El Souvenir

Feria del Cristo Negro en Campeche

Cristo Negro. Foto: Yasmin Valencia

El famoso Templo de San Román, resguarda una auténtica obra de arte: El Cristo Negro, Señor de San Román, donde se celebra la Feria del Cristo Negro en Campeche.

La imponente imagen, tallada en Civitavecchia, Italia es sagrada para miles de campechanos que en el mes de septiembre celebran su aniversario con una fiesta patronal, y que este año conmemora sus 448 años.

La iglesia que ha sido la morada de la fina escultura, fue edificada en el siglo XVI, su fachada es sobria y asemeja una construcción medieval. Actualmente es uno de los principales atractivos turísticos de este puerto amurallado.

San Román Campeche. Foto: Viajes Girotondo

Población de San Román

Hay tradiciones que nos ponen la piel chinita y que como mexicanos, nos provocan un enardecido orgullo.

Sin saber que esto me ocurriría, llegué al puerto campechano para ser testigo de la Feria del Cristo Negro, Señor de San Román 2013. Caminé un rato por el centro, y crucé delineadas calles adoquinadas que me condujeron al antiguo barrio de San Román.

Una población llena de costumbres y tradiciones. Foto: Arian Zwegers

Aquí, año con año, es palpable la alegría mostrada por la gente que disfruta de los juegos mecánicos y que se sienta plácidamente a jugar la tradicional lotería campechana.

Por su parte, los feligreses hacen enormes filas a las afueras de la iglesia para entrar a venerar a su Señor de San Román.

La tradición dicta que semanas antes de que se inaugure la feria, la escultura se debe bajar a la parte central de la iglesia para ser permanecer acostada por este lapso de tiempo.

¡Los juegos de mesa también son parte de la celebración!. Foto Archivo.

Una imagen impresionante

Cuando los creyentes tienen la oportunidad de acercarse a la imagen del Cristo, besan sus pies, lo contemplan, lo tocan cuidadosamente y pasan por todo su cuerpo una ramita de albahaca o azucena.

Una vez que entré al templo, quedé impresionada al ver tendida la esbelta figura del Cristo.

Sus más de 1.80 metros de alto son imponentes ante los ojos de cualquiera, tiene un color negro intenso que brilla a distancia, resultado del ébano (madera costosa y pesada) con el que está hecho.

Cristo negro. Foto: Matías Brëa

En medio del júbilo de los fieles, se recuerda la famosa leyenda del arribo del Cristo Negro a San Francisco de Campeche.

Según los relatos, en el año 1563, los indígenas del pueblo eligieron como santo patrono a San Román y le construyeron una pequeña parroquia.

Tiempo después, se dieron cuenta que hacía falta una cruz que le diera identidad a la iglesia; por este motivo le pidieron a un comerciante de nombre Juan Cano de Coca Gaitán que comprara la imagen en el puerto de Alvarado, Veracruz.

Feria del Cristo Negro en Campeche. Foto: Paseo Guatemala

El traslado del Cristo Negro a Campeche

El mercader compró la imagen y habló con los capitanes de diversos veleros para que lo ayudaran a trasladarlo.

Para su sorpresa, muchos se negaron y sólo un hombre catalán le tendió la mano y resguardó al Cristo en las bodegas de su embarcación, en su travesía, los azotó una fuerte tormenta que amenazaba con derribarlos.

Perdidos entre las olas y tempestad, el capitán del barco se dio por vencido al creer que naufragaría, pero horas más tarde levantó la mirada y claramente vio a un mulato desconocido que había tomado el control del timón.

Las leyendas del Cristo Negro formarán parte de tu visita. Foto: TURNO Por TURNO

Fue así como el 14 de septiembre de 1565 el navío llegó milagrosamente al puerto.

Todos los barcos se hundieron menos el que llevaba la imagen, que por cierto, hizo un tiempo récord de 24 horas de Veracruz a Campeche, aunque en aquel entonces se hacían más de dos días.

¡Un milagro ante la tempestad!. Foto: Parroquia de San Román

¡Que comience la fiesta!

Una vez que concluyen las semanas de adoración al santo, el 7 de septiembre se inaugura oficialmente la feria entre danzas, cantos y flores.

El día siguiente se lleva a cabo una emotiva procesión por mar, sin duda, el acto más espectacular de la celebración.

La iglesia, se engalana con estandartes rojos y oficia una misa a tempranas horas para dar pie a este recorrido ancestral que se realizó por primera vez hace 400 años.

La alegría de los campechanos inundará cada rincón de la fiesta. Foto: Cultura Campeche

Los san romaneros se concentran afuera de la iglesia con globos y confeti para esperar la gloriosa salida del Cristo Negro quien es cargado por un grupo de hombres.

Comienza la caminata por tierra y la gente sigue emocionada acompañando a la imagen hasta llegar al Muelle de Pescadores de San Román.

Cuando la cruz arriba al embarcadero, muchos fieles ya lo esperan en el malecón con lágrimas en los ojos, cánticos y gritos llenos de fervor, sin lugar a dudas es un momento muy emotivo.

Feria del Cristo Negro en Campeche. Foto: Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial

La procesión por el mar

Minutos después, suben la imagen del Cristo a dos lanchas unidas por tablas de madera y el padre de la iglesia asciende a la pequeña embarcación acompañado de las reinas de la feria y de autoridades del gobierno.

En el mar, se observan más de 80 embarcaciones que se emparejan con el catamarán del Cristo para comenzar la procesión.

El paseo es una verdadera experiencia, pues todas las lanchas navegan suavemente por el mar, mientras su Señor de San Román va al frente de sus creyentes.

Procesión en las aguas de Campeche. Foto: Cristo negro

Por mi parte, tuve el privilegio de subir a un catamarán y observar detenidamente la inmensidad del mar conjugada con la vibra espiritual de la gente.

El recorrido dura una hora y tiene como objetivo bendecir las aguas campechanas y hacer una breve recreación de la llegada del Cristo hace 448 años.

Los días subsecuentes, se llevan a cabo misas y peregrinaciones para finalmente concluir las celebraciones religiosas el 29 de septiembre.

Fiestas y celebraciones devotas son parte del mosaico cultural que Campeche guarda celosamente en un sincretismo religioso que persiste hasta nuestros días y son parte de la magia de México.

#NuncaDejesDeViajar.

Salir de la versión móvil