El Souvenir

Museo Plastinarium en Alemania: homenaje al cuerpo humano

El cuerpo humano es hermoso en muchos aspectos; lleno de formas, texturas, colores y figuras interesantes, seguramente mas de una vez te has preguntado ¿Cómo es que luce por dentro?. Para resolver estas dudas se ha creado el museo Plastinarium en Alemania.

Aquí se muestra una gran colección de cadáveres humanos…¡Pero espera!, aunque pareciera que son reales, se trata de figuras de plástico que han sido talladas perfectamente logrando así una apariencia totalmente real.

Exterior del Plastinarium. Foto por Magnus Mundi.

Las peculiares piezas

Algo que convierte al Museo Plastinarium en Alemania en un sitio muy peculiar, es que las piezas que se exhiben se encuentran colocadas de manera que pareciera están realizando actividades de la vida cotidiana, por ejemplo, una baiarina de ballet, jugadores de hockey, niños corriendo, acróbatas, etc.

Aquí todo el ambiente combina perfectamente, con música muy tranquila de fondo que te invita a conocer las maravillas del cuerpo humano. Descubre cómo luce un pulmón sano, o el cerebro durante las diferentes etapas de la vida.

Museo Plastinarium Alemania. Foto por Buckley Space.

Existe también una zona especial en la que las piezas se encuentran en movimiento, y todo para poder representar algunos de las procesos mas importantes como la respiración y la alimentación. ¡Quedarás maravillado!

La entrada al recinto tiene un costo de $300 mxn adultos y $200 mxn los niños y es importante reservar para tener acceso.

Museo Plastinarium en Alemania. Foto por BOUMBANG.

Pero…¿Las piezas del museo Plastinarium fueron reales alguna vez?

El creador de este museo es nada mas y nada menos que Gunther Von Hagens, también conocido como Doctor Muerte, que ha recibido un sinfín de criticas por la temática del lugar.

Hagens fue apodado Doctor Muerte, debido a que en sus inicios, las piezas del Museo Plastinarium pertenecían a cadáveres humanos reales.

Doctor Muerte. Foto por País Cali.

El artista tuvo muchas demandas legales, tantas, que decidió cambiar las piezas por cuerpos tallados a la perfección en plástico.

Aunque no lo creas, con la primer propuesta del museo fueron miles las personas que accedieron para que sus cuerpos fueran plastificados y se exhibieran en el Plastinarium.

Un homenaje al cuerpo humano. Foto por Diario Cuba.

Y nos ha contado un pajarito (de fuentes confiables) que el instituto para la plastinación de Heidelberg cuenta con una reserva de 15,059 donantes, de los cuales 12,941 son alemanes e incluso se ha acordado que cuando el doctor Von Hagens muera, sus restos serán plastinados.

El Museo Plastinarium se encuentra en Uferstraße 26, 03172 Guben y es sin duda alguna un imperdible en tu visita por Alemania. ¿Que opinas al respecto? ¿Dejarías que tu cuerpo fuera plastificado luego de morir?, ¡cuéntanos!. Y recuerda, #Nuncadejesdeviajar!.

Plastinarium, Alemania. Foto por GlobalStylus.

Salir de la versión móvil