Contáctanos a través de:
Ruta de las tlayudas en CDMX Foto.Verohoy.com Ruta de las tlayudas en CDMX Foto.Verohoy.com

CDMX

!La ruta de las tlayudas en CDMX!

5 lugares en los que vale la pena comer el típico platillo de Oxaca, cada sitio tiene un toque especial, por eso ¡conócelos todos!

Hemos escuchado de la ruta de los mejores tacos, de las mejores alitas, malteadas, hamburguesas y demás. Pero qué tal hablar acerca de las mejores Tlayudas que tienes que probar en la Ciudad de México, te proponemos entonces una especie de “ruta de las tlayudas en CDMX”.

Este es uno de los platillos típicos de Oaxaca y es exquisito, ya sea desde una sencilla con frijolitos y nopales, hasta las auténticas elaboradas con tasajo; vamos a seguirle la pista en 5 lugares de esta gran ciudad.

1.-La Secina

Uno de los favoritos para deleitar el paladar con exquisitas tlayudas, se encuentra ubicado en la colonia Narvarte, exactamente en Obrero Mundial #305 (muy cerca de Parque Delta). El restaurante por fuera parece ser pequeño, pero una vez que entras descubrirás esa auténtica decoración temática de bodega, con un toque muy bohemio.

En este lugar,  ideal para una primera cita con esa persona que quieres conquistar, te recomendamos probar la tlayuda con cecina enchilada, la crema de poblano (es una verdadera delicia) y los chapulines asados con guacamole.

Es bueno, rico y barato ya que si pides el agua del día, el refil cuesta sólo $5 pesos, además de que cuentan con una gran variedad de destilados. El costo promedio por persona es de $300 pesos, eso ya exagerando con entradas, plato fuerte y bebidas.

2.-Las Tlayudas

Este restaurante es peculiar por tener ese toque cálido como si fuera una casa contemporánea oaxaqueña, las mesas son de madera, paredes de tono terracota y un piso empedrado que no puede faltar en la decoración.

El menú se basa en platillos y bebidas que son meramente tradicionales de Oaxaca. Tlayudas mixtas, de chapulines, con queso de hebra, una deliciosa crema de chapulines con cacahuate y julianas de tortilla son el hit de este lugar,

Las tlayudas se acompañan de una deliciosa agua de horchata oaxaqueña, y rematan con un rico flan napolitano que te limpiará el paladar. El costo promedio es de $200 pesos por persona incluyendo postre, entradas y bebidas. Las Tlayudas se encuentra en Av. Insurgentes Sur #560 (muy cerca de Viaducto).

3.-Lady Tlayudas

Lady Tlayudas, se encuentra ubicado en Lorenzo Boturini, esquina con calle 1325 ,y seguramente esta zona te recuerda a buffet de mariscos o antojitos del mar, pero Lady Tlayudas rompe con esa tradición, ya que si te encuentras por la zona ésta es una perfecta oportunidad para probar las auténticas tlayudas oaxaqueñas.

El restaurante es algo pequeño pero con una agradable atención y sobre todo un delicioso sazón. No te puedes ir sin probar por supuesto un chocolate con agua, y una rica tlayuda de tasajo con las salsas de la casa. El costo promedio por persona es de $140 pesos incluyendo el platillo y bebidas.

4.-Corazón de Maguey

Si se trata de una ocasión más especial o simplemente te quieres consentir, Corazón de Maguey es una excelente opción. Se encuentra ubicado, precisamente en el corazón de Coyoacán, exactamente en el jardín Centenario.

El mezcal en Corazón de Maguey no puede faltar: reposado, joven, añejo, exquisita coctelería en cantaritos de barro y cerveza mexicana artesanal. Qué decir de los platillos, el menú es bastante amplio, pero algo que te puedo sugerir son las enchiladas  de tres colores que son bañadas en mole negro, mole verde y pipián.

Otras grandes opciones son el pescado zarandeado, sopes de tuétano y por supuesto una deliciosa tlayuda con tasajo y chapulines.

