El Souvenir

Jardín botánico de Acapulco, descubre el pulmón del Pacífico

Jardín Botánico de Acapulco. Foto: JBA

Jardín Botánico de Acapulco. Foto: JBA

En todo México hay reservas y lugares donde poder apreciar una gran variedad de especies naturales. En Acapulco existe el Jardín Botánico, cuya importancia para los guerrerenses es vital , al condensar los aires del litoral y filtrar las emisiones de dióxido de carbono.

Información de áreas naturales protegidas – Foto Luis Juárez J.

La visita es obligada al llegar al puerto más famoso de México. Ideal para niños o  familias enteras. El Jardín Botánico es sin duda uno de los destinos impensables en Acapulco, pero que bien merece la pena.

Un enorme jardín botánico

Desde la  entrada te reciben con explicaciones sobre el origen de este pulmón que surgió como sendero y fue creciendo hasta el gran espacio botánico de 6 hectáreas que es el día de hoy.

Guias del Jardín botánico de Acapulco – Foto Luis Juárez J.

Desde el año 2002 se han ido adaptando áreas para disponer de más de 400 especies de diferentes partes del país y del mundo dentro del bosque subtropical caducifolio del estado de Guerrero.

Senderos para perderse – Foto Luis Juárez J.

Los asombroso del Jardín botánico de Acapulco radica en los pequeños senderos que te llevan a descubrir espacios como el de árboles frutales rodeado de enormes rocas con riachuelos y cascadas artificiales, brindando una atmósfera increíble.

Estanques y riachuelos – Foto Luis Juárez J. ‘

Acapulco y sus plantas

Los palmetos y las cactáceas serán un gozo para los niños, al explorar las fichas informativas y darse cuenta que existen cientos que producen alimentos, bebidas, artesanías como palapas o incluso no te  pierdas encontrar la palmera donde se extrae el pigmento para los dólares.

Árboles y palmetos del Jardín Botánico de Acapulco- Foto Luis Juárez J.

Especies endémicas como el cubato son preservadas con recelo en el Jardín de Acapulco; bromelias, flores y otros árboles, entre ellos ceibas y platanales. Tienen aquí un espacio de análisis y usos botánicos o medicinales que biólogos investigan.

Bromelias en el Jardín botánico de Acapulco – Foto Luis Juárez J.

Si te pierdes en este paraíso natural no te preocupes, hay zonas  que te encontrarán a ti, te permitirán adentrarte y conectarte con la naturaleza. Podrás meditar, escuchar las aves y sorprenderte del maravilloso ambiente que te rodea.

Jardín botánico de Acapulco – Foto Luis Juárez J.

Un jardín botánico único

En tu visita al Jardín Botánico de Acapulco debes de encontrar las Sicas, plantas que datan desde la época de los dinosaurios o prestar atención a los estanques con lirios acuáticos, nenúfares y peces japoneses (carpas Koi).

Sica, una planta prehistórica – Foto Luis Juárez J.

Finalmente el reloj solar te dará la bienvenida a la tienda de souvenirs donde puedes adquirir desde suculentas hasta orquídeas.

Los días jueves, viernes y sábado se venden tamales y snacks deliciosos para poder sentarte en las terrazas del anfiteatro y del Jardín botánico.

Carpas Koi – Foto Luis Juárez J.

Lo que debes saber del jardín botánico de Acapulco

El acceso tiene un precio de $70. Los martes la entrada es gratuita, de igual forma con credencial de estudiante e INAPAM.

Te recomendamos un recorrido ($500) con un guía especialista ya que vale muchísimo la pena.

Tienda de souvenirs – Foto Luis Juárez J.

O si lo prefieres existen talleres para niños y adultos de horticultura o la certificación técnica en parques y jardines. Más allá de playas y vida nocturna, Acapulco cuenta con secretos que cautivan de igual forma como este Jardín Botánico.

Si deseas saber más de la industria turística en México visita su website SECTUR y #NuncadejesdeViajar

Talleres de horticultura – Foto Luis Juárez J.
Salir de la versión móvil