El Souvenir

Comida mexicana y quesos europeos, un manjar de dioses

¿Sabías que el queso era considerado como un regalo de los dioses por los antiguos griegos? Y es que este manjar cuenta con una variedad infinita de sabores que se adaptan a cualquier gusto, como sucede con los famosos quesos europeos, elaborados con diferentes tipos de leche, bajo distintas condiciones climáticas y considerando a esta región como una de las principales productoras de quesos en el mundo.

La UE cuida cada detalle en la elaboración de sus quesos, considerando que todo comienza desde la buena crianza que se le da al ganado para la producción de alimentos 100% naturales y de la mejor calidad. Los quesos europeos son tan exquisitos, que no hay mejor maridaje que un buen platillo de comida mexicana para acompañarlos, ¡vamos a descubrirlos!.

No hay nada como un buen maridaje de quesos y vinos. Foto por MonchiTime.

El queso “reggianito”, una delicia culinaria

Este es un delicioso queso de vaca con sabor robusto y salado, textura granulada, dura y crujiente, además de ser considerado como uno de los mas exportados en el mundo.

Su proceso conlleva 12 meses de añejamiento y habitualmente se consume rallado. Es una variante del queso parmesano (que se produce en grandes tambos) y a diferencia del parmesano, el reggianito se elabora en pequeñas ruedas de unos 6.8 kilogramos.

Queso reggianito. Foto por Don Santiago.

Este queso suele complementar perfectamente platos calientes como una sopa o pasta.

¿O que tal servido con unas albóndigas con su respectiva salsita? De igual manera puedes cortarlo en trozos pequeños para degustarlo con unos pepinillos o aceitunas, ¿y por que no? hasta con un buen vino.

Quesos europeos. Foto por Pimienta.

La princesa de los quesos: el queso feta

La historia de uno de los quesos europeos mayormente conocido se remonta 2,000 años atrás, en la época de Homero y Alejandro Magno.

El término “feta” surgió en el siglo XVII y hace referencia a la forma del corte del queso, se dice que el cíclope Polifemo transportaba leche de sus ovejas en recipientes que estaban hechos con los estómagos de sus animales.

Un día, descubrió que la leche se había cuajado, formando una pasta muy agradable al paladar. Para los griegos, este es el pan de cada día y los acompaña en el desayuno, comida y cena.

Quesos europeos. Foto por Alimente.

La manera mas común de comer el queso feta es en ensaladas, aunque también podemos agregarlo a nuestros desayunos mexicanos, por ejemplo, en unos huevos rancheros, con frijoles refritos, aguacate, y queso feta. Se antoja, ¿no?

También es delicioso en pasteles, empanadas, y pizzas, aportando su sabor agrio y ligeramente picante. Como dato curioso, en el año de 2002 obtuvo la denominación de origen en Europa, lo que significa que los auténticos quesos feta, son solo aquellos elaborados en Grecia y con leche de oveja.

Prueba tus huevos rancheros con el exquisito queso feta. Foto por Bon Viveur.

Un delicioso queso alemán, el cambozola

Cambozola es un queso triple crema que se elabora con leche de vaca, y con crema extra que se produce en Allgäu, Alemania.

Su interior cremoso y suave es envuelto por una corteza gruesa de sabor y aroma a nuez, con notas ligeramente dulces.

Cambozola. Foto por Cheese Atlas.

Es preciso para acompañar una sopa de tortilla, o bien, en una tabla de quesos con nueces, peras, higos, pan o galletas.

Para la bebida es excelente con un Cabernet Sauvignon, Bordeaux, Burgundy, Chardonnay o una exquisita cerveza negra belga. ¿Como lo prefieres tu?

Acompaña tu sopa de tortilla con un queso cambozola. Foto por Espectador.

¡Casi como el nombre de la ciudad! Queso dubliner

Este es uno de los quesos europeos elaborado en el condado de Cork en Irlanda, fue hecho por primera vez en 1996 por John Lucey y su receta es exclusiva de la empresa Carbery.

Se elabora únicamente con leche de vaca y su sabor es fuerte, aunque un tanto particular con notas de nueces. No tiene corteza y la pasta es pálida con colores blancos y amarillos que obtiene luego de 12 meses de añejamiento.

Queso Dubliner. Foto por MSN.

El dubliner debe servirse a temperatura ambiente ya que después de la congelación su sabor no vuelve a ser el mismo.

Se lleva bien con los vinos tintos, ¿o que tal unas pechugas rellenas de queso dubliner? es excelente de igual manera en unas papas gratinadas, rallado sobre pastas y en sándwiches a la plancha.

Quesos europeos. Foto por Italiana.

Västerbotten, un queso creado por accidente

En 1872, Eleonora Lindstrom de Suecia quería producir queso y revolcó de manera continua la leche pero lo hizo por periodos alternos dejando así que el líquido cuajara mas y se convirtiera en el queso västerbotten.

En la actualidad solo es elaborado por la empresa sueca Norrmejerier y es conocido como “el emperador de los quesos”.

“El emperador de los quesos”. Foto por FIP.

Un queso duro y de sabor fuerte, se dice que tiene un sabor similar al parmesano. Tiene un periodo de maduración mínima de un año por lo que su producción es limitada y es dos veces mas caro que otros quesos.

Se trata de un producto lleno de tradición sueca y se puede comer en tacos, tablas de quesos, pastas, o hasta en una tarta como el ingrediente principal.

La lista de quesos europeos es aun mas larga, sin embargo en esta ocasión recopilamos los mejores sabores que no puedes dejar de probar. ¿Ya elegiste tu favorito?. #Nuncadejesdecomer!.

Tarta de queso västerbotten. Foto por Bon Viveur.

Salir de la versión móvil