Corazón de Maguey se presta incluso para eventos, así que no estaría de más que lo contemples para los festejos con los compañeros de tu oficina. El costo promedio es de $500 pesos, algo más elevado pero realmente lo vale.

5.-Oaxacaquí

Visitar el kiosco Morisco, de la colonia Santa María la Ribera, es un imperdible para un domingo fresco y en familia, así que si ya andas por el rumbo, las tlayudas de Oaxacaquí no pueden faltar en tu itinerario.

Es un restaurante sencillo, especial y con un auténtico toque oaxaqueño (literal) ya que el dueño de Oaxacaquí viaja cada semana por las materias primas a su ciudad natal. Te sugiero ir con tiempo ya que los fines de semana puedes encontrar fila para entrar.

La especialidad de la casa es la sopa de frijol, elaborada con un toque de pasilla y hojas de aguacate, un exquisito pan de yema y por supuesto una exquisita tlayuda de tasajo con chorizo todo acompañado de un fresco tejate o una original agua de arroz. El costo promedio por persona es de $150 pesos.

¡Nunca dejes de viajar!

CDMX

El hotel de gusto francés que robará el corazón de Reforma

Una ingeniosa mezcla del moderno art de vivre francés con la vibrante esencia de México; lo local y lo europeo conviven en un espacio de características y lujo sin precedente en la ciudad.

El hotel de gusto francés Foto. Wikipedia

La primera propiedad de la marca francesa en México se anuncia en uno de los espacios urbanos más hermosos del país. En el Paseo de la Reforma, el  vecino del emblemático monumento del Ángel de la Independencia”Sofitel Mexico City Reforma” es El hotel de gusto francés que robará el corazón de Reforma.

Los huéspedes experimentarán un verdadero placer al admirar el impresionante exterior contemporáneo,  en la planta baja del hotel se encuentra una casa restaurada, construida originalmente en 1938, la estructura histórica se incorporó al diseño moderno del edificio de 40 pisos con el fin de preservar la arquitectura.

El hotel de gusto francés que robará el corazón de Reforma

Sofitel Mexico City Reforma es el primer hotel de lujo en abrir en la Ciudad de México en más de una década; el proyecto (inaugurado en octubre de 2019) ha logrado una ingeniosa mezcla del moderno art de vivre francés con la indiscutiblemente vibrante esencia de México.

Además de las 275 lujosas habitaciones que lo componen, el hotel  ofrecerá dos experiencias gastronómicas distintivas y tres bares. Los lujosos espacios siguen con Sofitel Spa with L’Occitane, un moderno gimnasio, una piscina techada y una amplia propuesta de salones para reuniones y eventos.

Vistas y momentos privilegiados

Los huéspedes son recibidos en el lobby, ubicado en el piso 14, de donde podrán descender al siguiente nivel a través de una escalera escultórica. Se trata del hotel más alto en el corredor del Paseo de la Reforma por lo que desde ahí las vistas panorámicas de CDMX son privilegiadas.

Los empresarios de Sofitel han anunciado que el nuevo hotel muestra su sello botánico en todos sus espacios, inspirados principalmente en el arte del “Bouquet francés”,  el que interactúa armoniosamente con toques de la tradición floral local.

El concepto del “Sofitel Mexico City Reforma” insiste en combinar lo local con el gusto francés y en esos espacios crear también momentos inolvidables como el  “Ritual de las Velas”,  una ceremonia “que da vida a cada atardecer”,  cuya inspiración tiene origen en en el encendido del alumbrado de las calles de París.

El Lounge del Club Millésime es el santuario privado de Sofitel en el piso 36, por estar reservado para los huéspedes que se alojan en las habitaciones Club Millésime. Ofrece una variedad de servicios personalizados que incluyen check-in privado, servicio de conserjería propio y  exclusivos artículos de baño Hermès.

Habitaciones y restaurantes

Funcionales, por supuesto lujosas y confortables  las habitaciones cuentan con amenidades bien pensadas, como productos de baño de la marca francesa L’Occitane, cafeteras Nespresso y un amplio menú de almohadas, así como tecnología intuitiva que va desde conectividad Bluetooth hasta cortinas automáticas.

