. Los visitantes pueden disfrutar de la rica gastronomía navarra, que incluye platos como el “chorizo a la sidra,” el “ajoarriero” y los famosos “pintxos.” La sangría y el vino de Navarra fluyen libremente, contribuyendo a la atmósfera festiva.

Las peñas, agrupaciones de amigos que se reúnen para celebrar, son una parte esencial de la vida social durante San Fermín, organizando comidas y eventos privados donde se degustan los mejores manjares locales.

La Feria de San Fermín es una experiencia única que combina tradición, emoción y camaradería. Desde los emocionantes encierros hasta las animadas fiestas callejeras, cada aspecto de esta celebración captura la esencia de la cultura navarra. Para quienes buscan una inmersión auténtica en una de las tradiciones más apasionantes del mundo, San Fermín es una cita imprescindible. #Nuncadejesdeviajar!

Pintxos. Foto por Daily Update.
Continua Leyendo

Trending