En cuanto a sus restaurantes, Bajel promete un viaje sensorial inesperado a través de la alta cocina en un ambiente refinado e íntimo. El menú de alta cocina se complementa con una colección excepcional de mezcales y tequilas tradicionales, destacando al agave.

En Balta coinciden los sabores y preparaciones de la costa del Mediterráneo y  la costa de México, además con un toque ahumado solo posible cuando se cocina sobre parrillas de leña; una verdadera fusión de la gastronomía.

Bares de audaces cócteles y eventos

En el piso 38 del hotel, Cityzen se convertirá en  el nuevo bar de moda en la Ciudad de México, se asegura que ofrecerá cócteles audaces y creativos con un toque único mexicano. Con una vista inigualable de 180 grados de la Ciudad, Paseo de la Reforma, Ángel de la Independencia y Castillo de Chapultepec.

Freehouse, el bar de inspiración speakeasy del hotel, se encuentra en la casa histórica a la entrada del Sofitel Mexico City Reforma. Tiene dos pisos, cada uno con su propia decoración y carácter únicos; sirve deliciosos cócteles y ofrece una extensa lista de licores y vinos añejos.

El Lobby Bar (en el piso 14)  es toda una obra de arte, un lugar perfecto para que los huéspedes se relajen con una bebida o un refrigerio después de un día de aventuras en la Ciudad de México.

Además de la piscina techada (en el piso 38) , hay un espacio de casi 500 metros cuadrados para reuniones y eventos que dejarán a cualquier invitado boquiabierto, por su gusto y sus vistas de 360 grados.

#Nunca dejes de Viajar

Continua Leyendo

CDMX

Los años 70 revivieron en el Studio 54 de la Ciudad de México

El teatro inmersivo hizo posible la réplica fiel del mítico Studio 54 en la Ciudad de México; el concepto de Time Travel y Club Premier explotó con la casi real presencia de las más grandes estrellas setenteras.

Disco 54 Foto. Club Premier

Hay noches para recordar toda la vida, pero ninguna como las de Disco 54  – o Studio 54- un viaje al Nueva York de la década de los 70, donde la música disco reinaba en las pistas de baile.

La Ciudad de México fue sede de una experiencia sin igual, mezcla entre Obra de Teatro, antro y  fiesta de disfraces. Se trató de una réplica fiel del mítico Studio 54, lugar al que asisten estrellas de Hollywood, cantantes y todo tipo de personalidades genuinas.

El concepto  fue una idea de Time Travel, la compañía Teatro de Babel quienes de la mano de Club Premier, idearon una experiencia de teatro inmersivo, que incluyó 35 actores en escena que representaban personajes setenteros.

¿Cómo fue la experiencia de Disco 54?

La magia empezó desde la llegada a Plaza Carso, a la entrada de Inspark  nos esperaba una cortina de tiras doradas que adelantaba que algo grandioso estaba  puntos de suceder, tal como si se tratara de la entrada un nirvana musical.

Uno a uno los asistentes empezaban a llegar, nadie escatimaba en su indumentarias, lo importante era lucir las mejores galas como se hacía en 1979. Una mezcla de smokings, vestidos con lentejuela, pelucas y mucho glamour.

En la puerta nos espera nada más y nada menos quien fuera dueño del Studio 54 Steve Rubell, para quienes vieron la película es el personaje interpretado por Mike Myers. Él era el encargado de seleccionar a las personas que entraban en el antro de Manhattan.

Una vez adentro no esperaban un sinfín de personajes, lo miso dada voltear a una equina y toparse con el diseñador Francés Yves Saint Laurent platicando con Mick Jagger o que se acercara Cher a comentarte de lo buenos que estaban los Cocteles.

La pista se abrió con el clásico setentero Yes Sir I can Boogie, un grupo de sexy  bailarines mostraba sus mejores pasos de baile mientras untaban sus cuerpos sin pudor.

La mezcla de las luces, las bebidas y la música fue enloquecedora. Realmente se sentía que te habías trasladado a esa época y que cualquier cosa, por inimaginable que fuera podría suceder.

Pero no solo de canciones de Diana Ross y Bee Gees vivió el antro, a lo largo de la noche se podría observar diferentes performances realizados por el mismo Andy Warhol o Liza Minelly.

Si deseas vivir mas eventos como Disco 54 debes de estar al pendiente de las Experencias Premier. Reserva con puntos y no dejes de bailar toda la noche.

#Nunca Dejes de Viajar

Continua Leyendo

CDMX

“Silent Concert” el experimento que volvió locos a los fanáticos de Fobia y Bronco

Es la primera vez que los rockeros de Fobia cantan las canciones de Bronco y que los norteños cantan los éxitos de Fobia y que entre ellos se escucha el silencio.

"Silent Concert" Foto. Guillermina Acosta Solís

Dos bandas que son antítesis, un mismo escenario y unos audífonos para cada uno de los asistentes, que abarrotaron el “Plaza Condesa” de la CDMX, este Jueves 14 de noviembre 2019.

Los encargados de abrir el “Silent Concert Aspirina Sound Off”  fueron los integrantes de la legendaria banda Fobia “Gracias por compartir el experimento que vamos hacer esta noche” dijo Leonardo de Lozanne.

Fobia tocó éxitos como “No eres yo” y “Tengo Miedo”,  para luego recibir al grupo Bronco y disponerse a iniciar el “concierto en silencio”, por medio de una pantalla gigantes puesta por el patrocinador -Aspirina Bayer- los asistentes fueron avisados de que era el momento de colocarse los audífonos.

"Silent Concert" Foto. Guillermina Acosta Solís

“Silent Concert” Foto. Guillermina Acosta Solís

Elegir escuchar a Fobia a Bronco o un “Silent Concert”

Lo que ocurrió a continuación es que “El microbito” era cantado por Lupe Esparza de Bronco y era posible escucharlo si así se seleccionaba en los auriculares, y si la preferencia era oírlo en voz del vocalista de Fobia, solo se tenía que mover un botón.

Fue curioso ver a los asistentes un poco confundidos, ya que muchos se quitaban los audífonos para asegurarse de lo qué pasaba sin ellos, y es que se podía “escuchar el silencio”, era una sensación increíble poder ver  de muy cerca tocar a ambas bandas pero no oírlas.

"Silent Concert" Foto. Guillermina Acosta Solís

“Silent Concert” Foto. Guillermina Acosta Solís

Tiempo de Bronco

La emblemática banda de música norteña hizo bailar tanto a sus seguidores como a los fanáticos de Fobia. Después de algunos ajustes técnicos en los que un gran “crew” vestido de negro subió al escenario, fue el turno de que Bronco tocará sus más grandes éxitos,  “Sergio el bailador”, “Los castigados”, “Con zapatos de tacón”  y “Si te vuelves a enamorar” sonaron con fuerza en la voz de Lupe Esparza.

Un momento emotivo de la noche en el  “Silent Concert Aspirina Sound Off” llegó cuando el grupo dedicó la canción “Amigo Bronco” a su fallecido ex integrante, José Luis Villarreal, ‘Choche’ . La gente coreó:  ¡Choche! ¡Choche!

"Silent Concert" Foto. Guillermina Acosta Solís

“Silent Concert” Foto. Guillermina Acosta Solís

V”uelven a hacer el silencio 

El cierre de la noche lo dio la nueva salida al escenario de Leonardo de Lozanne para interpretar “Adoro” junto a Lupe; la gente, lista para un viaje musical, se colocó de nuevo sus audífonos y seleccionó a quién escuchar.

Algunos asistentes alternaban a Leonardo y a Lupe, lo cual se podía notar, ya que cuando esto ocurría el aurícular se iluminaba de un color distinto. Es la primera vez que los rockeros de Fobia cantan las canciones de Bronco y que los norteños cantan los éxitos de Fobia y que entre ellos se escucha el silencio.

#Nunca dejes de Viajar

Continua Leyendo

Trending